Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Rodríguez Jiménez escriba una noticia?

250º Aniversario de la Academia de Artillería

27/05/2014 15:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En numerosas ocasiones históricas es el desarrollo del arte de la guerra el motor que ha movido la ciencia y la tecnología, apoyado la industria y la modernización de las naciones. Un motor de desarrollo que después se ha adaptado a la sociedad, industria y ciencia civil de forma natural

Un ejemplo paradigmático de esto es la Academia de Artillería que fundada el 16 de mayo de 1764 es con 250 años el centro militar de enseñanza en activo más antiguo del mundo y que desde su fundación ha recogido los mayores adelantos científicos de cada época convirtiéndose en un punto de referencia de innovación científica y tecnológica, siendo el punto primigenio de la enseñanza universitaria técnica en España.

Los inicios

Cuando  el Rey Carlos III da la orden de que en el Alcázar de Segovia se forme el Real Colegio de Artillería, no existía en España, ni por ende Europa, ninguna institución que tratara del estudio de la artillería como una ciencia exacta que englobara disciplinas tan variadas como las matemáticas, la física, la química, la mineralogía, la balística o la ingeniería.

Los oficiales, cualquiera de las armas, provenían simplemente de la nobleza y sus graduaciones y responsabilidades eran por privilegio o por compra del rango, si después por su preparación personal demostraba ser un mando eficiente y capacitado o un simple incompetente era algo que dependía de sus estudio y educación propia no por haber recibido unos estudios específicos que lo formasen como oficial.

Para tener un ejército capacitado era preciso corregir ese despropósito creando un centro académico que enseñara el arte de la guerra en su vertiente académica centrada en el arma de artillería.

Ahora bien lo cierto es que la España de la época carecía de científicos de tal nombre dado que salvo la medicina en las universidades de la época todos las disciplinas que se enseñaban eran de humanidades y ninguna de ciencias exactas o de ingeniería.

El juego de alianzas de la época, los "pactos de familia" entre las monarquías española y francesa, vino a solucionar la situación con el aporte por parte de Francia de un plantel de científicos de primera calidad que formarían la primera plantilla de profesores que se encargaría de formar a las promociones siguientes.

El más destacado de estos profesores llegados desde el otro lado de los pirineos fue indudablemente Louis Proust el cual descubriría en el laboratorio del nuevo colegio la "Ley de las proporciones definidas", esto es que cuando se combinan dos o más compuestos para dar lugar a un tercero sus masas permanecerán constantes o lo que es lo mismo si se juntan sendos 10 gramos de azufre, salitre y azufre se formarán 30 gramos de pólvora, las masas no se alterarán.

Es una ley que se cumple en los compuestos químicos salvo en aquellos conocidos como los bertólidos o en las mezclas y aleaciones que si alteran las masas y que se rigen por la "Ley de las proporciones múltiples" descubierta por el británico Jhon Dalton en 1808.

Ahora bien, no fue esta ley la única aportación de Proust a la academia pues en 1792 realizó con los cadetes del colegio la primera ascensión de la historia en globo con fines militares.

Los beneficios

Este aporte académico convirtió el colegio en un centro de excelencia a escala mundial en ese tiempo, así otro profesor Tomás Morla redactó un Tratado de Artillería que fue adoptado aparte de por España por los ejército de Francia, Holanda y Alemania. Se creo el primer laboratorio del mundo de química aplicado a la artillería y la metalurgia y que entonces fue considerado el más avanzado de su época.

Hasta su creación en 1764 ninguna universidad española trataba carreras tecnicas ni de ingenieria, solo se enseñaban disciplinas de humanidades

Así las diferentes promociones que salían del colegio no eran solo oficiales de artillería bien formados e instruidos sino verdaderos químicos e ingenieros con lo que incidentalmente el Colegio de Artillería  se convertía en la primera universidad de ingeniería de España y el origen de las actuales universidades politécnicas.

Esto se tradujo en réditos incalculables para la sociedad civil pues en 1850 el artillero Francisco Elorza y Aguirre creo la Escuela de Formación Profesional Obrera, el antecedente de la actual Formación Profesional, FP.

O el oficial artillero Francisco de Luxán que fundó el Real Instituto Industrial que seria la primera de las actuales Escuelas de Ingeniería.

Para 1862 la biblioteca del colegio era la más extensa de Europa, 60.000 volúmenes, tenia la mayor colección de minerales y fósiles de la época y las fabricas de armas levantadas por los alumnos formados en él eran de las más avanzadas de su tiempo.

Con todo ese mismo año la institución vivió su crisis más grave cuando un terrible incendio arrasó el Alcázar de Segovia, muchos manuscritos y materiales valiosos se perdieron entre las llamas, el siniestro forzó a trasladar la institución al cercano Convento de San Francisco, sito bajo el acueducto, y de hecho es el lugar donde la Academia de Artillería permanece hoy día.

Este hermanamiento de Segovia con la academia se mantiene hoy día con continuas cooperaciones entre el ayuntamiento y diputación con aquella  y un trabajo cotidiano conjunto entre la Universidad de Segovia con la Academia de Artillería creando una verdadera simbiosis de trabajo entre ambas instituciones de enseñanza.

Actualmente la Academia de Artillería es un referente de últimas tecnologías, como ejemplo dispone del primer Simulador Informático de Artillería de Campaña que permite recrear operaciones artilleras virtuales en cualquier lugar del planeta y es considerado el más avanzado de su clase en el mercado mundial y es pionera de la adaptación del Plan Bolonia de la UE a la enseñanza militar.

Con este currículo no es de extrañar que el orgullo de los artilleros fuera patente en la celebración oficial de su 250º aniversario.

Celebrando el aniversario

Los jardines del Alcázar de Segovia fueron la elección obvia para la celebración de este aniversario que fue presidido por S.M. el Rey todavía afectado por las dolencias que le limitan y que son de dominio público, acompañado entre otras autoridades por el ministro de Defensa, el JEME y el Presidente de la CCAA de Castilla León.

De la ceremonia se destacarían dos momentos principales. El primero, el brillante discurso conmemorativo pronunciado por el coronel jefe de estudios en que se rememoró la lección inaugural que dio el padre jesuita Antonio Eximeno y Pujades en 1764 en la que ya se auguraba el valor del estudio, la investigación y la ciencia en el arte de la guerra siendo estos unos factores tan importantes como la experiencia bélica y la veterania en el uso de las armas para obtener el triunfo en la batalla. Y que precisamente el estudio y la ciencia son los que han creado los más brillantes y exitosos jefes militares desde Anibal a Alejandro Magno, Cesar o Napoleón mientras que un bruto ignorante "que desprecia el estudio" está condenado a la derrota por muy bragado, arrogante y cortacabezas que sea, por ello: "Un general debe ser un gran matemático, historiador, político, filosofo y al final un héroe".

El segundo gran momento fue indudablemente el homenaje a los caídos frente al monumento a los héroes Daoiz y Velarde, los cuales desde su gesta del 2 de mayo defendiendo el madrileño Parque de Monteleón frente al francés se han convertido en dos leyendas del arma, manteniéndose su nombre en las listas de revista a mas de 200 años de su muerte.

Un desfile de los alumnos cadetes cerró el acto. Un brillante colofón para la celebración de 250 años de la Academia de Artillería, rememorando la historia de la misma se puede aseverar que tiene motivos sobrados para celebrarlo.

La Academia de Artillería es el punto primigenio de la enseñanza tecnica universitaria en España

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Rodríguez Jiménez (138 noticias)
Visitas:
5141
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.