Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

¿ A Quién protege Castillo?

18/12/2014 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAgencias

¿ A Quién protege Castillo? Esta pregunta no puede tener respuesta, sin antes responder a otra: ¿Quién armó y quién arma a los autodefensas?

Cuando hacemos la pregunta: ¿Quién armó y quién arma a los autodefensas? nos referimos a las dos connotaciones que tiene el verbo armar. Armar como la acción de construir espacios de poder, y armar como la acción de dotar de armas.

Alguien desde el poder institucional construyó espacios de poder y armó a los grupos de autodefensa que, en pocos días, con armas de alto poder y con una gran logística, lograron tomar y controlar al menos 22 municipios de Michoacán.

Quizá no sea ajeno a la emergencia de este experimento en el 2013 el ex director general de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo, entonces asesor personal en seguridad del presidente Enrique Peña Nieto y hoy Comisionado para la Paz en las negociaciones entre Colombia y las FARC.

En enero del 2014, Estanislao Beltrán, entonces vocero de las autodefensas michoacanas, en la entrevista que le concedió a la periodista Carmen Aristegui hizo algunas revelaciones que involucran muy seriamente a la Policía Federal que comandaba Manuel Mondragón y Kalb en los acontecimientos de Michoacán.

Y es que Beltrán le confesó a la periodista que la Policía Federal les había ayudado en las acciones paramilitares que han venido desarrollando los efectivos de los grupos de autodefensas.

"La verdad si nos apoyaron... La Policía Federal nos ha apoyado... Les pedimos que nos apoyen tapando un puente por ejemplo", dijo Beltrán.

Si a eso se añade el hecho de que el ex-líder de las autodefensas, actualmente en prisión, , José Manuel Mireles, tuvo, en un inicio, la protección de la Policía Federal, a pesar de los exhortos que hizo para que los guardias comunitarios no depusieran las armas.

Hoy este líder comunitario, José Manuel Mireles, se encuentra en una prisión de máxima seguridad por posesión de armas y aunque el Congreso ha avanzado en la creación de una ley de amnistía para las autodefensas, su votación deberá esperar hasta el próximo febrero por falta de un acuerdo entre partidos.

Cabría, entonces preguntarse:

  • ¿Por qué razón la Policía Federal apoyó a los grupos y personas que no solo portaron, y sino también utilizan armas del uso exclusivo del Ejército, en operaciones militares para tomar poblaciones?
  • ¿Por qué razón la Policía Federal dio, en ese período, una especialísima protección a Mireles, que no da a ningún otro mexicano "accidentado", que exhorta públicamente a sus correligionarios a no deponer las armas como ayer les exigió el gobierno?
  • ¿Por qué razón el entonces jefe de la Policía Federal, Manuel Mondragón, no salió a decir algo, cuando sería gravísimo que una corporación policiaca del gobierno apoyara a cualquier grupo armado?
  • ¿Por qué razón el hoy todopoderoso comisionado Alfredo Castillo Cervantes, el hombre enviado por el presidente para apaciguar la zona y aplastar al narco usa el "Que nadie dude de que haremos valer la ley" para aplastar algunos grupos y dejar el terreno libre a otros?

Al momento de la detención del Dr. Mireles, para justificar el apresamiento, el comisionado Castillo, que durante meses hizo la vista gorda ante el hecho de miles de personas portasen armas ilegales en su lucha contra el cartel, enfatizó que "las condiciones en Michoacán habían cambiado" y que Mireles había roto los acuerdos de pacificación. Citó como ejemplo de los progresos logrados que se había sustituido a la práctica totalidad de la policía municipal de Tierra Caliente por su conexión con Los Templarios, y que la nueva guardia rural ya contaba con casi 900 efectivos, con un sueldo de 8.000 pesos al mes, el triple que los anteriores agentes. "No podemos permitir que personas por la libre confronten flagrantemente al Estado", remachó

Sin embargo, tal como lo evidencia la investigación del documentalista Mario Mandujano, publicada en AN, desde mayo 'El Americano' recibió dinero, uniforme y armamento por parte de Alfredo Castillo, que ha aparentemente protegido a este grupo y lo ha dejado libre (Ver video en el enlace http://aristeguinoticias.com/1712/mexico/el-americano-recibio-dinero-uniforme-y-armamento-por-parte-de-alfredo-castillo-documentalista/)

Hoy, después del enfrentamiento de La Ruana entre El Americano y Hipólito Mora, se desprende de las declaraciones del primero a El Universal, que existe un posible "posicionamiento " que divide a la P.F. y la Gendarmería, y que a través de dos grupos rivales locales protagonizan una lucha interna entre agencias que transciende a Michoacán y que tiene su centro en el enfrentamiento entre rivales al interior del Gabinete de Peña Nieto, ya con vistas a las elecciones intermedias y posicionamiento de sus piezas en el tablero de ajedrez de la sucesión presidencial..

Aunque la versión de cada quién difiere, ambos dispararon con armas entregadas en mayo por la Secretaría de Seguridad Pública. Ambos, legitimados oficialmente para combatir al cartel de los Caballeros Templarios y proteger su municipio como miembros de la Fuerza Rural, un colectivo creado para legalizar a los civiles que tomaron las armas contra el narcotráfico.

Ante las acusaciones de Hipólito Mora- acusaciones que la opinión pública en este momento tiene por ciertas- acerca de que protege a Luis Antonio Torres "El Americano", quien también es señalado de ser de "los perdonados" al haberse integrado a la Fuerza Rural previo formar parte del crimen organizado, el Comisionado Alfredo Castillo aseguró que quien tenga elementos que aportar, se van a desahogar y se actuará sobre cualquier persona.

"No es de proteger a una persona. En una reunión se acordó que no habrían movilizaciones por parte de autodefensas, y prueba de ello es que si ayer hubiera existido una movilización a lo mejor este encono personal que existe entre dos liderazgos, lo que hubiera pasado es la llegada de gente de Apatzingán, Aguililla, Coalcomán, Tepalcatepec, y esto hubiera tenido un desenlace todavía peor", dijo.

Sin embargo, es de enfatizar el hecho de que el responsable por el cuerpo de gendarmería ha sido llamado a declarar, lo que puede ser interpretado como una tentativa de minar su acción, y aceptación en la comunidad, por parte de Castillo, quién aparentemente, de nuevo respalda la "versión" de los hechos de Simón El Americano .

Por otro lado, la imagen de La Ruana este jueves 18 de diciembre no se compara con la de hace 9 meses en las que la Policía federal y el Ejército llegó quitar las armas a la gente de Hipólito Mora tras ser detenido por diversas denuncias que había en su contra.

Hoy, la entrada a la que también se conoce como la tenencia de Felipe Carrillo Puerto está custodiada y bloqueada por elementos del Ejército mexicano, que afirman que no se puede pasar a la comunidad debido a que se podrían obstruir las investigaciones y por tanto alterar la escena de los hechos. " Y es que a diferencia de hace nueve meses, El Americano decidió en esta ocasión no salir de La Ruana, él y sus hombre conformaron una base en la plaza central de dicho poblado y desde ahí mantienen contacto con los elementos de la Procuraduría de Justicia que llegaron al lugar." ( Ver Animal Político http://www.animalpolitico.com/2014/12/la-ruana-entre-el-temor-por-mas-ataques-y-las-acusaciones-contra-la-gendarmeria/)

La orden de Simón a su gente fue la no abandonar la comunidad y efectuar rondines por las calles. Situación que provocó mayor tensión en la zona, pues es justo en el lugar donde se estableció Simón que viven Hipólito Mora y sus hombres. Esto, a pesar de que el comisionado por la seguridad en Michoacàn, Alfredo Castillo, había prohibido esos rondines.

No es un acaso, también, que un nuevo video, publicado este jueves en las redes sociales, confirmaría que la Policía Federal se enfrentó a elementos de la Gendarmería, el pasado martes en La Ruana, Michoacán, como habitantes del lugar señalaban.

Y es que de acuerdo con las una de las versiones de los habitantes del lugar, los elementos de la Gendarmería habrían ayudado a Hipólito Mora Chávez, mientras que el grupo de choque de la Policía Federal respaldó a Luis Antonio Torres "El Americano".

"Es de gendarmería o de nosotros, no veo wey", dice uno de los uniformados que se encuentra tirado en el suelo

"Hay que estar listos acá atrás wey, hay que estar listos acá atrás wey, esos van a entrar por acá atrás", responde otro.

"Te dije que nos moviéramos, ese... Díaz nomás se fue, nos dejó aquí embarcados", reitera el primero, para después preguntar si alguien tiene "mantra" para solicitar apoyo.

En medio de los disparos, continúa la charla entre dos presuntos policías federales hasta que finalmente uno de ellos dice: "no te digo que si nos quedamos con los gendarmes esos nos van a volar".

(ver video en el enlace https://www.youtube.com/watch?v=GouceWFt5kc)

Ahora bien ela estrategia de minar a la gendarmería se fue materializando desde su propuesta inicial hasta el momento de publicación de las últimas decisiones en Agosto.

Poco después de anunciar la creación de este nuevo cuerpo policial, el gobierno mexicano dejo de proporcionar información, favoreciendo la confusión y las críticas sobre la falta de transparencia, ya que las únicas noticias disponibles eras declaraciones dispersas de diferentes funcionarios.

De acuerdo a estás y a las pocas noticias proporcionadas por el gobierno, los datos iniciales no eran muy esperanzadores, pues revelaban precipitación, poca planificación y ciertos rasgos de militarización. La idea era presentar esta nueva fuerza en septiembre de 2013, con 5.000 miembros, aunque inicialmente se habló de 40.000 y después de 10.000, y cubrir las nuevas plazas con integrantes del ejército. Esta información inicial no hacía más que dudar del proyecto y su éxito por varios motivos. Primero porque la designación nominal no crea por sí misma un nuevo cuerpo policial. Este proceso puede llevar una década y exige una generación entera de oficiales para asegurar la interiorización de la doctrina y los valores. De modo que las previsiones temporales del gobierno permitían más que dudar de la solidez y la profesionalidad de la nueva gendarmería como cuerpo policial. Y segundo, que el contingente inicial estuviera integrado por antiguos militares podría implicar la militarización de la nueva fuerza. En otras palabras, quedaría vacía de contenido y se encontraría bastante lejos de ser una fuerza policial de naturaleza militar, además de profesional y eficiente.

Con las últimas decisiones, publicadas en agosto, se han introducido importantes modificaciones.

La Gendarmería quedó finalmente reducida a una unidad de la Policía Federal, abandonando así la intención de crear un cuerpo de seguridad autónomo y estará integrada por personal civil y sin estatuto militar. No obstante el comisionado nacional de Seguridad de la secretaría de Gobernación, Manuel Mondragón y Kalb, ha afirmado que los futuros gendarmes recibirán formación castrense y disciplina militar. Por último, la presentación de la gendarmería ha sido retrasada a julio de 2014. Los motivos que explican este considerable giro son varios y proceden probablemente de la influencia y presión ejercidas por diferentes actores, que en mayor o menor medida ha pretendido la "desmilitarización" de esta nueva fuerza. En este sentido las peticiones de asociaciones y expertos, la presión de la Policía Federal y los propios intereses del gobierno se han sumado para diseñar esta última versión.

Ahora, parece que el impase michoacano es utilizado para atacar esta corporación y en este ataque, Castillo es una pieza importante. Las gendarmerías para ser eficientes deben estar insertadas en un sistema de seguridad y justicia sólida y eficaz, de lo contrario, toda iniciativa respecto a la creación de este tipo de policía, o de cualquier otra, se sumaría como un fracaso más.

Este objetivo exige una reforma integral del sistema de seguridad y justicia, aplicar políticas de prevención, donde la cooperación interinstitucional sea básica para asegurar la coordinación de las fuerzas de seguridad con el sistema de justicia, que a su vez ha de tener la suficiente independencia, capacidad y medios para poder llevar a cabo su labor. Ahora bien, no es un acaso que de nuevo se encuentra frenado el proceso de implementación del nuevo sistema penal acusatorio (juicios orales) en Michoacán.

La seguridad se resuelve creando instituciones sólidas. De hecho, la deficiencia institucional y la debilidad estatal es la que explica la particular incidencia del crimen organizado en México, en particular en Michoacán. No es suficiente con crear nuevos cuerpos de policía si no están respaldados por sistema estatal sólido, sin fisuras ante la corrupción, instrumento imprescindible de este tipo de criminalidad para progresar y extenderse en cualquier sociedad.

Ahora bien, la función sistemática de Castillo ha sido la de minar las instituciones, la de operar al límite de la constitucionalidad y la de operar sin transparencia.

Luego la pregunta : ¿ A Quién protege Castillo? De la respuesta esta pregunta depende la salida del impase michoacano.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
285
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.