Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero escriba una noticia?

Accidente nuclear en Japón recuerda pésima situación en Central de Laguna Verde

14/03/2011 15:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Accidente nuclear en Japón recuerda pésima situación en Central de Laguna Verde por Staff bionero Última modificación Mar 14, 2011 11:53 AM — archivado en:

El científico mexicano Bernardo Salas, integrante del Laboratorio de Análisis Radiológicos de Muestras Ambientales de la UNAM, recordó que en 2006, el reactor No. 2 de la Central Nuclear de Laguna Verde, Veracruz, estuvo a la deriva y sin poder siquiera ser apagado, debido al pésimo mantenimiento que se le proporciona.

En una carta enviada a bionero.org, Salas expone que el terremoto y posterior tsunami que ocasionó la emergencia nuclear en Japón, debe ser tomado en cuenta en México como una señal de alerta de la vulnerabilidad de las instalaciones nucleares en el país, específicamente de la Central Nuclear de Laguna Verde.

A continuación reproducimos la carta:

El Terremoto y tsunami ocasionaron graves problemas al rector No.1 de la Central Nuclear de Fukushima, el cual, comparado con el accidente de Chernobyl que tuvo categoría 7, en la Escala Internacional para Incidentes Nucleares (INES, por sus siglas en inglés), y comparado con el accidente de La Isla de Tres Millas en los Estados Unidos de América que tuvo una categoría de 5, el de Fukushima tuvo una categoría de 4, de acuerdo al Organismo Internacional de Energía Atómica, así, este accidente queda definido como un "accidente con consecuencias locales" y apunta a la emisión menor de radiactividad en el medio ambiente, una medida que haría necesario, por ejemplo, el control local de alimentos.

¿Que ocurrió?

  • Al ocurrir el terremoto, se produjo el paro automático del reactor.
  • El suministro externo de energía que es necesario para mantener enfriado el reactor ya apagado, se suspendió por los daños causados por el tsunami.
  • Los generadores diesel, empezaron a suministrar la energía necesaria para mantener el enfriamiento.
  • Luego de una hora, los generadores diesel, empezaron a fallar, pues el suministro de combustible fue dañado por el tsunami.
  • Un condensador aislado se usó para remover el calor.
  • Se experimentó perdida de refrigerante en el reactor.
  • Las bombas del Sistema de Enfriamiento del Núcleo del reactor Aislado (RCIC), se usaron para suministrar el refrigerante, pero solo trabajaron hasta que las baterías se agotaron.
  • Se quedaron totalmente sin suministro de energía.
  • Al faltar agua, empezó la degradación del núcleo y debido a la consecuente oxidación del zirconio que encapsula al combustible nuclear (Uranio), se generó hidrógeno, que mas tarde ocasionó una explosión en el contenedor secundario, sin dañar la vasija del reactor, que es donde se localiza el combustible nuclear.
  • Se inyectó agua de mar y la radiactividad empezó a disminuir.
  • No tengo claro si se uso el "Sistema de Veneno Líquido", que consiste en la inyección de boro al núcleo del reactor, pues el boro es capaz de absorber los neutrones que activan la fisión nuclear.

Lo anterior, se traduciría en la correcta interpretación del Slogan de la Industria Nuclear que dice: "Primero Seguridad, Después Productividad" y al parecer este reactor, no podrá ser usado, pues su reparación es tan costosa como volver a construir uno nuevo.

¿Puede pasar esto en la Central Nuclear de Laguna Verde (CNLV), en México?

En lo, personal, quiero manifestar mi reconocimiento a los operadores y funcionarios japoneses, quienes al enfrentarse a esta doble tragedia (Terremoto y Tsunami), para la cual no estaba diseñado este reactor, tomaron la mas acertada decisión para mitigar los estragos que pudieron ser mayores.

En la CNLV, sin terremoto ni tsunami, ni mucho menos que se le parezca, el 8 de marzo de 2006, el reactor No. 2, estuvo a la deriva, sin poder siquiera ser apagado, debido al pésimo mantenimiento que se le proporciona, ya que la consola de control, dejó de operar, por falla en el suministro de energía eléctrica. Esta situación pudo ocasionar que se produjera un accidente de categoría 5 como la ocurrida en la Isla de Tres Millas.

En mi opinión, el reactor No. 1 de Fukujima que sufrió este siniestro, operó correctamente, de acuerdo al diseño de su fabricación y fue la suma de 2 eventos graves (Terremoto y Tsunami), lo que ocasionó su perdida.

Actualmente, en México, existe una campaña para silenciar mi voz, la cual molesta a las autoridades de la Central Nuclear de Laguna Verde, a la que se han sumado autoridades de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ya que ciertas profesoras se han empeñado en desmantelar el "Laboratorio de Análisis Radiológicos de Muestras Ambientales", donde yo trabajo.

Estas profesoras son: Rosaura Ruiz Gutiérrez, María Luisa Marquina Fabrega, Andrea Luisa Aburto Espina y Alicia Zarzosa Pérez.

Actualmente enfrento solo en mi trinchera esta acometida de mis detractores.

-Bernando Salas


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero (370 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
739
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.