Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

Acoso en la selva - el secuestro de Julia Carabias

11/05/2014 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Por qué contra nosotros y particularmente contra mí? Natura y Ecosistemas Mexicanos (conocida como Natura Mexicana) es una asociación civil sin fines de lucro. Trabaja, desde 2005 (y su director, Javier de la Maza, desde 1979), en la conservación de las selvas de la región, sitio de mayor biodiversidad de nuestro país. Conjuntamente con la Conanp, contribuye a consolidar las áreas naturales protegidas, establecidas por decreto presidencial (entre ellas Montes Azules). Asimismo, promueve procesos hacia el desarrollo sustentable en las comunidades que colindan con las reservas o que están dentro de ellas legalmente establecidas.

Los estudios que realiza Natura Mexicana sobre el estado de salud de la fauna, de los arroyos y ríos, la restauración ambiental y la recuperación de especies en peligro de extinción, constituyen nuevas contribuciones para la ciencia y dan las pautas para las acciones de conservación. En esas estratégicas tareas participan la UNAM y las Universidades Autónoma de Nuevo León y Juárez Autónoma de Tabasco, la Conabio y el Zoológico de Tuxtla.

Con las comunidades colindantes dueñas de selvas y con la etnia lacandona (poseedora de la mayoría de la tierra de Montes Azules) Natura Mexicana fomenta proyectos productivos que permiten, a dichas comunidades, obtener ingresos y empleos -tan indispensables en zonas marginadas-, a través del manejo sustentable de su selva. Además, realiza los estudios para que obtengan el pago por servicios ambientales que otorga la Conafor; apoya la elaboración de ordenamientos comunitarios territoriales de los que se derivan nuevos reglamentos internos sobre cacería, control de fuego, restauración de riberas, pesca, entre otros, y lleva a cabo una intensa actividad de educación ambiental. Los resultados han sido muy positivos: la deforestación disminuyó, el ingreso de más de 850 familias se ha incrementado y quienes participan en los proyectos incluso lo duplicaron. Estas tareas se realizan con el aporte de distintas fundaciones.

Yo, como profesora de la UNAM y miembro del consejo de esta asociación, contribuyo en estas tareas, las que he realizado con más de una centena de estudiantes y con los técnicos de Natura Mexicana quienes conforman un gran equipo. Así pues, lejos de dedicarnos a lucrar, como algunos difamadores afirman, nuestras labores son exclusivamente académicas y sociales.

No obstante, lo sabemos, nuestra actividad afecta intereses. Nos oponemos al saqueo de la flora y la fauna y a las invasiones de las áreas naturales protegidas que el Estado mexicano decidió preservar porque conservan el patrimonio de todos los mexicanos. Por eso, los que promueven las invasiones y lucran con ellas se han visto afectados por nuestro trabajo.

Más sobre

Quienes nos quieren fuera de la región no se han cansado de calumniarnos. Han dicho y pregonado que somos dueños de aserraderos y hoteles y traficantes de mariposas y guacamayas, al extremo de adjudicarnos un proyecto aberrante que la Secretaría de Turismo trató de realizar el sexenio pasado, al cual nos opusimos con energía y que afortunadamente al final se canceló. Ese proyecto se llamaba Natura Miramar, nombre que inducía a confusiones y mucho nos perjudicó. Nunca lo aclaramos, no lo creíamos necesario, y quizá eso fue un error. A algunos de los que inventan esas mentiras los conocemos y, en su momento, no actuamos legalmente contra ellos; otro error. Otros, los encapuchados que me retuvieron, acusándome de las mismas falsedades, se hicieron pasar al principio como miembros del EZLN, organización que nada tuvo que ver con este condenable suceso.

Un hecho ineludible es que la miseria y las desigualdades en la región han marginado del bienestar a decenas de miles de jóvenes que no tienen acceso a la tierra, ni a empleos dignos. Su único horizonte es la desesperanza y son carne de cañón de quienes persiguen intereses ilegales.

Natura Mexicana actúa a la luz pública. Nuestros proyectos son conocidos. Seguramente hemos perjudicado a quienes violan la ley en la región y por ello atentaron contra mi persona. No minusvaloro la gravedad de lo sucedido. Pero seguiremos trabajando e impulsando nuestra tarea. Los gobiernos deben hacer su parte, lo que incluye una política social capaz de ofrecer algún horizonte a quienes hoy carecen de él.

Vía Reforma


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
77
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.