Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

¡Yo acuso! La vida no vale nada... en el IMSS

11/08/2011 01:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La señora Celia Cañedo Lerma, originaria de Mazatlán, Sinaloa, con 73 años de edad, es una de las millones de trabajadoras que ha aportado la mayor parte de su vida; adolescencia, juventud, adultez y madurez, (toda una vida), su sudor y su sangre, y muchos miles de pesos para mantener la ineficiente burocracia y los pésimos servicios médicos que vende, porque no los presta, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Doña Celia trabajó desde los 14 años de edad en diferentes cooperativas camaroneras del puerto y hace dos años se retiró con la consabida raquítica pensión de jubilado.

No es un secreto las mafias existentes entre médicos, farmacéuticas y laboratorios para sostener un sistema y una industria que opera bajo las reglas del mercado y del consumo, con medicamentos que sólo atacan la sintomatología pero no la raíz de las enfermedades.

En julio del año pasado, la señora Cañedo Lerma, viuda (su esposo falleció precisamente en el IMSS de Mazatlán, en donde le recetaron alrededor de 8 medicamentos diferente diarios para atender una diabetes y problema circulatorios en las piernas), empezó con un dolor leve en la espalda por lo que acudió a la clínica mencionada en el puerto de Mazatlán, en donde le recetaron calmantes y pastillas para el dolor, ya que según los médicos, familiar y de urgencias, era dolor muscular causado por estrés.

Más sobre

Pasaron los meses y el dolor de doña Celia era cada vez más intenso. Pastillas e inyecciones cada vez que iba al médico familiar o a urgencias era lo que le suministraban.

Hace un mes en una clínica particular del puerto después de una biopsia le detectaron "Tumor de pared de tórax izquierdo", cáncer de pulmón. Después de la biopsia las células enfermas reaccionaron, el tumor se extendió y el dolor ya es insoportable.

A pesar de que las indicaciones de algunos médicos particulares de que las radiaciones eran ya urgentes, es hora de que la burocracia del IMSS no actúa en consecuencia.

Este viernes le harán otros estudios más para posteriormente aplicar las radiaciones en un hospital particular en Culiacán.

Los médicos alópatas que la han visto la tienen en desahucio, pero aún así hay un hálito de esperanza, de tratarse con tratamiento alternativo.

Esperanza también en un futuro, en el que otras trabajadoras, mujeres, madres, hijas, abuelas, que como doña Celia, han dejado su vida produciendo para Sinaloa, para el país, puedan evitar ser víctimas de la negligencia médica en los servicios que proporciona el IMSS y puedan vivir los últimos años de sus vidas dignamente, como dignamente trabajaron durante muchos años, para sostener no sólo a sus familias, sino también a una institución indigna de los trabajadores de México.

Gilberto Vega Zayas


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2843 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
303
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.