Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Distrito Federal escriba una noticia?

Se adaptan capitalinos al calor que anuncia la primavera

05/03/2011 06:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Atanizado por unos y elogiado por otros, el calor en que viven los habitantes de la ciudad de México ha traído consigo adaptaciones en sus estilos de vida: los abrigos y suéteres que se usaban hace apenas unas semanas dieron paso a la ropa ligera. “Yo estoy a gusto”, dice Adolfo Hernández Plascencia, un pequeñín de apenas cuatro años que disfruta de los paseos en los autos eléctricos en la Alameda del Sur. Su padre, Roberto Hernández Morales, en cambio, no disimula una mueca de molestia: “No paro de sudar. No encuentro dónde guarecerme. Prefiero mil veces el frío”. El gusto se rompe en géneros. Lo cierto es que el anuncio de la cercanía de la primavera ha obligado a los citadinos a guardar las colchas extras de la cama, los guantes, gorros, bufandas y demás implementos invernales para sacar los shorts, las playeras, las camisas cortas, las minifaldas e incluso los trajes de baño. En la calle Lerma de la colonia Vergel Tlalpan, Nurit, Ernestina y Luisa Pérez inflaron su alberca y la colocaron en el patio de su casa. Vestían coloridos trajes de baño. Su mamá, Carmen Solares, les preparó limonada y palomitas. “Ellas quieren divertirse. No hay mucha oportunidad de sacar esta alberca en el año porque o hay frío o llueve. Entonces que la aprovechen”, subrayó. En la calle Doctor Atl, de la colonia Belisario Domínguez, también al sur de la ciudad, Edna Villanueva afirmó: “salí a darle una barridita a la banqueta. Pero yo no salgo de mi casa, que está fresca, sino hasta después de las seis de la tarde, cuando se esconde un poco el sol. Entonces me voy a dar una vuelta, porque no aguanto tanto calor”. También en esa colonia, pero en la calle Calzada de Guadalupe, dos dependientas de un negocio de planchado se quejaban: “traemos un gripón desde hace días. Salimos a eso de las siete de la tarde y aunque tratamos de ‘enfriarnos’ un poco lo cierto es que salimos calientes y como en la tarde pega el aire estamos enfermas”. Una clienta, Luisa Fernanda Alcantar, se ríe de sus comentarios: “nunca estamos a gusto. Si hace frío nos quejamos. Si llueve también. Nunca nos dan gusto. Hay que disfrutar la vida y dejar de poner tantos peros ¿no?” En las afueras de la iglesia ubicada en las cercanías a esa zona un puesto de nieves tradicionales hacría su agosto. La clientela se aglutina en busca de una nieve de limón, beso de ángel, mango con chile u otros. “La pasamos mal recientemente, nadie nos compraba porque hacía frío. Ahora estamos justo en el mejor momento del negocio y nos compensamos de las malas épocas”, indicó Justino Fernández Casas, dueño del local. Maricarmen Reyes, ama de casa, dijo al salir de la iglesia que en esta temporada del calor, más allá de si se prefiere a la del frío, es preciso cuidar que los alimentos estén en buen estado. “Hay que estar pendientes, porque la comida se echa a perder más rápido. Es por la salud de nuestra familia. “En épocas de calor nos conviene cuidar aún más la higiene, además de tomar muchos más líquidos”, puntualizó.


Sobre esta noticia

Autor:
Distrito Federal (6654 noticias)
Visitas:
123
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.