Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Adquieren niños clandestinamente productos poco alimenticios

13/01/2011 13:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Durango se han hecho los esfuerzos por retirar la comida chatarra en las escuelas, pero los niños se resisten a dejar de comerla y clandestinamente compran sus frituras a pesar del daño que esto les genera. Y en Xalapa, Veracruz, a pocos días de entrar la norma que obliga a las escuelas de educación básica a restringir la venta de comida “chatarra” en su interior, en el exterior de las mismas distintos puestos de comida de este tipo continúan en su venta cotidiana. En Nuevo Laredo, Tamaulipas, como parte del programa de combate a la obesidad en las escuelas, el Departamento Regional de Educación recibió los manuales de preparación de alimentos y bebidas para ser elaborados en las cooperativas de los planteles educativos. En Durango, Bety, una pequeña de nueve años, sabe que esta comida le hace daño porque se lo ha dicho su maestra y sus mamá, pero a pesar de ello no puede dejar de comer frituras de queso con salsa roja. Se constató que los estanquillos y tiendas de abarrotes estos productos se venden clandestinamente, y los escolares van y los compran. Por ley desde hace más de dos años en el estado, se estipuló la eliminación gradual de la comida “chatarra”, mediante una iniciativa que presentaron en su momento por lo que el DIF Estatal, en coordinación con las secretarías de Educación y de Salud. En las escuelas existen cooperativas que manejan los padres de familia, en donde los pequeños tuvieron que adaptarse a comer alimentos preparados con harinas integrales, así como eliminar las frituras que no tengan ningún valor nutrimental, y sustituir el refresco por agua de sabor. Jaime Raúl García Aquino, director de la Escuela No. 4 de Durango, comentó que al principio fue difícil que los pequeños dejaran de comprar refresco pero al no tener otra opción ahora consumen agua. El secretario de Salud estatal, Alejandro Campa Avita, expuso que conforme a la nueva ley, advirtió que se pueden cerrar escuelas en caso de que no cumplan con las disposiciones federales. Jorge Herrera Delgado, secretario de Educación estatal, manifestó que se están haciendo los recorridos para verificar que las cooperativas estén funcionando y que se vendan productos sanos para los niños. En Xalapa, padres de familia, maestros y directivos escolares se pronunciaron a favor de la prohibición de comida poco sana. Sin embargo, consideraron que es insuficiente, ya que de nada sirve que en las escuelas exista esta prohibición, mientras que en las afueras continúa la oferta de productos que dañan la salud de los menores. José Ernesto Méndez Jiménez, director del centro escolar “Francisco Ferrer Guardia”, aseguró que en el plantel educativo a su cargo esta medida comenzó a implementarse desde el pasado ciclo escolar a iniciativa propia. Sin embargo, consideró que el problema corresponde más allá de prohibiciones y propuestas, a una cuestión cultural arraigada en la sociedad mexicana, misma que debe modificarse desde un ámbito que compete a diferentes instituciones de gobierno no sólo a las escuelas. Afuera de la escuela Francisco Ferrer Guardia, en entrevista con Notimex, padres de familia dijeron estar a favor de la medida, en tanto consideraron que esto de poco ayudará si la obligatoriedad o exhorto no llega a los vendedores ambulantes. La coordinación del Ayuntamiento de Xalapa ha implementado un programa de recorrido por los centros escolares, para exhortar a los comerciantes que se ubican afuera de los mismos a ofertar otro tipo de productos que no afecten la salud de los consumidores. Y en Nuevo Laredo, de acuerdo con Jaime Emilio Gutierrez Serrano, jefe del sector salud local, se recibieron un total de 345 manuales, para igual número de escuelas que serán repartidos entre los encargados de las cooperativas escolares. Indicó que a partir de esta semana se iniciará el reparto de los manuales, los cuales contienen instrucciones precisas sobre la elaboración de alimentos y bebidas nutritivas para los alumnos y las cuales habrán de evitarles aumento en la masa corporal. “Esto forma parte del programa que a nivel nacional se está implementando en las escuelas para combatir los altos índices de obesidad entre los alumnos”, comentó. Agregó que cada consejo de participación de las escuelas habrá de vigilar que se cumpla con lo establecido en dicho manual, que no tiene otro propósito más que el de otorgar una alimentación adecuada a los alumnos. En Nuevo Laredo, sólo 50% de los planteles educativos han sido certificados e inspeccionadas sus cooperativas, y se calcula que alrededor de 35% de la población estudiantil del nivel básico presenta sobrepeso y obesidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
223
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.