Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Advierten riesgo de cáncer de piel por fuentes de bronceado artificial

19/04/2011 06:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Expertos en dermatología advirtieron del peligro que representan las fuentes artificiales para broncear la piel para el desarrollo de cáncer en la piel, situación epidemiológica que registra aumentos anuales en todo el mundo. En un comunicado del Hospital Médica Sur, las doctoras Mariana Catalina de Anda y Anail Álvarez Reyes, dermatólogas de la Clínica de Imagen Corporal, informaron que el cáncer de piel es el más frecuente en el ser humano y ocupa el segundo lugar en frecuencia en México. “En la actualidad en todo el mundo hay un incremento en el número de casos nuevos cada año. Los rayos ultravioletas procedentes de las fuentes artificiales de luz, como las cabinas de bronceado y las lámparas solares, son tan peligrosos como la radiación solar, por lo cual también deben evitarse”, recomendaron las expertas. De acuerdo con estudios, la causa del cáncer de piel se debe a mutaciones en el material genético de las células (ADN) y éstas son provocadas por radiación ultravioleta, que procede sobre todo de la luz solar, que al acumularse en la piel con el paso de los años provoca daño irreversible en la estructura de las células. La radiación ultravioleta produce mutaciones en el material genético de las células de la piel; éstas se acumulan a lo largo de la vida y el daño es causado por la exposición solar desde la infancia hasta la edad adulta, por eso el cáncer de piel es más frecuente en adultos mayores que tienen el antecedente de haberse expuesto al sol. Entre las personas con más riesgo de desarrollar dicho mal están los marineros, los agricultores y las personas que por su profesión trabajan en áreas abiertas. Sin embargo, también los rayos ultravioletas procedentes de las fuentes artificiales de luz, como las cabinas de bronceado y las lámparas solares son tan peligrosos como la radiación solar por lo cual también deben evitarse, coincidieron las expertas. La doctora Mariana de Anda destacó que el cáncer de piel es el más frecuente en el ser humano, y a pesar de que en años anteriores se reportaba con mayor frecuencia en personas de piel blanca y en países como Australia y Estados Unidos ahora ocupa el segundo lugar en frecuencia en México. Gracias al Registro Nacional de Neoplasias en México, añadió, se sabe que el cáncer de piel ocupa, en frecuencia, el primer lugar en hombres y el tercero en mujeres; en 1999 se registraron 90 mil casos de cáncer, y de éstos 13 mil 600 fueron en la piel, lo que representa 15 por ciento del total de casos de cáncer en el país. A su vez, Anail Álvarez expuso que en el país no existe un registro confiable de esa enfermedad, ya que en la mayoría de los casos no se identifica de manera adecuada y cuando llegan los pacientes a los centros especializados las lesiones son muy avanzadas y en algunos casos mutilantes. Destacó que a nivel mundial existe un incremento en el número de casos nuevos cada año, y se dividen en dos grupos: el melanoma y el no melanoma; y de éstos hay algunos subtipos más. El cáncer no melanoma es difícil que cause la muerte, pero llega a causar lesiones mutilantes si progresa demasiado. Es decir, que puede afectar severamente la zona en donde se presenta. Este tipo de cáncer se puede tratar con mucho éxito si es detectado y tratado a tiempo. Advirtió que el cáncer tipo melanoma, aunque no provoca lesiones grotescas, puede causar la muerte, ya que puede diseminarse a órganos internos y distantes del cuerpo, como el sistema nervioso. Álvarez Reyes recordó que las lesiones del cáncer de piel se presentan con más frecuencia en sitios que están expuestos al sol como cara, brazos y piernas, pero también se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. Para evitar esas lesiones recomendó evitar la exposición al sol, pero en caso de ser necesario usar, desde la infancia, protectores solares con un factor de protección mayor a 30. Sugirió también usar ropa protectora y no exponerse a camas de bronceado, ni aplicar sustancias caseras para autobronceado, y acudir al médico en caso de notar diferencias en la piel, ya que la detección oportuna de lesiones es de primordial importancia.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
77
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.