Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Afecta fibrilación auricular a millones de personas

24/07/2011 04:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La alpinista profesional Elsa Ávila dejó de ir a la montaña cuando decayó su condición física, pues al subir las escaleras de su casa se cansaba y sentía que el aire la abandonaba a cada paso, momento en el que descubrió que padecía fibrilación auricular. Esa enfermedad es la arritmia cardiaca más común en adultos jóvenes a nivel mundial, según datos que revelan que sólo en la Unión Europea y Estados Unidos afecta a más de nueve millones de personas. Lo más peligroso es que dicho mal es condición y factor de riesgo para desarrollar un Evento Vascular Cerebral (EVC), pues quienes la sufren tienen cinco veces más probabilidad de padecer una embolia, y cada año hasta tres millones de personas tienen un ataque de ese tipo relacionado con la fibrilación auricular. Además los EVC relacionados con esa arritmia tienden a ser más severos, discapacitantes y fatales, lo que representa un gran daño físico y emocional no sólo del paciente, sino de la familia y una carga severa para los sistema de salud de los países. En entrevista con Notimex, la deportista de alto riesgo confesó que desconoce la causa que le provocó la fibrilación auricular en 2002, mucho menos después de haber logrado escalar el Everest y el Himalaya unos años antes en 1999. "No sé, no hay una causa que lo haya generado, lo que ocurrió y lo que sentía. Es importante que se sepa que aunque uno parece estar muy sano, puede tener algún problema de salud y no saberlo y éste padecimiento se debe de atender a tiempo para darle solución", indicó. Elsa Ávila recordó que después de subir montañas se dedicó al deporte extremo y debido a ello se lesionó el tendón de Aquiles, lo que provocó que dejara su actividad física; fue cuando detectó que algo le pasaba porque sintió que decaía su condición física rápido. "Imagínate, después de haber subido montañas, las escaleras de mi casa me costaba un trabajo impresionante. Tenía que detenerme a recuperar el aire, sentía taquicardia y llegué a desmayarme y fue cuando acudí al médico", relató. La alpinista comentó que el cardiólogo le mandó hacer un monitoreo Holter, “que es como un electrocardiograma de 24 horas en el que se dieron cuenta que tenía paros inusuales de 3.8 segundos, se me detenía el corazón durante el día". Por esa situación debieron colocarle un marcapasos y luego sufrió dos eventos cardiovasculares, que por fortuna fueron transitorios pero le provocaron que sintiera parálisis de la mitad de su cuerpo, "la cara se me jalaba, pensé que era una embolia. Lo bueno fue que paso rápido". La fibrilación auricular provoca que el corazón lata de manera irregular, o más rápido, o demasiado lento; sucede cuando las señales eléctricas se envían en forma anormal y causan que las cavidades superiores del corazón (las aurículas) vibren o "fibrilen". Lo anterior provoca que la sangre se acumule en estas cavidades, ya que los latidos irregulares no bombean toda la sangre hacia las cavidades inferiores (los ventrículos), y evita que el corazón bombee eficazmente. La atleta externó que lo más grave de esa enfermedad es que muchas personas que la padecen no tienen síntomas, sobre todo cuando su frecuencia cardiaca no es muy rápida; los síntomas comunes son palpitaciones, mareo, dolor de pecho y dificultad para respirar. El riesgo de fibrilación auricular aumenta con la edad y a nivel mundial afecta a uno por ciento de los adultos; se calcula que una de cada cuatro personas mayores de 40 años desarrollará la enfermedad. Entre los padecimientos que pueden desencadenar ese mal destaca el accidente vascular cerebral previo a la detección de la arritmia, presión arterial alta, diabetes mellitus, tener una glándula tiroides demasiado activa y enfermedad vascular como pueden ser várices. Ávila señaló que es de suma importancia que se capacite a los médicos familiares o de primer contacto para que consideren la presencia de esta enfermedad, pues ella tuvo el caso de su padre que fue tratado por médicos generales y no le detectaron la fibrilación auricular hasta que tuvo complicaciones. Si se detecta antes de que provoque estragos o aun así luego de haber sufrido un EVC, es controlable y permite que las personas tengan una excelente calidad de vida. "Ahora entreno, puedo correr, soy activa; he sido deportista y no puedo dejar de hacerlo, lo soy de corazón. Soy madre de tiempo completo, doy conferencias motivacionales, esa es mi vida", expresó la deportista. En este contexto, recomendó que la gente se cheque regularmente pues "es importante subir la montaña de la vida. Por eso aconsejo que si tienen esos síntomas, se chequen y se hagan un electrocardiograma. Más vale que digan ‘qué escandalosa fue’ a que no pueda hablar por un EVC".


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
72
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.