Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Afirma escritora que la vida es un gran cuento chino

24/11/2010 07:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La vida en sí es un gran cuento chino, a veces los finales son felices otros se quedan un poco en el aire, expresó hoy la escritora Alejandra Díaz-Ortiz, quien se encuentra en México para presentar su primer libro de microrrelatos, mañana jueves en la Librería “Octavio Paz” del Fondo de Cultura Económica. En entrevista con Notimex, la autora mexicana radicada en España señaló que el título de este libro, “Cuentos chinos”, obedece a tres causas: la primera a su ascendencia china, la segunda porque la vida es de esa forma y porque en la actualidad está el “boom” de los productos del país asiático en todo el mundo que son ofertados en las tiendas de España “todo a 100” y en México “todo a 3.50”. “Tengo algún gen chino en la sangre y puede que sea un poco un juego, de hecho en el segundo relato del libro pongo ahí como mi biografía; segundo, la vida en sí es un gran cuento, érase una vez tal y hasta el fin del cuento, de hecho el amor al final es” de esa manera, dijo. El volumen, dijo, es una recopilación de microrrelatos o narraciones breves, la mayoría de ellos publicados en el “blog” de la autora en España, donde comenzó a tener lectores e inició su club de admiradores. En ese espacio de Internet, dijo, “mis lectores y yo comenzamos a tener una especie como de interrelación, pues ellos me sugerían temas o me hacían retos, como fue el hecho de hacer un cuento de una sola palabra, el cual aparece en la primera página del libro”. De pronto, añadió, una editorial en España le propuso publicar los relatos breves en un libro, eso, aunado a la motivación del cantautor, pintor y poeta Luis Eduardo Aute, de escribir el prólogo, fue que Díaz-Ortiz se decidió a publicarlo. Pese a que es considerado como el patito feo de los géneros literarios, el relato breve, dijo, es bastante más complicado que la novela corta, por ejemplo, porque el espacio es muy pequeño para contar todo lo que se desea. Sin embargo, abundó la autora, es una manera muy efectiva de llegar al lector, pero si el autor no utiliza la palabra adecuada ya no comunica lo que quiere transmitir, mientras que la narrativa larga permite detalles o ser más descriptivos, lo que conduce más a las emociones del escritor. Mientras que en el microrrelato, subrayó, el que pone las emociones es el lector, o sea el autor hace que el lector participe de lo que le propone en ese momento. Pese a que los microrrelatos han proliferado en diversos “blog”, la escritora rechazó que este género se haya convertido en una moda, al contrario, enfatizó, “creo que es el ´patito feo´ de la literatura, pues los grandes autores consideran que quienes lo desarrollamos aparentemente trabajamos menos y, aparte, porque efectivamente es un recurso que se está utilizando mucho en la Internet”. No obstante, para Alejandra Díaz-Ortiz el relato breve es un buen recurso, sobre todo cuando se empieza a escribir, a hacer los primeros juegos literarios, amén de que la literatura se convirtió para ella en algo muy personal, es un actividad que le sirvió para contarse a sí misma su sentir por la muerte de su esposo. “Voy a seguir escribiendo, tengo dos proyectos, uno de ellos es un poco como la continuación de los ´Cuentos chinos´, en el que juego un poco con el relato breve y la cocina; estoy intentando que el lector a partir de un relato breve descubras una receta y, por otro lado, estoy haciendo un libro un poco más serio, basado en la vida de mi marido y hacerlo un poco como homenaje”, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
70
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.