Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Albergará Museo de los Ferrocarriles “Una casa redonda”

31/08/2011 06:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Integrada por 71 imágenes, del maestro en fotografía de arquitectura, Fernando Cordero, la exposición “Una casa redonda” será inaugurada el 3 de septiembre en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, recinto del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, ubicado en 11 Norte 1005, en el Centro Histórico de Puebla. El artista, quien ha logrado con su trabajo reconstruir la arquitectura construida y darle a las obras arquitectónicas nuevas alternativas y narrativas, explicó que la exhibición surgió del interés de la maestra Teresa Márquez Martínez. La directora del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, del Conaculta, buscaba difundir las imágenes fotográficas del libro que lleva el mismo nombre: “Una casa redonda”. El libro, mencionó, fue producto de un accidente, pues hace 22 años Fernando Cordero se encontraba perdido en Azcapotzalco. De repente al pasar un muro se encontró con la intermodal del Valle de México. “Empecé a escuchar las locomotoras a lo lejos, los silbidos, los metales, los choques de los vagones y supe que ahí había algo que hacer. Acababa de salir de la escuela de cine, hace 22 años, y me dije que ese era un lugar ideal para desarrollar un proyecto como fotógrafo en foto fija”. Durante 17 meses obtuvo imágenes que guardó más de dos décadas. “Periódicamente las sacaba cuando sentía que alguien sabría entender lo que se podía hacer con ese archivo. Pasó el tiempo y no se lograba cuajar a pesar de que las imágenes maravillaban. De pronto se juntaron las estrellas y surgió un genuino placer de hacer algo por ellas. “Fue la maestra Teresa Márquez Martínez quien nos llevó a mi esposa, Delphine Kachadourian, y a mi, a la estación Valle de México en donde está la Casa Redonda con el afán de que yo terminara mi ensayo”, recordó. El especialista lo concluyó con fotografías actuales de la Casa Redonda que se encuentra en abandono y desuso. A la directiva de Ferrovalle le interesó la publicación del libro cuya presentación está prevista para diciembre. Fernando Cordero lamenta que se tiren las Casas Redondas, “que siguen siendo elementos simbólicos de la industria ferroviaria y de la eficiencia y de la optimización de recursos de lo que son los talleres de mantenimiento y conservación de las locomotoras”. Durante muchos años, esos cambios fueron para el artista hechos que veía con nostalgia: “porque hemos visto a lo largo de los últimos años evoluciones significativas en la manera en que estamos entendiendo el mundo y la vida, las innovaciones tecnológicas, las diferencias sociales que se agudizan, las oportunidades que se van perdiendo cuando aparentemente gracias a la tecnología debiera de haber una justa distribución de recursos y bienes. Lejos de eso más bien se va viendo que eso pertenece a un grupo selecto y privilegiado, mientras grandes números de personas quedan afuera de esos privilegios que en cierto modo se deben a la automatización que la tecnología ha permitido”. En la muestra –cuyo montaje contó con la colaboración de Patricia Albores, José Antonio Jarquín y Teresa Márquez Martínez- emergen dos tendencias, que posteriormente él encontró y se dedicó a ello, la fotografía de arquitectura, que implica la búsqueda de las líneas rectas, las fugas, y del lenguaje cinematográfico. “Siendo hijo de arquitecto Moisés Cordero, quien participó en la construcción del Museo de Antropología, entre otros, y con la formación de cineasta encontré en la fotografía de arquitectura un medio expresivo óptimo. La arquitectura es la creación de espacios que contienen emociones que la luz crea. Cuando hago fotografía de arquitectura buscó la emoción que el arquitecto intentaba plasmar y hacer un retrato de sí mismo”. Fue su padre quien le enseñó a ver, a gozar la arquitectura y a entenderla. Son pocos los fotógrafos mexicanos con dicha especialidad: “porque es un medio que requiere de destreza para fotografiar correctamente la arquitectura. Actualmente, los medios digitales pueden simplificar mucho la creación de imágenes arquitectónicas pero he descubierto que la fotografía de arquitectura es uno de los pocos medios en que la imagen digital no ha logrado entrar cabalmente. La imagen digital –no se puede llamar fotografía digital, es un término equivocado- en la arquitectura como en muchos otros medios ha empobrecido a la fotografía. La ha afectado enormemente porque ha hecho de la creatividad fotográfica una especie de creación que va tendiendo a un aburrimiento porque se hace de una manera extremadamente simple, los resultados son predecibles y al final del día, el autor de obra fotográfica pierde ese control que en la fotografía análoga se tiene a través del gozo de ir creado la imagen. “Tener acceso a cientos de imágenes va creando una especie de apatía hacia la propia imagen porque el resultado se va a corregir en photoshop y el fabricante del programa predeciblemente está creando otros que harán que la imagen siempre sea predecible y pierda la magia de lo que es la sorpresa y el error fotográfico que muchas veces es lo que le da a la imagen el cariz que de otra manera no tendría”. Fernando Cordero, artista, curador e investigador, continúa haciendo fotografía análoga, en primer lugar porque fue su formación y es la manera en que entiende la imagen y en segundo, dado que él se dedica a un tipo de fotografía que aspira a ser conservación, está haciendo el registro de la obra arquitectónica. Lo digital no tiene garantía de tiempo. La imagen digital a corto plazo se borrará porque el pixel es un elemento inestable que aunque está sujeto por una tecnología extraordinaria, es endeble. Es por eso, que entre otras ideas, un fotógrafo con un quehacer magistral en su especialidad, Fernando Cordero llama a sus colegas a entender profundamente la fotografía desde todos los procesos análogos y digitales. La exposición fotográfica “Una casa redonda” será montada en diversos estados de la República y en el extranjero. Su creador, quien preside la Fundación “Mar…es de México”, trabaja paralelamente a la fotografía en el rescate del patrimonio oceánico mexicano para ayudar a resolver algunos de los problemas que aquejan las costas mexicanas.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
94
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.