Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

Alegoría de la Iglesia

06/09/2012 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Jorge Cortés Ancona

En el centro de la composición se hallan Cristo niño y la Virgen María sobre una colorida alfombra. A la derecha del cuadro un arcángel abraza a una mujer indígena y señala con la mano hacia Cristo, como indicando que es el verdadero camino. A la derecha otro arcángel es testigo de cómo el diablo levanta a un sacerdote jesuita para arrojarlo a una caldera de fuego. Al fondo, en medio de un paisaje de árboles y montañas se ve una iglesia cuya parte central empieza a derrumbarse.

El manejo de la espacialidad no se ciñe a los cánones europeos de la época, sino que procura una perspectiva jerárquica por la cual las dimensiones de Cristo y la Virgen son más grandes que los demás personajes, de los cuales la mujer indígena es la de menor tamaño. Además existe más de un punto de vista, por lo cual la alfombra se ve casi de frente. Las escuelas andinas de pintura tuvieron un sello propio y una poderosa cualidad imaginativa.

image

La obra se titula "Alegoría de la iglesia" y es un óleo sobre tela, de autor desconocido, del siglo XVIII, con medidas de 69.5 x 125 cm. Pertenece a la colección Barbosa-Stern y se expone actualmente en el Museo Nacional de Historia del Palacio de Chapultepec, como parte de la exposición "Miradas Comparadas en los Virreinatos de América: México y Perú".

En medio de tantas imágenes de devoción popular, donde campea el sincretismo, causa asombro encontrar esta pieza peruana acerca de la decadencia de la institución eclesiástica y la auténtica fe del pueblo. Aunque en Europa existen cuadros y grabados con una representación negativa de la Iglesia (El Bosco, Brueghel, etc.) nos parecía impensable que pudiera haber una crítica tal en plena época colonial en los dominios de América pertenecientes a España.

Es cierto que el cuadro se relaciona con la expulsión de los jesuitas de todos los dominios españoles en 1767, pero más allá de ese hecho se desliza un reproche más profundo, con la presencia del diablo a manera de condena y una reivindicación de los pueblos originarios.

Es verdad también que se muestra la minorización del indígena, sobre todo a través de las reducidas dimensiones del personaje femenino, lo cual parece justificar el casi siempre malintencionado paternalismo, pero, en el fondo, puede verse como una demostración de la persistencia de la religiosidad popular, ese cristianismo de raigambre indígena que persiste fuertemente en Nuestra América.

De los tiempos virreinales algo de la literatura clandestina contra la Iglesia ha sobrevivido, pero no conocíamos imágenes como ésta, tan elocuentes. En realidad, existen algunas más de tema similar. Hay mucho por conocer de los siglos coloniales latinoamericanos, sobre todo de esos momentos críticos en que el imperio de la monarquía o eclesiástico flaquearon. Mucho por conocer de nuestro oscuro pasado de intrigas y anticipaciones.

Por esto!, lunes 3 de septiembre de 2012.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
797
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.