Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Alemania exhibe el París del S. XIX desde la óptica impresionista

24/10/2010 03:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las exposiciones de impresionistas parecen estar en auge: el museo Folkwang de Essen acoge ahora una muestra que quiere mostrar desde una perspectiva especial a los precursores de los artistas modernos: el París del siglo XIX se erige en el centro de una gran exposición de obras nunca vistas en Alemania. La metrópolis francesa era para el filósofo Walter Benjamín “la capital del siglo XIX”, una gran ciudad que entre 1860 y 1900 cambió tan radicalmente: amplios boulevares, el metro, estaciones de tren, grandes plazas, teatros, luz eléctrica y por supuesto, la Torre Eiffel, hicieron de la ciudad un símbolo del modernismo. Bajo el título “Imágenes de una metrópoli: los impresionistas en París”, el museo de la ciudad de Essen vincula en esta exposición, que puede verse hasta el 30 de enero, la mirada de los impresionistas sobre París con fotografías del cambio radical de la ciudad. Un conjunto de 80 pinturas de los más famosos como Manet, Pissarro, Monet y Renoir, y unas 120 fotografías conforman la muestra, en el marco de la capitalidad cultural europea de la zona del Ruhr. La exposición muestra, en palabras del director del museo Hartwig Fischer, “de forma ejemplar, cómo reaccionaron los artistas a los rápidos cambios de la ciudad”. La exposición va más allá de los impresionistas franceses para mostrar las imágenes de otros maestros europeos de la época, como Adolph Menzel o Ilja Repin, así como otros menos conocidos. Los impresionistas hicieron de París una especie de laboratorio técnico. Henri Riviére hizo fotografías de trabajadores en las obras de la Torre Eiffel, mientras Louis-Emile Durandelle fotografió las bases de construcción de la construcción de acero de 300 metros de altura. Los impresionistas pintaron sus vistas de la ciudad, con sus pinceladas cortas en colores claros para reflejar la luz y su nuevo símbolo. También la industrialización se convirtió en tema del arte: Vincent van Gogh y Paul Signac pintaron las fábricas y centrales eléctricas de los suburbios y enseñaron las zona más marginales. Los fotógrafos dirigían sus objetivos directamente a las gigantes construcciones de metal, instalaciones industriales y obras. La alborotada vida de la ciudad con su gran exposición universal, que atrajo a millones de visitantes, contrastan con imágenes idílicas de embarcaciones en el Sena o paseos por su orilla. Es llamativo también los pequeños que son pintados, los hombres frente a las construcciones gigantes en los cuadros de Pissarro, que muestran las grandes plazas y boulevares. La exposición lleva al visitante, en definitiva, de paseo por las calles de París: desde las imágenes panorámicas iniciales desde Montmartre hasta los boulevards, ferrocarrilles, suburbios, barrios ricos, cafés, pasando por la vida diaria. Con frecuencia se encuentran también reflejos de otro lado de los modernos, como la imagen que representa a la mujer de Manet con un cigarrillo, sentada ante un vaso de licor. Y los artistas enseñan la vida sin esconder la muerte: los fotógrafos muestran también los ataúdes con los muertos de la Comuna de París en los sucesos de 1871.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
81
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.