Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

Alertan del impacto del cambio climático sobre las montañas

09/01/2014 13:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

MÉXICO.- El coordinador del Secretariado de la Alianza de las Montañas, Peter Hofer, destacó que afirmó que los cambios que están experimentando las montañas como consecuencia del calentamiento global deberían ser un sistema de alerta temprana para el resto de comunidades.

"Por ejemplo, un impacto es la reducción de los glaciares, en muchos países, por ejemplo en las zonas andinas, algunos glaciares ya han desaparecido, y el segundo impacto es el aumento de riesgos naturales, por ejemplo los deslizamientos", dijo Hofer.

Señaló que las comunidades de montaña son a menudo excluidas del debate en torno al cambio climático y al desarrollo sostenible, y recordó que tienen mucho que aportar.

Según la ONU, las montañas abarcan el 27% de la superficie de la Tierra y proporcionan agua dulce a la mitad de la población mundial, debido principalmente a la gestión del agua y del suelo practicada por millones de agricultores. Las montañas son también reservorios de diversidad biológica y los campesinos que las habitan han sido los custodios de este valioso patrimonio genético, que les ha permitido nutrir a sus familias durante siglos.

Pero las montañas "no sólo aportan el sustento y el bienestar a cerca de 720 millones de personas que viven en ellas, sino que además benefician indirectamente a miles de millones que residen en las tierras bajas", destacó la ONU en el Día Internacional de las Montañas establecido por la Asamblea General en 2002.

La ONU declaró al 2002 como Año Internacional de las Montañas, y en 2004 comenzó a dedicar el Día Internacional a temas específicos como la paz, la seguridad alimentaria, la biodiversidad, el cambio climático y los pueblos indígenas, entre otros.

Los bosques de las montañas cubren más de nueve mil millones de kilómetros cuadrados, pero estos ecosistemas tan peculiares están desapareciendo. Casi el 90% de los bosques lluviosos de los Andes septentrionales se ha perdido, y en esa zona se ha deforestado el 98% de la superficie anteriormente cubierta por el queñual, el árbol que crece a mayor altura en la Tierra, alerta el informe "Bosques de montaña en un mundo cambiante" elaborado por la Secretaría de la Alianza para las Montañas y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Las altas temperaturas, los incendios forestales, el crecimiento demográfico y la inestabilidad en materia de combustibles son los causantes de tal degradación. También las presiones demográficas y la expansión de la agricultura intensiva han empujado a pequeños agricultores hacia zonas marginales y laderas empinadas, con la consiguiente pérdida de masa forestal.

Millones de pobladores de las zonas montañosas del orbe padecen inseguridad alimentaria, y la mitad de ellos sufre hambre crónica, advirtió por su parte la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El organismo remarcó que la agricultura familiar en esas regiones experimenta una rápida transformación debido al crecimiento demográfico, la globalización económica, la difusión de estilos de vida urbanos y la migración de hombres y jóvenes a las ciudades.

Al mismo tiempo, subraya el informe de la FAO, estos cambios también pueden abrir oportunidades para el desarrollo local a través de la diversificación de los ingresos participando en actividades no agrícolas como el turismo y la comercialización de la artesanía. De ahí que garantizar la tenencia de la tierra, proveer acceso a los recursos para las explotaciones familiares, y mejorar las infraestructuras básicas son algunas de las soluciones clave para enfrentar la emergencia climática.

Las naciones vulnerables

Los ecosistemas de montaña, como los páramos, humedales de altitud y bosques nublados, se encuentran entre los ecosistemas más sensibles a los cambios climáticos. Por ejemplo, las flores de montaña podrían extinguirse en décadas, señala un estudio difundido por la revista Nature Climate Change.

Los arbustos se expanden hacia las montañas arrinconando a especies como la flor de las nieves, que vive en los Alpes suizos. Estas plantas se han adaptado a vivir a entre dos mil y tres mil metros de altura, sus hojas son de color verde azulado para reflejar la luz del sol y algunas tienen una especie de pelos que evitan su enfriamiento.

Aunque estas plantas pueden desplazarse hacia lugares más altos a través de la dispersión de semillas, muchas ya se encuentran cerca de la cima y la adaptación es un proceso lento en comparación con la rapidez de los cambios de temperatura. Por ejemplo, en Sierra Nevada, Andalucía, España, muchas especies endémicas se encuentran cerca del pico de las elevaciones y sus posibilidades de "escape" son cada vez menores.


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
14
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.