Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Alista Jalisco festival “Los grandes de la danza en México”

25/11/2010 02:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Del 28 de noviembre al 6 de diciembre se realizará el festival “Los Grandes de la Danza en México”, el cual reunirá a ballets de Colima, Sonora, Nayarit, Ciudad de México y Jalisco. El encuentro, que es una iniciativa de Everardo Hernández, director del Ballet Folclórico de Jalisco, con el apoyo de la Dirección de Danza de la Secretaría de Cultura de Jalisco, se llevará a cabo en el marco del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución. “El corazón de Guadalajara estará de fiesta”, subrayaron Carlos Sánchez Quintero, director general de Actividades Culturales; Karina Saldaña, directora de Danza, y el director del Ballet Folclórico de Jalisco, Everardo Hernández. Sánchez Quintero mencionó que las actividades arrancarán este domingo 28 de noviembre en el Teatro Degollado, donde se presentará el Ballet Folklórico de la Universidad de Colima, dirigido por Rafael Zamarripa. Añadió que uno de los puntos a destacar es el Homenaje Audiovisual a la trayectoria de Rafael Zamarripa, en la Sala Guillermo del Toro del Instituto Cultural Cabañas, el 29 de noviembre. Para la inauguración, que se realizará el domingo 28, en el Teatro Degollado, el Ballet Folklórico de la Universidad de Colima ha trabajado intensamente por casi tres años para ofrecer una nueva producción, titulada: “Friso Maya”. Con esta obra, un viaje de colores y ritmos a través del país, el ballet lleva al público por un descenso al corazón de la nostalgia, evocando el cine de los años 40 en México, los calendarios idílicos de Helguera y los lamentos a capela que se cantaban en la región de La Laguna, en Coahuila. El programa del espectáculo comienza con “Friso Maya”, una coreografía donde los murales de Bonampak cobran vida en una procesión que se dirige a saludar a los tres príncipes del reino. Cocodrilos, cangrejos y colibríes danzan al ritmo de los timbales, violines y trompetas de la música viva de Silvestre Revueltas y Luis Sandi. Luego se presentará la coreografía “Dialectos”, donde después de la fiesta viene la intimidad del canto; así, se reproducen voces como murmullos de agua en lengua zapoteca, tarahumara, purépecha y español, que celebran la identidad mexicana. Más adelante toca el turno a “Chiapas”, un reflejo dancístico del candor del trópico y la selva, donde parejas solas de ojos dulces aprenden con bailes suaves la inocencia del amor. Bailes de marimba sobre cuyas notas de madera se deslizan tímidos enamorados, que visten atuendos bordados por manos luminosas, de cristal. El siguiente número será “Jaraberos de Nochistlán”, en el que los bailadores trashumantes recorren con energía y con vigor, callejones empedrados para reventarse un jarabe, acompañados por la tambora y el mariachi. La primera parte del espectáculo termina con la pieza “Nostalgia”, una serie de escenas donde se ve el México de la década de 1940, el real y el inventado por el cine. Con el baile tristísimo de Roberto Cañedo y Columba Domínguez en “Pueblerina”, cuando nadie del pueblo acude a su boda, y los calendarios que Jesús Helguera pintaba para Cigarrera La Moderna, de mujeres idealizadas y charros lanzándoles requiebros a lomos de su caballo. La segunda parte comienza con “Veracruz”, un tema exuberante, lleno de calor y de jolgorio, con el taconeo interminable y exquisito de los jarochos del puerto, donde los músicos y bailarines se mezclan y se confunden en una fiesta que parece eterna. Después viene “Colima”, un baile de enérgicos zapateados bailados con alegría, acompañados por las guitarras y las trompetas, acompasados por los retumbes del guitarrón. Malabares en los juegos de sombreros, faldas siempre girando, botas siempre bailando en un dialogo de amor. Finalmente, el Ballet Folklórico de la Universidad de Colima, finaliza su presentación con un homenaje al estado anfitrión: Jalisco, con un tema del mismo nombre, en el que los sonidos del mariachi y el aroma del tequila se mezclan al ritmo de sones y jarabes, con bailes con influencias de África y España. Así, se reconoce la pasión y entrega tapatía, se inicia un cortejo que paso a paso forja sus gallardas figuras.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
227
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.