Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Alista Nemian Danza Escénica “La Caída”, de Isabel Beteta

10/10/2011 09:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A través de una exploración por las técnicas de la danza aérea, la luz y el objeto, la compañía Nemian Danza Escénica ofrecerá a partir del próximo viernes la coreografía “La caída”, de Isabel Beteta, en el Centro Cultural “Los Talleres”. En la presentación para prensa que se ofreció este lunes, Betata compartió que se trata de un espectáculo en tres escenas que se plantean como metáforas los estados del espíritu: lo terrenal, lo transitorio y el mundo virtual. Lleno de una reformulación de símbolos y técnicas universales planteados en clásicos de la danza, como “El lago de los Cisnes”, esta coreografía, dijo, explora la alegoría del ascenso y la caída del espíritu humano. “El primer acto, alude a la frustración de la vida cotidiana; la tierra simboliza las dificultades, las frustraciones y la violencia de la vida actual, con toda su dureza y agresiva forma de coexistir”, explicó la también bailarina. Mientras que la huida, dijo, “vendría siendo el segundo acto, huir al otro mundo, este mundo lo hice aéreo pensando en el `Lago de los Cisnes´, porque vamos a despegarnos de esta tierra que no nos gusta”. Esta segunda parte “simboliza la transición, el espíritu humano en busca de ascenso, de trascender hacia lo más significativo”, apuntó. En la última escena, señaló, “nos muestra ese despegar del mundo, de huir y aferrarse a otra realidad, ese mundo virtual de sueños y aspiraciones, el lugar de la realización de los sueños que no sucede en la vida real”. Agregó que al final, el montaje “nos recuerda que no se puede huir de la realidad, ni quedarse de manera permanente, porque hay que manejar los dos estados, los dos mundos y las dos posibilidades”. Respecto a la música que acompaña el espectáculo, Beteta explicó que es autoría de Andrea Espinosa, quien la creó a partir de escalas constantes que provocan cierta desesperación y que suban y bajen. “Yo me imagine como un remolino que va descendiendo todo el tiempo, y que vuelve a surgir y a resurgir”, compartió Espinosa. Para Beteta este acompañamiento musical fue un gran reto ya que Espinosa tuvo que convertir la frustración, los nervios y la angustia, en sensaciones sonoras para vestir y acompañar la coreografía. Así, las conexiones, los nexos, los lazos invisibles que unen, reúnen, atan y conectan a los seres humanos con los otros o con distintos mundos y tiempos, son los temas recurrentes de Beteta a través de los cuales usa a la filosofía con su interlocutor: el público. Traer a la reflexión, la vivencia interior y la intimidad hacia el público y compartir esos momentos que cada vez son menos posibles en la vida cotidiana, son algunos de los objetivos de la obra de Beteta. Con el diseño de iluminación de César Chacho Guerra, esta coreografía, adelantó Beteta, podrá ser la detonadora de otra en la que planea integrar la danza butoh con la aérea y en la que ella será la única protagonista. Cabe recordar que el programa de esta temporada de Otoño del Centro Cultural “Los Talleres” se completa con dos piezas coreográficas recientes “Hunters”, de Jean Isaacs, y “Kratos Demens”, también de Isabel Beteta.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
55
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.