Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue Alonso Sánchez retratista de los reyes de España

07/08/2010 06:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Colegio Oficial de Joyeros, Orfebres, Relojeros y Gemólogos de Cataluña, España (JORGC) valoró en tres millones de euros el reloj de Custodia del rey Felipe II, que aparece en el retrato que le hizo su retratista favorito Alonso Sánchez Coello, pintor fallecido el 8 de agosto de 1588. Se trata de un reloj de mesa con esfera de plata, con elementos de latón dorado al fuego, construido por el maestro relojero Hans de Evalo, perteneciente a la corte del rey, del siglo XVI, y que por su funcionamiento se considera como un adelanto científico de su época, Explicó en un comunicado el JORGC. Actualmente, el propietario de esta pieza de gran valor histórico es un coleccionista del Reino Unido que decidió poner en manos del Colegio su peritaje. El reloj debió ser muy apreciado por Felipe II y el pintor de cámara y su retratista favorito, Alonso Sánchez Coello, lo hizo aparecer en el retrato que realizó junto al conquistador Hernán Cortés. Reconocido por su capacidad para captar la psicologìa de sus personajes, el pintor español Alonso Sánchez Coello, considerado el mejor retratista del Renacimiento en su país y el primero en especializarse en este género. Sánchez Coello nació en 1531, en Benifayó, ciudad próxima a Valencia, España, pero durante su juventud vivió en Lisboa, Portugal, lugar en el que inició su aprendizaje como pintor. Fue protegido por Juan III, quien lo envió a Flandes, donde aprendió la exactitud y objetividad de los retratos flamencos llevado de la mano de Antonio Moro, de quien fuera imitador y después sucesor como retratista oficial en la corte. Regresó a Portugal en 1550, laborando como pintor para la corte de Juan III. Cinco años después se dirigió a Castilla, España, para mostrar a la infanta Juana, hermana del rey Felipe II, el retrato que pintara a su hijo don Sebastián. La infanta complacida recomendó a Felipe II los servicios de Sánchez Coello, quien pronto se convirtió en su pintor de cámara y retratista favorito. El rey se recreaba viéndole realizar sus trabajos. Retrató a toda la familia real: al príncipe Carlos y a las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela. El artista permaneció al servicio de la corte durante el resto de su vida, disfrutando del aprecio personal de Felipe II y recibiendo honores y riqueza. Considerado como uno de los primeros artistas españoles especializado en el retrato, sus trabajos siguen indirectamente el estilo de Tiziano, destacando el detallismo de los trajes y la capacidad de penetración en la psicología del modelo. Innegable la influencia de Antonio Moro, Sánchez Coello llevó a cabo sus obras con su talento natural de artista, sabiendo reproducir la modestia y la austeridad con que se vivía en la corte española durante el reinado de Felipe II, conocido como el Rey Prudente. Sus obras fueron enviadas a todas las cortes europeas, por lo que se difundió un tipo de retrato que consiguió aceptación internacional y que fue desarrollado en España por Pantoja de la Cruz e incluso por el mismo Velázquez. Entre las pinturas más sobresalientes de la obra de Sánchez Coello destaca su “Retrato al Rey Felipe II”, quien introdujo al pintor entre los retratistas españoles más importantes de la época. Sus retratos fueron especialmente estimados hasta la aparición, en 1620, del genial Diego Velázquez, como retratista de la corte real. La obra de Alonso Sánchez Coello se divide en dos partes: los retratos y las pinturas de carácter religioso. De esta última sobresale el manierismo típico de los primeros años de la Contrarreforma, pinturas consideradas convencionales e intranscendentes, la mayor parte fueron realizadas para el Monasterio de El Escorial; entre ellas figuran el Altar mayor de El Espinar y las parejas de santos de El Escorial. Asimismo, retrató en varias ocasiones al príncipe Carlos, a los príncipes de la casa austriaca, Juan de Austria e Isabel, Ana de Austria; a la hermana de Felipe II, Margarita de Parma, y a los hijos de Felipe II. Entre sus principales obras destacan "Príncipe don Carlos" (1557), "Alejandro Farnese" (1561), "Felipe II" (1566), "Archiduque Rodolfo de Austria" (1567), "Las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela" (1568), "Las hijas de Felipe II" (1575), "Infantes don Diego y don Felipe" (1579), "Tres santos" (1582), "La infanta Isabel Clara Eugenia y Magdalena Ruiz" (1585). Son suyos, también, el retablo de "El espinar" (1574), el de "Colmenar viejo" (1574) y las parejas de santos de El Escorial (1580 a 1582), "Martirio de San Sebastiàn" (1582) y Desposorios de Santa Catalina” (1585). Falleció en Madrid, España, el 8 de agosto de 1588.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
464
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.