Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Ambiente festivo en el estreno mundial de “Zapata vive”

14/08/2010 03:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En medio de un ambiente festivo, con el aforo del Teatro Antonio Caso colmado y una producción espléndida, el director Víctor González Romero mostró anoche que “Zapata vive”, con una extraordinaria puesta en escena. Antes de iniciar la representación de la pieza, basada en la obra original “Vientos del Sur”, del maestro Ignacio Retes, estrenada en 1972, el director de Desarrollo Social de la Delegación Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, ponderó el esfuerzo por llevar a cabo tan loable proyecto escénico. “Esta representación teatral forma parte del programa delegacional con motivo del Bicentenario de la Independencia y, sobre todo y de manera especial, con la efeméride del Centenario de la Revolución Mexicana”, añadió ante los casi 400 asistentes que gozaron la obra de manera gratuita. A espaldas de Fernández, sobre el escenario, huacales, sombreros, pacas de paja, ruedas de carreta y numerosos artículos domésticos de uso cotidiano usados durante la época de la Revolución conformaban la escenografía ideada para dar un toque de realismo a “Zapata vive”. La pieza, original Retes y adaptada por González, explicó el funcionario delegacional, se ocupa únicamente de los dos últimos días de la vida del Caudillo del Sur. Dijo que se trata de una obra portentosa. Tras la tercera llamada al público asistente, se apagaron las luces. Apareció el primer personaje en escena y, guitarra en mano, cantó con música de corrido: “Señores vengo a cantarles una novedad/ y es que Zapata está vivo/ pero vivo de verdad...”. Simultáneamente, al fondo del escenario, corrió la multimedia. En la pantalla se pudo apreciar una película de época en la que aparecen no pocos personajes de los años de la Revolución Mexicana. Muchos soldados “calzonudos”, mucha gente de pueblo, de a pie, “Adelitas” y los indispensables caballos de los revolucionarios alzados al grito de “Tierra y libertad”. El realismo mágico de la puesta en escena se complementó con una selecta colección de algunas de las más bellas páginas del cancionero popular mexicano. González se nutrió de escritos y entrevistas realizadas a Emiliano Zapata para contextualizar las 48 horas postreras del caudillo sureño. Alberto Ontiveros es el actor que encarna a Zapata; las coreógrafas Guadalupe Javier, directora general de la Compañía de Danza Tlatoani, y Patricia Fierro, subdirectora de la Compañía de Danza Folclórica Distritini, fueron las encargadas de montar los bailes que el público celebró. La música se encargó a un puñado de alumnos de la Escuela de la Música Mexicana, quienes realizaron un estudio detallado de las melodías que se tocaban y cantaban en México en esos años. El montaje, que tuvo ayer su estreno mundial, es de la compañía de Teatro de la Delegación Cuauhtémoc.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
135
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.