Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

El amor a Juan Pablo II de los mexicanos se transfirió a Benedicto XVI

26/03/2012 06:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La espontaneidad, el cariño y amor que le transmitieron los mexicanos a Benedicto XVI, hace sentir que el amor a Juan Pablo II se ha transferido a su sucesor Benedicto XVI, señaló el presidente del Episcopado Mexicano (CEM), Carlos Aguiar Retes. Tras la despedida al Papa en el Aeropuerto Internacional de Guanajuato, Aguiar Retes dijo que ante el amor que el Sumo Pontífice tiene a este país, Benedicto XVI puede considerarse ya el segundo Papa mexicano, "él ya nos lleva en su corazón, nos lo dijo varias veces, no una, de que nos lleva en su corazón". En entrevista, refirió que el Papa Benedicto XVI fue creciendo en su intensidad emotiva a medida que avanzó la visita e "hizo gestos que no ha hecho en otras partes como el saludo a todas las personas en la catedral, que fue haciéndolo personalmente. Eso no lo hace, ni siquiera en la ciudad del Vaticano". Son, explicó, muestras y gestos; por ejemplo, la salida en la noche del domingo después de que ya se iba a reposar para saludar a todos los que estaban afuera, en particular al mariachi que no dejaba de cantarle a la puerta del Colegio Miraflores. Además, agregó, ponerse de nuevo el sombrero; todos esos gestos, nos hablan de esa intensidad del Papa. En este mismo sentido, pero en entrevista por separado, Miguel, integrante del mariachi "Águilas de Mexico", y que tuvo la oportunidad de cantarle al Papa y saludarlo de mano, celebró la espontaneidad del Vicario de Cristo. "La gente quería que tocáramos para incitarlo más a salir y fue así como salió. Es un orgullo, se me hace que no va a haber otra vez para que vuelva a venir aquí a León. Para nosotros es un orgullo y más para nosotros que nos dio la bendición y nos saludó de mano", comentó. A su vez, el obispo auxiliar de México, Carlos Briseño, celebró el amor que despertó el Papa en los mexicanos; y es que "realmente la gente empieza a entender que la persona es importante, pero que la persona de Juan Pablo II y la persona de Benedicto XVI en el fondo lo que representan para todos nosotros es el Papa, que es Vicario de Cristo en la tierra". Por eso, dijo, “yo creo que ha sido muy buena esta visita del Papa Benedicto XVI además es una herencia que le dejó Juan Pablo II”; acotó, al tiempo de coincidir con Aguiar Retes, de que Benedicto, es el segundo Papa mexicano. Respecto al saldo social que arrojó su visita, Briseño añadió que se trata de la renovación del corazón, de promover un mundo de justicia, de paz y solidaridad para con los más necesitados. “Creo que lo tenemos muy presente pero siempre es bueno que alguien venga y nos lo recuerde en nuestra cultura mexicana".

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
415
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.