Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bgmiguel escriba una noticia?

Análisis de ‘Deus Ex: Human Revolution’ (PS3)

28/09/2011 03:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Once años después de que la primera entrega del videojuego viera la luz, ahora Square Enix vuelve a retomar Deus Ex para sorprendernos. De todos es sabido que los juegos de la compañía son de mucha calidad. Se encuentren dentro del género que sea, siempre consiguen llegar a los jugadores de una manera especial, ya sea por una historia brillante, unos gráficos excepcionales o una jugabilidad sin precedentes.

En este caso tenemos un shooter en primera persona un tanto especial, que consta de un poquito de todas esas características mencionadas. He de confesar que no soy muy dada a los juegos ‘ de pistola’ , pero esperaba que Square me ofreciese algo más que un ‘ mata mata’ y efectivamente lo ha hecho, por lo tanto el juego me ha gustado.

Nada más empezar me ha recordado poderosamente a Metal Gear Solid o incluso a Splinter Cell, que lo tengo más reciente. Y es que lo más importante en Human Revolution no es destrozar enemigos a balazos, sino conseguir ser lo más sigiloso posible y evitar formar el caos.

image

Al comienzo del juego, nos ponemos en la piel de un personaje, Adam Jensen, del que conocemos bastante poco e intentamos encontrar a unos asaltantes que han entrado en el edificio y se están llevando las vidas de todo el que trabaja allí y se interpone en su camino. Por desgracia no tenemos suerte y acabamos medio muertos. Todo es bastante confuso al principio, no sabemos muy bien lo que ha pasado ni lo que está por venir, pero poco a poco irán aclarándose nuestras dudas según avanza la historia. La tecnología inunda a nuestro personaje convirtiéndolo en una especie de humanoide, implantes que le ofrecen un poder mucho mayor y capacidades que antes no disponía (¿no os recuerda a un tal Shepard?)

No faltarán tutoriales que nos irán explicando cómo manejar a nuestro personaje. Poco a poco iremos familiarizándonos con el juego y las posibilidades que ofrece, según nos tengamos que enfrentar a los distintos retos.

En cuanto a la jugabilidad, como os he comentado, no estamos frente a un ‘ dispara a todo lo que se mueva’ más que nada porque la munición escasea y los enemigos salen hasta de las piedras. Tendremos a nuestra disposición un sistema de cobertura bastante aceptable, que permitirá escondernos en prácticamente cualquier superficie. Agacharnos, acercarnos despacio por detrás a los enemigos para matarlos o dejarlos inconscientes, sortear alarmas, etc. serán nuestras habilidades. Nos dedicaremos en resumen a realizar misiones que se nos irán encomendando, algunas más simples que otras y también podremos disfrutar de misiones secundarias, que nos ofrecerán los personajes con los que nos vayamos encontrando y que serán de interés para conocer las relaciones que se tienen con los personajes importantes.

image

La variedad de armas es bastante alta y se podrán dividir en dos grandes grupos: las letales y las no letales, es decir, tendremos armas para acabar con nuestros enemigos sin contemplaciones o simplemente para aturdirles y pasar inadvertido. Los cadáveres o cuerpos inconscientes de los enemigos podrán moverse a zonas que estén fuera de la vista del resto de enemigos, de hecho es recomendable, ya que en el caso de que los vean darán la alarma y puede meternos en un aprieto.

Cuando mantengamos conversaciones con el resto de los personajes del mapeado, tendremos la opción de decidir qué contestar, como en los típicos juegos de rol. Todas y cada una de las decisiones que tomemos en nuestro camino tendrán repercusiones en el futuro, así que habrá que andarse con ojo. Quizá el punto más fuerte del juego sea su historia. Volvemos a encontrarnos con filosofía, política, ciencia y tecnología mezcladas en el argumento, tal y como se pudo ver en la primera entrega que tanto fascinó a los jugadores.

No hay que olvidarse del sistema de aumentos, muy importante para realizar según qué tareas como hackear un ordenador, mejorar la destreza con las armas, poder caer de altas alturas sin sufrir daños o aguantar mejor el fuego enemigo. Cuantas más misiones se realicen mayor será la experiencia ganada y el dinero.

Los gráficos están bastante bien cuidados, todo tiene una estética ciberpunk y futurista bastante acentuada, desde los edificios hasta nuestro propio personaje. Los escenarios tienen detalles hasta aburrir y da la sensación de que hay demasiadas cosas alrededor, pero sin embargo prácticamente ninguna de ellas nos es útil. Habrá algunos elementos que podremos revisar, como por ejemplo ordenadores, o recoger para obtener información sobre lo que está ocurriendo. Aquellos objetos con los que se pueda interactuar, vendrán remarcados con un borde dorado cuando nos acerquemos a ellos a una distancia considerable, cosa que se agradece, ya que con tanto escenario recargado se hace difícil encontrar las cosas útiles.

image

Destaca sin embargo el diseño de los personajes entre tanta maravilla visual. Son un tanto toscos y los movimientos no llegan a ser del todo fluidos como hemos podido ver en otros títulos, así como las cinemáticas, que no llegan a lucir del todo en comparación con otros videojuegos actuales.

Sin embargo, el apartado sonoro es una delicia. Los sonidos de efecto como disparos, pasos, etc. han sido muy bien cuidados y son correctos en todo caso, lo cual se agradece cuando nos mantenemos en momentos en los que el sigilo es primordial y tenemos que escuchar todo lo que pasa a nuestro alrededor. La banda sonora creada por Michael McCann, es minimalista y se ha decantado más por la música orquestal que por la electrónica y acompaña al juego en todo momento de una manera excepcional, envolviendo al jugador en la tensión y la acción que se va desarrollando. Como punto final está el doblaje al castellano, con unos personajes muy bien caracterizados, cosa que agradecemos enormemente. También hay subtítulos en castellano, para los que no quieran perderse ni un ápice de las conversaciones.

CONCLUSIÓN

Deus Ex Human Revolution, no es un shooter más, no es un juego más de Square Enix, pero tampoco es la panacea ni el juego del año. Estamos ante una obra a la que personalmente le veo más aciertos que defectos, pero aún así sigue teniendo fallos en su interior y carencias que vienen dentro del género al que pertenece el juego. Aún así me ha gustado bastante y es todo un logro dados mis gustos personales, así que es de presuponer que si eres un fan de los shooters de seguro que disfrutarás de este título. Os animo a probar la acción, la tensión, la libertad de juego y las maravillas tanto visuales como auditivas de este título en cualquiera de sus versiones, tanto para PC como para las plataformas Ps3 o Xbox 360.


Sobre esta noticia

Autor:
Bgmiguel (1416 noticias)
Fuente:
nosequeponer.com
Visitas:
7705
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.