Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Analizan Carlos Fuentes y Ricardo Lagos "El siglo que despierta"

18/06/2012 05:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Eparados generacionalmente sólo por una década, pero fuertemente unidos por su cultura humanística, filosófica y política, el escritor mexicano Carlos Fuentes (1928-2012) y el ex presidente chileno Ricardo Lagos (1938) conversan sobre temas torales que les preocupan en su condición de líderes de opinión en "El siglo que despierta". Se trata de un libro que recoge horas de un intercambio intelectual de primerísimo nivel, moderado por Juan Cruz, el cual tuvo lugar en el otoño de 2011, en un hotel de Londres donde Lagos se hospedaba, partiendo de una dicotomía entre el sueño y la pesadilla del mundo en que vivimos. El material, que vio la luz a un par de semanas de la muerte del connotado autor de "La región más transparente", refrenda el compromiso intelectual de Fuentes con México, con América Latina y, en general, con el mundo de hoy, ese que, reconoce con cierta angustia, ya no entiende, pues lo mira desquiciado. "Estoy muy preocupado porque no entiendo el futuro. Creí que entendía el futuro pero ya no lo entiendo (…) Yo, hoy, no sé qué va a pasar, no me atrevo a pronosticar porque la realidad va mucho más rápido que mi pensamiento […] Yo no me podía llegar a imaginar que en el Egipto de Mubarak iba a pasar lo que pasó. ¡No podía imaginarlo!", refiere en una de sus intervenciones. En el material, publicado por Taurus, Fuentes y Lagos hablan ante la mirada atenta del periodista español Juan Cruz, sobre temas como la educación, en el que coinciden que sus fallas en América Latina la han convertido en una sombra perversa para el continente. "Si a la universidad la patean y la maltratan, el país va mal", destaca Lagos, quien fue fundamental para impulsar el proceso democrático en Chile, país cuyos destinos dirigió de 2000 a 2006, mientras que Fuentes, uno de los principales exponentes de la narrativa mexicana, resume: "De las universidades surge gran parte de la independencia de un país". Globalización, pobreza, política, España, indigenismo, nuevas tecnologías, religión y futuro son otras de las temáticas que abordan en este intercambio cruzado de reflexiones, en este diálogo en el que ambos comparten cómo ven, desde sus respectivos contextos, "el mundo en el que vivimos". El punto de partida es una preocupación común, una pregunta concreta: ¿En qué mundo vivimos? La respuesta, diseminada a lo largo de más de 230 páginas, refleja la lucidez de dos pensadores preocupados por la marginación de los pueblos y su desigualdad; por una globalización sin reglas y una cultura política incipiente. Hablan también de la cultura latinoamericana que, a diferencia de la política, ha tenido una continuidad en el tiempo; del enorme potencial que significa tener una lengua común y de su riqueza desde el punto de vista de la integración; de las tradiciones, que confieren identidad nacional al tiempo que hablan de una gran diversidad, y de la educación como arma indiscutible para combatir la pobreza. Sobre la globalización recuerdan haber nacido en un mundo donde esa palabra no existía; aunque Lagos la ubica desde Magallanes y el descubrimiento del Nuevo Mundo. La diferencia ahora es la inmediatez y la ausencia de reglas. "Y la historia enseña que cuando no hay reglas, éstas las pone el más poderoso". El también diplomático mexicano, por su parte, opina que el problema es que no se trate de un fenómeno espontáneo sino de uno impuesto por empresas, poderosos y gobiernos, donde pesan más los mercados que los Estados. De ahí la imperiosa necesidad de dialogar, porque "la globalización es algo que llegó para quedarse", remata, por su parte, el ex mandatario chileno. De la pobreza, Lagos considera que un país no puede combatirla con una mayor renta per cápita sino con una distribución homogénea de los ingresos, lo que resulta absolutamente necesario también para la cohesión social y el desarrollo, y pone como ejemplo al Brasil de Fernando Henrique Cardoso y Lula da Silva. En materia de política, Fuentes habla de lo desdibujado de las izquierdas en el mundo y la incorporación de ideas izquierdistas por parte de las derechas, mientras que Lagos externa su preocupación por una derecha que quiere crear sociedades a semejanza de los mercados y se refiere al pensamiento de izquierda como más humanista. Al final, coinciden, el reto es encontrar la manera de establecer los mecanismos para que los bienes y servicios que ofrece el mercado estén al alcance de todos. Sobre la religión, están de acuerdo en el poder de ésta en la conformación de una identidad nacional, pero no creen en los curas ni en el fanatismo; pugnan, ambos, por establecer una división clara entre Iglesia y Estado. Un tema en el que sí se detecta alguna divergencia es en el tecnológico, pues mientras Fuentes muestra cierta reticencia, al decir que es producto de su educación y su época y se resiste a imaginar a Marcel Proust frente a un ordenador, Lagos califica a éste como un elemento democratizador, porque pone todo al alcance de cualquiera. En torno al futuro, ambos se refieren a las nuevas generaciones como los indignados, tratan de entender sus frustraciones y se preguntan qué es lo que quieren, qué reclaman o esperan encontrar. Fuentes reconoce no saber qué reclaman estos grupos en las calles y Lagos se pregunta si esta gente sabe qué es eso que buscan.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
29
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.