Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Analizan especialistas relación entre poder y medios de comunicación

12/10/2012 03:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante las grandes transformaciones en América Latina durante la última década, “los medios de comunicación no han estado a la altura. Han fracasado al contar esas transformaciones, pues se han convertido en actores políticos y por lo mismo, en la oposición política de los gobiernos”. La argentina Graciela Mochkofsky, periodista digital, autora del libro “Pecado original”, donde trabaja la relación medios-poder, aseguró lo anterior anoche al participar en la mesa de trabajo “Del poder y otros demonios”, como parte del encuentro “Nuevos cronistas de Indias 2”, que concluye hoy en esta ciudad. Agregó que al experimentar esa transformación, los medios opositores y los que están a favor del gobierno, “manipulan la información para poder responder a la posición política asumida”. La periodista añadió que por eso, “los recientes han sido los peores años de la prensa argentina, desde la vuelta a la democracia”. Ella pensaba que a sus 43 años, dijo ante un público mayoritariamente joven, sería quien editara los medios. “En lugar de eso, mi generación ha abandonado los medio para hacer otra cosa. Se refugia fuera de los medios para poder contar la realidad que no podía contar desde ellos; en mi caso el refugio son los libros”. Se cobijó en los libros, y la relación medios-poder ha sido su tarea desde hace 10 años. “Una alternativa futura es darnos cuenta que el buen periodismo ya no se puede hacer desde los medios grandes o tradicionales. Yo, quisiera volver a hacer periodismo independiente, que se ocupe de los temas tradicionales”, ´comentó. Por su parte, la chilena Mónica González, directora del Centro de Investigación Periodística (CIPER), habló del poder y cómo los periodistas se han planteado frente a él. Dijo tener la sensación que los periodistas “hemos cometido pecados capitales respecto al poder; en la dictadura estábamos con ella o contra ella”. Tras esa evocación, recordó que de esa forma, “los periodistas asfixiábamos a la libertad”. Ahora, sostuvo, “algo nos está carcomiendo el alma, no somos capaces de vernos en el espejo y hacer algo para cambiar la situación. Tenemos un desafío por delante, se me atora la garganta porque el dolor no se pasa, pues ningún país de la zona ha olvidado a los muertos que cimentan la débil democracia”. En la misma mesa de trabajo estuvo Jon Lee Anderson, de Estados Unidos, periodista de la revista The New Yorker y biógrafo de Ernesto “Che” Guevara. Él se pronunció en el sentido de que no ha cambiado mucho la situación en los últimos 30 años. Se remontó a los años finales de los 70 y los primeros de los 80. “Era yo un joven reportero, la mayoría de los gobiernos en Latinoamérica eran dictaduras, y muchos de los periódicos eran centenarios en las grandes capitales, casi todos con viejas familias como propietarios. Se reporteaba una especie de noticiero de una forma flemática, paulatina, tradicional”, explicó. Lee Anderson señaló que a medida que se fueron violentando las sociedades y cambiando el orden de las cosas, “esos diarios seguían reporteando la realidad de manera flemática, paulatina y tradicional, pero ahora apegados a los regímenes militares que comenzaron sus guerras sucias, y ayudaron a opacar lo que estaba pasando”. El último en tomar la palabra en la mesa de trabajo fue el mexicano Roberto Zamarripa, subdirector editorial del periódico Reforma, quien habló de crónica y poder, poder y demonios. “La crónica no exorciza a los demonios, pero ayuda a los lectores a entender razones y ambientes de un acontecimiento”, enfatizó. En su opinión la crónica permite observar el poder y piensa que la crónica no ejerce una función social, sino informativa. “Hay que investigar tan cerca del poder como sea posible, en la caldera del diablo. Y tan lejos de ahí, para poder publicar; ensuciarse en la calle para estar limpio en el papel o en la pantalla”. Su ideario profesional parte de que la crónica es el género de mayor exigencia en el periodismo, que supone el mayor esfuerzo del reportero, los mejores datos e información abundante para que el lector tome sus decisiones. “A mayor información, mayores posibilidades de narración; a menor información, aumenta el riesgo de caer en la ficción que engaña al lector”, mencionó. La introducción a la mesa de trabajo, así como la moderación estuvo a cargo del mexicano Daniel Moreno, director del portal animalpolitico, quien al término del encuentro sentenció que “el poder es el gran demonio”, ante un público cuajado de estudiantes de periodismo, o de recién ingreso a las filas del diarismo”.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
184
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.