Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Analizan expertos registros sonoros de instrumentos mayas

12/12/2011 10:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Luego de año y medio de estudios de arqueoacústica, física, etnología y ornitología, aplicados a 125 instrumentos musicales prehispánicos del área maya, un grupo de investigadores ha identificado que estos artefactos emiten sonidos cuya escala musical no corresponde a la occidental, llamada “tipo maya”. Dicha tesis apuntó a que estos instrumentos cuentan con una gama propia de sonoridades, que preliminarmente los expertos han definido como “tipo maya”, informó hoy un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). El propósito de esta investigación, realizada por primera vez a ese conjunto de objetos que forman parte de la colección permanente de la Sala Maya, del Museo Nacional de Antropología, fue recuperar el patrimonio intangible escondido en las cavidades de flautas, ocarinas, silbatos, trompetas y cornos, elaborados en cerámica o con las conchas de caracoles. Así, este proyecto emprendido por el INAH ha identificado posibles resonancias empleadas por los antiguos mayas, de manera particular en ceremonias funerarias o agrícolas, para atraer la lluvia e imitar o cazar aves. Es a partir de la ejecución de estos instrumentos prehispánicos, por parte de músicos de conservatorio como los investigadores buscan en los entramados sonoros de cada instrumento todas las escalas para hacerlo escuchar, de los cuales efectúan un registro sonoro, mismo que ha permitido identificar rangos entre los tonos y semitonos musicales. A través de esta metodología, se ha determinado, por ejemplo, que entre las notas “sol” y “sol sostenido”, emitidas por los artefactos mayas, los rangos detectados no corresponden a la música tocada con la escala occidental. Asimismo, se creía que la mayoría de las flautas prehispánicas ejecutaban escalas pentatónicas, es decir de cinco notas; sin embargo, ahora se está comprobando que varios de estos instrumentos de viento emiten rangos de sonido mucho más extensos, como el caso de una flauta triple de la cual se obtuvieron 600 rangos sonoros. De acuerdo con la investigadora posdoctoral del Centro de Estudios Mayas de la UNAM, Francisca Zalaquett, quien trabaja en conjunto con el INAH en este proyecto, los instrumentos musicales prehispánicos mayas están clasificados por los especialistas en tres grupos: idiófonos, membranófonos y aerófonos. Sobre los últimos, detalló tienen diversas subclasificaciones, hay flautas sencillas, dobles, triples o cuádruples, pueden ser de tubo recto, transversas, globulares, globulares múltiples; también trompetas, elaboradas con caracoles o en forma de caracol con barro o arcilla; ocarinas y silbatos. “En los acervos del MNA hay una gran variedad de todas las clases mencionadas; la investigación de este patrimonio comienza en las fuentes históricas y con los antecedentes del contexto arqueológico en el que fueron recuperadas las piezas, luego se hace un reconocimiento de su estado de conservación por parte de un restaurador del INAH”, apuntó Zalaquett. Añadió que “si el estado de conservación lo permite, y dependiendo del instrumento, éste es tocado por músicos profesionales, hasta recuperar todas las posibilidades de tonos que pueda emitir cada uno”. Es importante mencionar que los instrumentos se tocan dentro de una cabina portátil, diseñada por físicos del Laboratorio de Cibernética de la Facultad de Ciencias de la UNAM, con madera de triplay y una espuma que absorbe el ruido externo, lo que permite grabar las diferentes escalas que alcanzan, sin elementos que distorsionen el sonido. En el caso de los aerófonos, durante la ejecución en cabina se aplican diferentes tipos de soplidos, mismos que se graban para luego hacer su análisis sonoro y registrarlos en tablas donde se describe el tipo de soplo realizado y qué sonido se emitió en cada caso. Según las investigaciones, el número de resonancias que se llega a ejecutar varía en cada instrumento; por ejemplo, los silbatos han dado hasta cuatro tipos; las ocarinas hasta ocho o nueve; y con las flautas hay más variedad, la flauta triple de la Sala Maya del MNA dio 600 combinaciones. El estudio, dijo la especialista, permite establecer patrones sonoros relacionados con un significado, contexto social y momentos específicos de la vida cultural; con la ayuda de biólogos y ornitólogos también estamos ampliando el conocimiento sobre la relación entre los sonidos y las formas de muchos instrumentos. “Hay una gran variedad de objetos modelados en barro con forma de animales; por ejemplo, ranas, que se encontraron enterradas como parte de ofrendas agrícolas, porque su canto se relacionaba con la lluvia; y una gran cantidad de especies de aves, como el búho, que se vinculaba al inframundo”, concluyó Zalaquett. Este novedoso estudio también se ha realizado en piezas del Museo Regional de Yucatán “Palacio Cantón”, el Fuerte de San Miguel, en Campeche y las bodegas de resguardo de acervos de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán, del Centro INAH-Campeche, de la Universidad Autónoma de Yucatán, y de la Zona Arqueológica de Calakmul. Lo anterior con la finalidad de elaborar tablas de registro de escalas sonoras que ayuden a establecer los patrones sonoros de las diferentes áreas mayas, y poder compararlos con los de los instrumentos que alberga el MNA. Por su parte, la directora de dicho recinto, Diana Magaloni, señaló que el tipo de piezas del museo están registradas y catalogadas, sin embargo hacía falta un estudio de los objetos que pudieron funcionar como instrumentos musicales, ya que la mayoría de las investigaciones estaban enfocadas en su naturaleza arqueológica, sin considerar los elementos intangibles. Una vez concluido el análisis de dichas piezas, que lleva 90 por ciento de avance, los estudios continuarán con los objetos de este tipo que se hallan en las salas Culturas del Golfo de México y Mexica, dos de las más ricas en instrumentos musicales del Museo Nacional de Antropología. Dicho proyecto de investigación, es encabezado por Francisca Zalaquett, investigadora posdoctoral del Centro de Estudios Mayas de la UNAM, quien ha trabajado de manera conjunta con la arqueóloga del INAH Federica Sodi Miranda, especialista en dicha civilización. Así como con un equipo de investigadores de ambas instituciones, para estudiar uno por uno los 125 instrumentos musicales que se exhiben en el MNA, en el espacio dedicado a esta cultura prehispánica.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
25
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.