Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Analizan en un libro la trivialidad y la radicalidad del amor

04/02/2012 07:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Publicado originalmente en 1977, “Fragmentos de un discurso amoroso”, el libro más ambicioso de la última época del escritor y especialista Roland Barthes, vuelve a la circulación para presentar a las nuevas generaciones un análisis sobre la trivialidad y la radicalidad del amor. Sin embargo, “Fragmentos de un discurso amoroso” es un libro sobre el amor. En palabras de Barthes, esta obra se vuelve altamente necesaria porque “el discurso amoroso es hoy de una extrema soledad. Es un discurso tal vez hablado por miles de personas (¿quién lo sabe?), pero al que nadie sostiene. “Está completamente abandonado por los lenguajes circundantes: O ignorado, o despreciado, o escarnecido por ellos”, sostiene el autor francés, quien añade también que el discurso sobre el amor está asfixiado detrás del erotismo, la sexualidad, la pornografía, la publicidad, el cuidado del cuerpo y el consumo mediático. La decisión de Barthes (1915-1980) de ocuparse del amor adquiere, en este contexto, un carácter subversivo, por eso es el libro más ambicioso de la última época de Barthes, consistente en darle escritura, convertir la teoría en la gran novela del siglo XX. De acuerdo con su cada editorial, es un delicado relato de aprendizaje (o mejor dicho: Del aprendizaje como algo imposible) sobre el deseo, el amor, la soledad, los celos y la respiración agitada. Erudito y claro, transparente y complejo, como el propio amor, “Fragmentos de un discurso amoroso” es un exquisito ejercicio de semiología salvaje, añade. Un libro sobre las posibilidades de la crítica de pensar el mundo, que para Barthes es, ante todo, discurso: “Dis-cursus es, originalmente, la acción de correr aquí y allá; son las idas y venidas, andanzas, intrigas. En su cabeza, el enamorado no cesa de correr, de emprender andanzas y de intrigar contra sí mismo”. Un muestrario de los lugares comunes sobre el amor y, al mismo tiempo, una formidable demolición de los mismos. Construido como un vocabulario, es un tratado no sobre el amor sino sobre sus palabras. En torno a la locura de la sintaxis y el enamoramiento del sentido, concluye la misma fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
111
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.