Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Angangueo: Crónica de una exfoliación (segunda parte ) /Hugo Rangel Vargas

16/09/2013 06:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Hugo Rangel Vargas

Si bien el verbo que mejor describiría el proceso de apropiación de la riqueza minera en nuestro país es el de expoliación (cuyo significado según la Real Academia de la Lengua Española es "despojar con violencia o con iniquidad"); para el caso de la Impulsora Minera de Angangueo (IMASA) y el proceso jurídico que ha sido llevado a efecto del traslado de la propiedad de sus fundos mineros a la Industrial Minera México (IMMSA), bien valdría la pena usar el verbo exfoliación (que deriva del latín exfoli?re y significa deshojar). Ello producto de las irregularidades administrativas y legales que se han expresado en la acción de deshojar expedientes, truncarlos, ocultarlos y administrarlos de forma leguleya.

De las múltiples anomalías que presenta la venta de IMASA, conviene detenerse en el "Contrato de Concertación de Acciones", pues de ahí derivan muchas decisiones tomadas por los distintos presidentes del Consejo de Administración de esta empresa, así como su desmantelamiento a contrapelo de los accionistas. Este acuerdo fue firmado el 14 de febrero de 1996 por el entonces Gobernador de Michoacán, Ausencio Chávez, (vale decir que a la firma del mismo el Gobierno del Estado se ostentó como socio mayoritario con el 94% de las acciones) y por el Presidente del Consejo de Administración de IMASA, Armando López Orduña, sin presentar un Acuerdo de la Asamblea General de Accionistas que lo facultara para realizar actos que estaban fuera del objeto social de IMASA. Por IMMSA, lo suscribieron sus apoderados, Xavier García de Quevedo y Héctor Calva Ruiz.

Entre los señalamientos de ilegalidad en dicho contrato se encuentra el del gerente general de IMASA nombrado en 2003, Cornelio Téllez, quien puso de manifiesto a la Contraloría del Estado la existencia de situaciones ilegales e irregulares en los contratos de "Concertación de Acciones" y de "Transmisión de la Titularidad de las Concesiones Mineras". La Contraloría a su vez, pidió el análisis a la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno. Nunca se emitió opinión alguna.

El contrato en cuestión, compromete la Titularidad de las Concesiones a favor de IMMSA, en caso de que ésta decida explotarlos comercialmente. Para la firma del mismo, se requería del Acuerdo de la Asamblea General de Accionistas, que es, según la cláusula Décimo Cuarta de su Acta Constitutiva, la autoridad máxima de la empresa. Por otra parte, al quedar la empresa sin yacimientos que explotar tenía que haberse disuelto en ese año o al año siguiente, porque había perdido su objeto social, que según la cláusula cuarta del mismo documento es la "exploración, explotación, adquisición y arrendamiento de fundos mineros de cualquier clase así como la fundición de metales".

Ahora bien, es sabido de la existencia de jurisprudencia para proceder a la invalidación de los Contratos de Concertación de Acciones y de Transmisión de las Concesiones Mineras y es probable que quienes sientan lastimados sus derechos por estos actos jurídicos procedan a integrar los expedientes de estas querellas y presentarlos ante la autoridad competente.

Para ello, es sabido que algunos accionistas de IMASA han solicitado, al amparo de la Ley de Transparencia, diversa información al presidente del Consejo de Administración de IMASA, Gustavo Castillo Lavín. Sin embargo la respuesta del funcionario ha sido la evasiva pretextando que los documentos requeridos tienen una antigüedad mayor a los 12 años, razón por la que ya no están resguardados en un archivo de concentración. Pese a la obligación legal de preservar un archivo histórico de la empresa, esta negativa ha sido reiterada derivado de lo cual los quejosos han presentado un recurso de revisión ante el ITAIMICH.

La cadena de irregularidades es larga y pese a la expoliación, devenida en exfoliación, la lucha de los mineros y antiguos accionistas de IMASA persiste en aquel pueblo que desde hace muchos años se niega a morir.


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
176
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.