Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Primernivel escriba una noticia?

Ángeles y Demonios

21/05/2009 15:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A golpe de morbo religioso

A pesar de lo que diga el dicho, segundas partes a veces son buenas, o por lo menos superan a sus predecesoras, si bien en este caso la tarea no era muy difícil.

Ángeles y Demonios, precuela de la exitosa El código Da Vinci, viaja hasta la ciudad del Vaticano para que Robert Langdom, experto en simbología, ayude a resolver el secuestro de cuatro eclesiásticos, los favoritos para ser elegidos como próximo Papa. El caso estará directamente relacionado con los Illuminati, hombres enfrentados a la iglesia durante mucho tiempo.

De nuevo la intriga se aprovecha del morbo que provoca la religión para así dar unos golpes de efecto. Es Dan Brown. No esperen demasiado. Pero tengan en cuenta que a diferencia de El código Da Vinci tenemos ante nosotros un juego al estilo de los que se gastaba Indiana Jones en cintas como La última cruzada. Eso sí, sin que este Langdom nos deje de parecer un sosísimo papel sin trasfondo emocional y que se mantiene gracias al buen hacer de Tom Hanks. Un personaje que no es más que un norteamericano listillo que parece ser capaz de todo y que viene a dar lecciones a los europeos sobre su historia.

Con el material que proporciona Dan Brown no hay una buena película si no se transforma en algo que vaya más allá de esta gymkana en la que se va de pista a pista y tira porque me toca. Un juego en el que nos termina pareciendo de traca de que el malo en cuestión se haya tomado tantas molestias a la hora de ejecutar su plan

La base es endeble. Punto muy en su contra porque todos sabemos que si Ron Howard, otra vez director de la obra de Brown, no tiene un buen material entre las manos, está perdido, pues su cometido suele derivar en dar cierta capa de brillo y poco más. Y es que a pesar de ser una cinta ciertamente entretenida, no deja de ser un producto hueco. Le falta fuerza y carisma, como a todo lo que suele hacer Howard, por mucho que apuntara muy buenas maneras en su película El desafío: Frost contra Nixon.

Además, hay en Ángeles y demonios un quiero y no puedo dar humor, por más que haya algún que otro pequeño chiste (sobre el tabaco, sobre la riqueza del clero), y la mayoría de lo que se cuenta nos termina resultando demasiado artificial y efectista. Decidan ustedes: si les apetece un rato de diversión sin muchas exigencias, aquí tienen una buena oferta.

LO MEJOR: Que es un producto entretenido.

LO PEOR: La falta de personalidad que rezuma cada plano.


Sobre esta noticia

Autor:
Primernivel (9 noticias)
Visitas:
1585
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.