Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mejikano escriba una noticia?

Aprendiendo a perdonar todo en la vida.

09/09/2013 13:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sistema nos enseña a enfrentarnos unos a otros por cosas que no tienen razón de ser: religión, política, creencias, ideas, etc., pero no nos enseña a razonar, a reflexionar, a fortalecer nuestros valores, siempre vamos por el camino equivocado.

Vivo en Puerto Vallarta, un ciudad semi-destrozada en su zona urbana, visible en la zona turística, 3 gobiernos pasados la dejaron en la ruina: sin dinero, sin presupuesto y en el abandono, es una verdadera lástima pues que como ciudadanos no hemos aprendido a elegir mejores gobernantes, siempre nos dejamos llevar por la pasión, el conformismo, la conveniencia, ideas arcaicas pues, en lugar de dejar de lado eso y fijarnos bien a quien vamos a apoyar, primero vemos por nosotros mismos. El resultado está a la vista.

Ya van 3 veces en este año que debo pagar por la reparación de la suspensión de mi camioneta, no auto, camioneta, que se supone son más fuertes que los delicados autos. Tener un auto sedán en esta ciudad es realmente una epopeya (calles empedradas) y si hoy lo sumamos calles y avenidas pavimentadas destrozadas, ¿pues qué te puedes esperar?, y bueno, no es conformismo pero he visto que en Guadalajara y México D.F. sufren lo mismo, si bien hay vías mayormente pavimentadas los baches se hacen presentes, ¡y valla baches!.

En fin, sobra decir que los gobernantes dilapidan el dinero y otra parte va a parar en sus bolsillos y en los de sus colaboradores y familiares, y una que otra amistad que se beneficia del voto seguro por dicho gobernante. Así pues cada día estamos peor y peor.

Hace unos días esto era motivo más que suficiente para maldecir a estos individuos mal llamados gobernantes, y peor llamados políticos, en México no exísten los políticos, ni idea tienen de qué es ser un político, en realidad son un puñado de rufianes, malandrines y huevones que se aprovechan del bondadoso pueblo mexicano. Somos una nación en verdad bondadosa, hemos regalado nuestras riquezas desde hace más de 500 años, y seguimos regalando nuestro dinero a una especie de maldición llamada gobierno.

No es para menos el encabronarse por ello mientras yo apenas y alcanzo a sobrevivir con las ventas del día, no alcanza el salario, y por más que buscas alternativas, a veces hay aspectos no que no te dejan ir por la gloria, no por miedo o ignorancia, simplemente por que las circunstancias no están dadas. Una razón más para ponernos como enorgúmenos y atacar al que se nos cruce, así vivimos día a día.

Hasta hace poco entendí plenamente la palabra perdón, es algo así como la antesala a la PAZ y TRANQUILIDAD, ¡el perdonar es lo que realmente te da la paz, la tranquilidad, la felicidad!, y yo quiero eso en mi vida, ya no me importa si mi negocio da más o no, sé que realmente son tiempos difíciles y que de una forma u otra saldré adelante, y para ello necesito paz y tranquilidad, una mente en paz conmigo mismo y con todo lo demás, y por ello hoy digo:

  • Dios, perdona mi impaciencia y mi ansiedad, si tú me perdonas por mis fallas, ¿quien he de ser para no perdonarme a mí mismo y a mis semejantes?.
  • Hoy me perdono por mis viejas fallas.
  • Hoy cierro ese ciclo de mi vida en donde siempre busco culpables para satisfacer mi ego.
  • Hoy dejo atrás todo mi pasado y perdono a todo aquel que me halla ofendido, cierto o falso.
  • Hoy perdono a mis gobernantes, a mis compañeros a todos aquellos que ‘afectaron’ mi vida.
  • Hoy perdono todo lo que halla pasado, para bien o para mal.

Y comienzo una vida nueva donde nada me afecta, ni mis propias decisiones, sé lo que tengo que hacer bien para recibir bien, y sé que el mal siempre estará ahí acechando y buscando que pierda la balanza de mi vida, perdono todo lo que tenga que perdonar pues de nada me ha servido luchar contra el mal, contra lo que considero equivocado y que sólo Dios juzgue nuestras acciones.

Si algún día tengo que ir al llamado del pueblo para luchar por nuestro país, ahí estaré, sin rencores y sí con mucho valor para solucionar lo que se halla que arreglar.

Pero hoy, sólo hoy, perdono.


Sobre esta noticia

Autor:
El Mejikano (24 noticias)
Fuente:
laregionalpv.com
Visitas:
59
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.