Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Es el Ariel símbolo de muchos rostros de la cinematografía mexicana

02/05/2011 06:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El premio Ariel, que se entrega desde 1947, “es hoy una de las máximas preseas identitarias de nuestra industria cinematográfica, reconociendo el trabajo de directores, actores, guionistas, musicalizadores, vestuaristas y maquillistas que han labrado sólidas trayectorias a lo largo de las décadas”. Lo anterior se señala en un comunicado, el cual destaca la opinión al respecto de Carlos Carrera, actual director de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. Agrega que pocos saben que la figura del premio Ariel surgió de la inspiración que el escultor Ignacio Asúnsolo encontró en el texto del escritor José Enrique Rodó, titulado con el mismo nombre que la estatuilla, y que en su opinión era un símbolo ensayístico, sinónimo de la unidad e independencia latinoamericana. De acuerdo con Carrera, titular de dicha instancia que se encarga de entregar este galardón, el Ariel representa el mejor símbolo del espíritu de esta institución, cuyos lineamientos se centran en la promoción, difusión, investigación, preservación, desarrollo y defensa de las artes y ciencias cinematográficas. “Es un galardón de mucho prestigio y sin duda un referente importante del esfuerzo y el talento con el que se construye el cine en nuestro país”, afirmó el realizador de películas como “La mujer de Benjamín” o “De la infancia” al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Señaló que está convencido de que las diversas ceremonias de este galardón muestran el desarrollo de la industria y contribuyen a un mejor conocimiento del pasado y del presente del cine nacional. En opinión de la actriz Ana Ofelia Murguía, quien este año recibirá, junto con el director Jorge Fons, el Ariel de Oro por Trayectoria, este premio constituye una oportunidad para revalorar anualmente el esfuerzo con el que se realiza el cine en México. “Es una trinchera donde hay retos constantes, problemáticas, pero también muchas satisfacciones. Cuando en los 70 recibí mi primer Ariel por ´Naufragio´, de Jaime Humberto Hermosillo, sentí un orgullo y una satisfacción tan grande, que sólo la puedo comparar con la emoción que siento por este nuevo reconocimiento con el que me honra la industria que tanto quiero”. Cineastas de la nueva generación como Fernando Eimbcke, consideran que el Ariel es un premio en el que los realizadores nacionales encuentran un gran estímulo, además de los técnicos y profesionales que contribuyen a crear la estética y el perfil de una cinta. “El simple hecho de estar nominado ya es un precedente de gran importancia en la carrera de todo realizador, guionista, músico o productor que apostó por seguir fortaleciendo nuestro cine”, mencionó a Conaculta. El galardón está respaldado por la labor de difusión y fomento que realiza la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas que incluye la edición de libros sobre el desarrollo del cine en México, la preservación de guiones o trabajos teóricos, así como la actualización de biografías de cineastas y profesionales de la industria. Asimismo, en sus estatutos, la academia como organismo independiente de instituciones gubernamentales o empresas privadas, defiende la libertad creativa y laboral de los cineastas mexicanos. Para directoras como Mariana Chenillo, quien obtuvo el reconocimiento de la crítica internacional por “Cinco días sin Nora”, el Ariel es la mejor prueba de una industria cinematográfica activa y de cómo los cineastas continúan sacando adelante sus proyectos. Al mismo tiempo, cineastas extranjeras como Marité Ugás, cuya película “El chico que miente”, se proyecta actualmente en el marco del Foro Internacional de la Cineteca, afirmó que el Ariel es un premio bien conocido a nivel latinoamericano y que sin duda se ha convertido en una sólida plataforma para que los cineastas mexicanos encuentren circuitos en el extranjero. A su vez, Fracisco Athié, director de “El baile de San Juan”, celebró la apertura que existe hoy por parte de la Academia para premiar a nuevos realizadores e incluso óperas primas. “En mis tiempos el que un nuevo realizador soñara con ganar un Ariel era casi como ciencia ficción. Yo vengo de una generación donde el camino era picar piedra durante años para lograr entrar a un sindicato, el círculo era muy cerrado, hoy los nuevos cineastas tienen muchas puertas para respaldar sus trabajos”. Finalmente, Roberto Sneider, cuya película “Arráncame la vida”, fue elegida por la Academia para representar a México en los premios Óscar, afirmó que el Ariel es un galardón que guarda la tradición cinematográfica de muchas generaciones. “Es un símbolo de nuestra industria y de nuestro cine”.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
185
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.