Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdetexcoco escriba una noticia?

¿Quién arruinó la Feria del Caballo de Texcoco?

07/10/2009 02:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Quién cortó de tajo la realización de la Feria del Caballo en sus versiones tradicionales de abril durante los años 2002 y 2003?

¿Quién ordenó se realizara una versión hechiza de la Feria del Caballo en noviembre de 2003? ¿Quién otorgó los permisos para que se llevara cabo en abril de 2004 una Feria llamada Expo-Texcoco? ¿Quién o quiénes son los responsables de distorsionar el sentido de la tradicional Feria del Caballo que por décadas dio cohesión e identidad a los texcocanos? ¿Quién ordenó que la Feria del Caballo en su habitual fecha de realización en abril se la trasladara al mes de noviembre? ¿A qué intereses mezquinos y económicos obedeció ese cambio? ¿Por qué no se ha rendido un informe sobre esta situación? Éstas y otras muchas interrogantes trataremos de exponer a plenitud, con el afán de que los habitantes de la ciudad y la región tengamos un panorama acerca de lo que ha estado sucediendo en nuestro Texcoco contemporáneo.

Entre noviembre y diciembre de 2001 se agudizó el problema de la construcción del nuevo aeropuerto; obra de carácter nacional que sin consulta se pretendió ejecutar en los ejidos de Texcoco y Atenco. Para el siguiente año de 2002, por temor a los macheteros de Atenco, el entonces presidente municipal, Horacio Duarte Olivares canceló la realización de la Feria del Caballo (abril de Semana Santa) en acuerdo con el entonces Presidente del Patronato Higinio Martínez Miranda. Un año más tarde, en marzo-abril de 2003, nuevamente por acuerdo de los personajes ya mencionados se canceló la realización de dicha Feria.

Con esto ya podemos visualizar a los primeros responsables del fracaso de la Feria del Caballo en sus tres últimas versiones. Con su decisión Horacio Duarte Olivares e Higinio Martínez Miranda tiraron a la basura los miles de empleos (más de 1 500 directos y 1 000 indirectos) que se generaban año con año; empleos que eran bien aprovechados por jóvenes y adultos, hombres y mujeres de la región de Texcoco. ¿Acaso la realización de la Feria del Caballo no era un buen incentivo al turismo que atraía gente que se dejaba venir de todas partes de la república y del extranjero? ¿Acaso la derrama económica en la versión abril de Semana Santa de la Feria de no era tres veces más jugosa que la de noviembre?

¿Por qué el Gobierno del Estado otorgó a la Corporación Interamericana de Entretenimientos, CIE, la concesión de la Feria del Caballo por 10 años? Simple y sencillamente por la incompetencia que constató en sus organizadores en turno: 1) Horacio Duarte Olivares, Presidente Municipal; y 2) Higinio Martínez Miranda, Presidente del Patronato de la Feria.

Otro resultado social de mayor gravedad. Con la cancelación de las dos versiones 2002 y 2003 de la Feria del Caballo Horacio Duarte Olivares e Higinio Martínez Miranda condenaron a los texcocanos sin la posibilidad de verse beneficiados con el equipamiento urbano más indispensable en sus colonias, barrios y comunidades. Esto, porque debemos recordar que las utilidades de la Feria del Caballo eran destinadas, precisamente, para la realización de obra pública en las distintas comunidades del municipio y cabecera municipal. Los datos que se tienen señalan que en las versiones de la Feria hasta el año 2001 ellas significaron un ingreso directo a las arcas municipales de entre 15 y 20 millones de pesos por año.

Así, la pregunta obligada es: Señor Presidente municipal Higinio Martínez Miranda ¿en cuánto dinero malbarató la versión de la Feria del Caballo realizada en noviembre de 2003? Déjeme responderle: 6 millones de pesos.

En agosto de 2003, después de los procesos políticos internos y constitucionales que los texcocanos aún tienen muy presentes en su memoria, dudosamente Higinio Martínez Miranda asume la presidencia municipal. En las primeras sesiones el edil texcocano, con toda astucia, se dirigió a los pobres regidores (que no rebuznan, porque Dios es muy grande) para comunicarles que traía consigo el contrato a través del cual el Ayuntamiento de Texcoco otorgaría el permiso a la Corporación Interamericana de Entretenimiento, CIE, para que organizara y administrara la realización de la Feria del Caballo en su versión 2003. Así, en una sola sesión de cabildo y en un par de horas, los regidores lo aceptaron y firmaron. Quienes aún duden de lo que aquí se escribe lo pueden consultar en el acta de cabildo, que extrañamente Marco Antonio Mosqueda, Secretario del Ayuntamiento, se ha negado hacer del conocimiento del pueblo de Texcoco, dado que no ha sido publicado en la Gaceta Municipal, lo que legal y administrativamente esta obligado a hacer.

Quienes tenemos algunos años de vivir en Texcoco y de seguir de cerca el actuar de los funcionarios municipales en turno podemos aseverar que nunca antes se habían visto tantas aberraciones en el actuar de los presidentes municipales. Bueno, ¡ni con Chilo se cometieron tantas pendejadas! ¡Cómo es posible que los texcocanos permitan que un evento tan importante como la Feria del Caballo sea pisado y manipulado a contentillo por un par de funcionarios públicos! ¡Cómo es posible que un evento forjado en la tradición de un pueblo y los empeños de un empresario amante de los caballos finos, que en su momento fue capaz de dar origen a la Raza Azteca, razón de ser de la Feria, ahora esté en ruinas!

Los texcocanos sabemos que usted señor Presidente Municipal ha hecho de la Feria del Caballo un verdadero relajo. Por esta razón le queremos de dedicar lo siguiente nada más para que se eduque: ¿Si en años anteriores la realización de la Feria del Caballo se efectuaba en el mes de abril de Semana Santa (insistimos en esa fecha tradicionalmente y más propicia en cuanto a derrama económica), por qué permitió se realizara en noviembre de 2003? ¿Por qué no se esperó seis meses de su sombría gestión para realizar el evento en su fecha tradicional abril de 2004 y así no malbaratarla? Si en su fecha tradicional la concesión y permiso por realizar la Feria del Caballo significaba, como se ha demostrado, entre 15 y 20 millones, ¿por qué se apresuró en malbaratar la Feria en 6 millones de pesos, cuando ella vale tres veces más? Si la Feria del Caballo en noviembre 2003 vale 6 millones de pesos y seis meses después abril vale entre 15 y 20 millones, ¿para qué hacerse el necio y realizarla en noviembre 2003?

¿En qué meses del año es más importante la realización de la Feria del Caballo?: 1) abril de Semana Santa, con una quincena de vacaciones, fecha que tradicionalmente era y es nacionalmente conocida para asistir a la Feria del Caballo en Texcoco o 2) noviembre en que no hay vacaciones, fecha en que ya todos estamos reservando los pesos para las próximas fiestas y con escasa afluencia de turistas.

En fin, con esto hemos evidenciado a plenitud, por más argumentos que pudiera exponer nuestro presidente municipal para salvar su reputación, la falta de interés por el mejoramiento de Texcoco. Que ha evidenciado Higinio Martínez Miranda, quien por sus pistolas regaló 10 millones de pesos a la empresa CIE. Un presidente municipal que realmente piense en los intereses de sus gobernados no se puede dar el lujo de regalarle al rico para negarle un mejor futuro al pobre.

¿Qué derecho tiene Higinio Martínez Miranda sobre la tradicional y emérita Feria del Caballo para manejarla a su antojo y trasladar su realización a una fecha que no tiene identidad ni sentido con los texcocanos?

¿Cuántos comerciantes fueron engañados con esta fracasada versión de la Feria 2004? ¿Quién es el responsable legal y moral de este fracaso? ¿Quién dará la cara y se hará responsable de las pérdidas económicas que se le ocasionó a los comerciantes? ¿Acaso el municipio no cuenta con una Oficina de Desarrollo Económico o de Planeación Municipal que le permita realizar estudios serios sobre el impacto económico de un evento comercial o turístico? ¿Acaso quienes presiden éstas oficinas del municipio no tiene la capacidad técnica y profesional para avizorar el éxito o fracaso de un evento como lo fue la feria hechiza de abril 2004? ¿Acaso el presidente municipal Higinio Martínez Miranda no es responsable de prevenir: abusos, engaños etc.? ¿Por qué el presidente municipal no canceló la Feria Texcoco 2004?

Este es el momento para que el Consejo Consultivo haga valer su calidad moral y profesional y no permitir que sigan prostituyendo la reputación de una Feria que se forjó a través de los años con el esfuerzo del pueblo de Texcoco.


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdetexcoco (20 noticias)
Visitas:
2145
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.