Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Abdell escriba una noticia?

Art Of Fighting 2

26/09/2013 11:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más que un análisis, me gustaría comenzar esta sección con una retrospectiva respecto a mi experiencia en el presente título. Como muchos, mi experiencia en los arcades de lucha se dio con Street Fighter 2, ese juegazo en el cual más de uno consumimos horas y horas de gameplay, como del dinero destinado a los almuerzos en nuestros recreos. Y pese a los clónicos que de a poco iban apareciendo de diversas compañías (entre ellas SNK), ninguno logró atraer mi atención lo suficiente como para abandonar la considerada obra maestra de Capcom; tarde o temprano y el abuso, sin embargo, terminan volviendo algo querido incluso tedioso lo cual provocó que buscara más opciones, encontrándome entonces con el primer juego de esta saga de la compañía rival.

Art of Fighting es un juego que vale la pena probar, y pese a la decepción primaria con la cual uno se topa cuando descubre que en el modo principal solamente puede optar por dos personajes (Ryo Sakazaki y Robert Garcia), quizá ante la importancia que el modo historia presentaba en su primera entrega. En la segunda se opto por algo más atractivo al mejorar no sólo el catálogo de personajes por seleccionar, sino también el aspecto gráfico, musical y los controles que desde mi punto de vista, le dan ese toque único al presente vídeo-juego; esto último es, de hecho, y como curiosidad personal, uno de los puntos fuertes que logró engancharme a la segunda parte de la saga, al grado de considerarla hasta ahora, el mejor juego de peleas incluso sobre Mortal Kombat 2 y Street Fighter 2. Curioso es que lo que a mí me agradó, a muchos pareció disgustarles. Vayamos poniendo los puntos claros: Art Of Fighting 2 no es un juego para cualquiera y desde el inicio lo deja muy claro. Muchos son los que argumentan en contra de sus controles, otros por su dificultad y si bien estoy de acuerdo en que aún en nivel 1 el juego es aguerrido, los controles peculiares hicieron que muchos abandonaran con rapidez esta nueva alternativa. Nunca lo entenderé con exactitud. Al menos a mí, el que se hiciera algo como ello permitía no sólo una nueva experiencia de juego, sino una más acorde al estilo de juego dictado por el nombre del mismo juego. Nos encontramos realmente ante un título que redacta muy bien el arte de pelear, establecido por comandos intuitivos que reaccionan en base a la fuerza que ejerzamos al presionar cada botón, es decir, que en lugar de 3 botones para patada y otros 3 para puñetazo, tendremos uno para patada y otro para golpe de los cuales el tipo de ataque dependerá en la fuerza usada para presionarlo. Algo curioso y al principio engorroso, pero sin lugar a duda, que con la práctica se va perfeccionando y de a poco, volviendo algo fácil de manejar. Sobre la dificultad, ¿qué decir?, en aquellos tiempos parecía ser una clave para que uno siguiera gastando sus monedas, lo cual al final dio por ende un sistema en el que gracias al control, cada batalla se volvía una guerra estratégica que si bien podía ser ganada con algunas trabas, resultaba más difícil ante un elemento que hasta el momento ningún otro juego se había propuesto a incorporar: la barra de espíritu. Sin lugar a dudas, un acierto y lo que ocasionó que los personajes de esta franquicia fueran tan abusivos al aparecer en un éxito posterior: King of Fighters. La barra de espíritu representó una solución para todos aquellos hartos de que sus oponentes no dejaran de atrincheraban en una esquina y no dejaban de lanzar ataques especiales, volviendo a la larga algo tedioso algo que debía ser divertido. Siempre había formas de sacarse esas trabas, pero el disgusto del momento era algo que a mi parecer, era mejor evitar y lo cual la incorporación del presente elemento logró; al ser simple su tarea gastándose en cada uso de ataques especiales, y a pesar de poderse recargar con un botón implementado con tal función, se nos obligaba a buscar la situación adecuada para actuar para ganar el round presente, lo que desemboca en un continuo mejoramiento a pesar de las palizas que todos nos llevamos en la curva de aprendizaje. Siendo así y como se hacía en juegos como Street Fighter, el quedarse en una esquina lanzando y lanzado poderes era simplemente inútil.

La cantidad de 12 peleadores para seleccionar, cada uno con un estilo variado, pese a la similitud que poseen la familia Kyukugen Ryu Karate, amplía las opciones de torneo principal, como la de las retas, siendo este el foco de atención para todos aquellos que le hacíamos más a las retas entre los amigos.

Art of Fighting 2 llegó a mejorar todo o que estableció el primer juego, con un catálogo de peleadores más amplio, la continuación de una historia que se entrelazaría con sagas de la compañía SNK como lo eran Fatal Fury o KOF, como un apartado de música como un sistema de batalla más fuerte y trabajado que la primera entrega. La tercera parte llegaría después, sin embargo y para mucho que lo jugamos, representó una completa decepción.

AOF2 es un vídeo-juego que condecoro siempre, puesto que al menos para mí, es uno que muestra como debían hacerse las continuaciones de una saga, ante innovaciones tan atractivas que se volverían un estándar en juegos de lucha posterior. Recomiendo ampliamente que si pueden echarle un ojo lo hagan, ya que hace algunos años, un recopilatorio de esta saga apareció para Playstation 2.


Sobre esta noticia

Autor:
Abdell (95 noticias)
Fuente:
bitacoradenats.blogspot.mx
Visitas:
121
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.