Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

El arte es dialéctico por naturaleza: Benjamín Domínguez

24/05/2012 05:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En pleno siglo XXI, la técnica, la composición y el concepto mismo de la imagen dentro del terreno del arte moderno han desaparecido debido a los constantes movimientos pictóricos que se han originado a través del tiempo, aseguró hoy aquí el pintor mexicano Benjamín Domínguez (1942). Entrevistado a propósito de su exposición “Elogio de la mirada”, que abrirá el 30 de mayo en la Galería Juan Soriano, del Centro Nacional de las Artes, el creador chihuahuense afirmó que la extinción de dichos elementos en el arte “es un movimiento natural que se da en todas las épocas”. “En el Renacimiento se dieron movimientos en los que desaparecía el pintor, sus técnicas y sus elementos, porque cambiaba el movimiento de la gente. El arte es dialéctico por naturaleza, debe tener una discusión y una negación absoluta de lo que está sucediendo para poder avanzar a otro movimiento”, consideró. Seguro de que el arte no tiene tiempo, se da, es continuo en el tiempo, presentará un total de 20 obras derivadas del cuadro “Variaciones sobre el Matrimonio Arnolfini”, del pintor flamenco Jan van Eyck (1390-1441). Tatuajes, levitaciones, sexo, odio, política y hasta crimen, son algunos de los temas que se incluyen en las obras que exhibirá, producto de una minuciosa revisión de la obra del pintor de origen holandés. La serie de obras que pintó en 1985 y que se presentaron en el Museo del Palacio de Bellas Artes, sigue dando de qué hablar, pues consideró que se trata de obras que no pierden vigencia y que igual que el cuadro de van Eyck han trascendido su fecha de creación. La exposición se titula “Elogio la mirada” porque la obra de van Eyck hecha en 1434, es un placer; una obra que se lee de muchas formas, una pieza adelantada a su época, es de esos cuadros que trascienden y nunca se estancan, siempre están creciendo por la cantidad de símbolos y la forma como manejan los personajes”, dijo. Refirió que lo que le interesó de dicha obra, fue “hacer una revisión minuciosa, darme cuenta de la mentalidad tan avanzada que tenía van Eyck para hacer el planteamiento de un matrimonio, pues más que un acta de matrimonio, la pieza es una colección de símbolos que definen a la pareja”. “Hice un estudio profundo del cuadro técnicamente y simbólicamente; la obra en sí es un rompecabezas, está formado de las diferentes partes que conforman el carácter del matrimonio”, consideró. De acuerdo con Domínguez, la obra de van Eyck es una pieza que se encuentra en constante movimiento a diferencia de la mayoría de las pinturas, las cuales, dijo, son estáticas, se quedan en un tiempo y se hacen viejas. Comentó que gracias a la pareja que aparece en la obra del pintor flamenco pudo adentrarse en la obra a manera de un “voyeurista” para tener infinitas posibilidad de realizar los diferentes cuadros que se presentarán. A pesar de la época en que van Eyck creó esta pieza, Benjamín Domínguez rechazó que sus obras sean renacentistas o surrealistas, “sino que soy yo, es el año 1985, fecha en la que las hizo para el Palacio de Bellas Artes”. El creador, quien festeja siete décadas de vida, concluyó que “Elogio de la mirada” es una exposición de arte fantástico con toques surrealistas.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
244
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.