Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Asiste Calderón a Triduo por la Paz y la Reconciliación en la Basílica

18/12/2011 04:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante el presidente Felipe Calderón Hinojosa, el cardenal Norberto Rivera se congratuló de que en México exista una “sana separación” entre el Estado y la Iglesia, ya que así cada entidad puede hacer lo que le corresponde para alcanzar la paz. En el inicio del Triduo de la Oración por la Paz y la Reconciliación en México, organizado por la Iglesia Católica, Rivera Carrera reafirmó su confianza tanto en el poder de la oración, como en el amor y la ternura de Cristo hacia sus hijos, como elemento indispensable para alcanzar la paz. En punto de las 09:00 horas el mandatario, su esposa Margarita Zavala y sus hijos María, Juan Pablo y Luis Felipe ocuparon el centro de una banca de la primera fila, frente al altar, que le había sido reservada por el Estado Mayor Presidencial. Segundos después monseñor Diego Monroy, ex rector de la Basílica, los recibió y charló brevemente con el matrimonio, sus hijos y sus familiares (aproximadamente 25 personas) que los acompañaban. Al llegar al altar, el cardenal Rivera Carrera saludó a los trabajadores de una empresa nacional de cobre y a los peregrinos en general, así como “con respeto y afecto al presidente de México y su familia”, quienes tomaron su sitio y saludaron con un discreto movimiento de cabeza al prelado. Antes del oficio religioso, el arzobispo explicó que el Triduo de la Oración se celebra en el cuarto Domingo de Adviento y marca la llegada del Príncipe de la Paz, que México necesita porque se encuentra asolado por la violencia y por tantas formas de odio. A lo largo de la misa el presidente Calderón Hinojosa, quien vestía pantalón gris, saco azul marino y camisa blanca sin corbata, permaneció serio y de pie o sentado, dependiendo del momento de la ceremonia litúrgica. En la homilía el cardenal Rivera repitió más ampliamente la idea que había señalado al principio y señaló que, desde su punto de vista, la situación que vive México se debe a que como nación nos hemos separado del camino que marca la fe católica. Dijo que afortunadamente en México existe la separación entre la Iglesia y el Estado, y que éste último tiene la legítima facultad de hacer respetar las leyes, así como el poder coercitivo para garantizarlas, mientras la primera está dedicada a salvar las almas. El Ejecutivo federal y su familia escucharon con atención estas palabras y sólo de vez en cuando el presidente intercambió algún comentario en voz baja con su esposa. En el momento de las peticiones, la señora Margarita Zavala subió para tomar el micrófono y plantear, a nombre de su familia, una petición: “En mi familia hemos preparado una oración por nuestro querido México: Que la esperanza, la justicia y la caridad toque con tu amor el corazón de los violentos y que los pobres encuentren el camino del progreso; toma de la mano a tu pueblo y llévalo a la paz”. Antes otra de las personas que subió a presentar sus peticiones rogó a Dios porque iluminara al presidente de la República, con el objetivo de que ejerza con justicia el poder en favor de los mexicanos y de México. Tanto el gobernante como su esposa recibieron del cardenal la hostia para comulgar. El menor de los hijos de Calderón, quien vestía pantalón obscuro y una guayabera azul claro al igual que su hermano, se colocó entre sus padres, mientras que sus hermanos permanecieron a la izquierda del mandatario y de vez en cuando intercambiaban comentarios en voz baja. Cuando terminó la misa, el jefe de Estado recorrió un poco los pasillos para saludar a la gente en medio de una valla que le abrió el personal del Estado Mayor. Una voz de pronto gritó: “¡Viva el presidente de México!”, a lo que la multitud contestó con un aplauso. Al filo de las 10:30 horas, el mandatario terminó de saludar a la gente y salió por el túnel que conduce al estacionamiento para abordar los vehículos en los que se dirigió de regreso a la residencia oficial de Los Pinos.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
49
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.