Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Atiende IMSS 90% de pacientes con esclerosis múltiple en Jalisco

02/11/2012 05:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La esclerosis múltiple es la segunda causa de discapacidad en jóvenes de 15 a 42 años, informó el IMSS en Jalisco, institución que atiende el 90 por ciento de los casos que se dan en el estado. Miguel Ángel Macías Islas, experto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, explicó que “se caracteriza por la pérdida progresiva de capacidad motriz, visual y cognitiva y es especialmente frecuente en mujeres”. Macías Islas, quien asumió la presidencia del Comité Latinoamericano para la Investigación y Tratamiento de la Esclerosis Múltiple, reiteró que esta enfermedad autoinmune se posiciona como el segundo motivo de discapacidad psico-motriz en jóvenes de 15 a 42 años. Resaltó que contar con el recurso tanto humano como diagnóstico y terapéutico, hacen del IMSS la institución líder en América Latina en el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM). El titular de Neurología del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco, recientemente representó a México en Lyon, Francia, donde dio a conocer resultados de la primera investigación hecha en América Latina en torno a dicha enfermedad. Explicó que la EM era prácticamente desconocida en Latinoamérica, “se consideraba europea”, de ahí que México, Brasil y Argentina hayan conjuntado esfuerzos para investigar su prevalencia, pero además para tener un mayor entendimiento de la misma y, en consecuencia, mejores expectativas en su abordaje. Para empezar, dijo, producto de dicha investigación se determinó que después de los accidentes, la EM se posiciona como el más importante motivo de discapacidad en personas jóvenes, y se estableció además que la susceptibilidad genética, así como cualquier enfermedad viral son fundamentales en su aparición. En torno a la EM, precisó, hay tres aspectos perfectamente establecidos: susceptibilidad genética, esto es, que la persona tenga un gen, el HLA, aparte se requiere la infección de cualquier agente viral y ésta a su vez desencadena la tercera característica que es la autoinmunidad. “Es decir que el virus para sobrevivir engaña al organismo y trata de parecerse a una proteína, la mielina, que se encuentra en las neuronas”, sin embargo el sistema de defensas lo identifica atacándolo, pero también a la mielina en la que se adhirió. Añadió que la mielina es la cubierta de las redes nerviosas cuya principal función es la conducción de estímulos cerebrales para diferentes funciones del cuerpo. Indicó que la destrucción progresiva de dicha sustancia por efecto del ataque del sistema de defensas, se traduce en síntomas que van desde fatiga extrema, hasta pérdida de la visión de un solo ojo, o bien falta de sensibilidad en un brazo, una pierna o ambas. Este tipo de síntomas que son temporales, forman parte de la primera de las tres fases en que se divide la enfermedad, la remitente-recurrente en la que puede haber de 10 a 12 ataques de este tipo a lo largo de un año y cada uno de ellos, si bien desaparecen rápida y espontáneamente dejan algún déficit en la persona. En la segunda fase los ataques recurrentes dejan de presentarse para dar paso a una discapacidad acumulada, se llama secundaria progresiva y finalmente llega la tercera etapa en la que el paciente ya no tiene equilibrio ni coordinación de movimientos y requiere de una silla de ruedas, posiblemente quede ciego y con déficit cognitivo. Macías Islas destacó que en el Hospital de Especialidades están 600 pacientes en tratamiento por EM, 500 de ellos mujeres, y subrayó que hasta antes de 1993, cuando se introdujo la resonancia magnética como herramienta diagnóstica, se captaban apenas unos cinco o seis casos por año. Esto, dijo, habla de una enfermedad de la que hasta hace apenas 20 o 25 años, empezó a diagnosticarse con más precisión y oportunidad, y en consecuencia a tratarse en fases más tempranas. “Al grado tal que tenemos pacientes con 20 años en tratamiento, a quienes se les captó la EM en su etapa inicial, se comenzó a tratar y están todavía activos, incluso casados y con una familia formada”, apuntó. Recomendó que cualquier alteración motriz, sensitiva o visual que dure más de 24 horas, aunque se recupere, debe ser motivo de atención médica, sobre todo si la afectada es mujer, joven y de tipo caucásico, esto es, rubia, porque captada en sus primeras fases, la EM tiene muy buen pronóstico de funcionalidad y de vida, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
119
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.