Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Atribuyen a estilos de vida ciertos tipos de cáncer

30/04/2011 06:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Casi 90 por ciento de los diferentes tipos de cáncer conocidos tienen causas ambientales, relacionadas con la alimentación, los líquidos que bebemos y el aire que respiramos, u ocupacionales, asociadas a los lugares de trabajo donde abundan sustancias tóxicas o carcinógenas. La experta María Eugenia Gonsebatt, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, expuso que alimentos asados como la carne, que en ocasiones se consume casi carbonizada, contienen hidrocarburos aromáticos policíclicos, así como nitrosaminas, que derivan de aminoácidos y forman metabolitos carcinógenos. “Para compensar la acción negativa, habría que disminuir su consumo y acompañarla de una ensalada de verduras frescas, ricas en antioxidantes”, sostuvo en un comunicado. En cuanto a ciertos comestibles que pueden estar contaminados con aflatoxinas (toxinas de muchas especies de hongos del género Aspergillus), como los cereales, señaló que si una persona tiene hepatitis B y está expuesta, tiene el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. En cuanto a las causas ocupacionales, quienes trabajan con ciertos colorantes y no usan protección, o laboran en refinerías, donde hay solventes como benceno, tienen un alto porcentaje de desarrollar carcinoma de vejiga y leucemia, respectivamente. “También, las señoras que aún cocinan con leña en fogones tradicionales y están expuestas al humo, son más propensas”, indicó. Con relación a los estilos de vida, prosiguió, si la persona fuma, consume alcohol y carne roja asada en cantidades considerables, pero muy pocas verduras y frutas, a determinada edad generará más posibilidades de padecer problemas de salud. Entonces, ejemplificó, es más probable que un fumador adquiera cáncer de pulmón; en tanto, si uno pasivo aspira una dosis de humo (pequeña, en comparación con la que recibe aquél) por varios años, el riesgo sería similar. No obstante, aclaró, depende también de la genética y de la susceptibilidad. El organismo de un fumador aprende a dar ciertas respuestas a las sustancias tóxicas del humo, lo que hace que a veces se compense el daño ocasionado por éste, pero el de los fumadores pasivos no alcanza ese aprendizaje. Prueba de ello es que los hijos, que han estado expuestos constantemente, pueden tener niveles de nicotina en la sangre casi tan altos como los de sus progenitores, puntualizó.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
100
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.