Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Auge comercial y costumbrista precede a remembranza de los difuntos

31/10/2011 03:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La compra de veladoras, saumerios e inciensos, de carne de cerdo y aves, de masa y hojas de plátano en los mercados públicos para la elaboración de tamales, así como florerías repletas en los principales panteones en la ciudad, denotan la cercanía de las fiestas de los Santos y los Difuntos. Mientras, en el interior de los camposantos, como el Panteón Central, el de Sabina, de Gaviotas, de Tamulté y el de Atasta, los familiares de los difuntos alistan las lápidas o mausoleos, o contratan a albañiles y trabajadores para arreglarlos, pintarlos y lavarlos. Ese tipo de trabajo sólo se practica en esos cementerios, al igual que los existentes en las villas del municipio de Centro y del resto de las localidades del estado. El único que no permite esas edificaciones es el Recinto Memorial, el único privado en Villahermosa y en Comalcalco, donde sólo se coloca sobre cada bóveda una placa de mármol. De acuerdo con el coordinador de Panteones del municipio de Centro, Javier Domínguez, hay 92 panteones en la demarcación y se han preparado operativos conjuntos con otras instancias para dar atención y seguridad a los dolientes. A cargo del ayuntamiento sólo están el Central, los de Atasta, Tamulté, Sabina y uno en villa Ocuiltzapotlán, mientras el resto los administra cada comunidad, aunque se les exige que previo al Día de Muertos estén limpios. Los cementerios, todos, estarán abiertos desde las 06:00 horas del 1 de noviembre, hasta las 22:00 horas del 2 de noviembre. Por ello, dijo, habrá vigilancia policiaca para que exista orden en los alrededores y en el interior de los panteones, para que nadie ingiera bebidas embriagantes o utilice los sitios para otros fines. Hay familias que una noche antes del 2 de noviembre permanecen en vela en las tumbas de sus seres queridos, donde llevan alimentos típicos de esa fecha como tamales, pibipollo, dulces, camotes, café, pozol, tanto para su ingesta como para colocar algunos de esos productos a manera de ofrenda. También llevan pequeñas grabadoras para reproducir melodías que en vida eran del gusto de sus difuntos, así como sus flores preferidas. En este sentido, los comerciantes del Mercado de las Flores, compuesto por diversos locales en los alrededores del Panteón Central, han multiplicado los arreglos para la ocasión. Los precios por docena varían de los 40 a los 180 pesos dependiendo del tipo de flor, como las rosas, pompón, margaritas, gladiolas, alcatraces, cempazúchitl, entre otras. Para el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas López, el día de los Todos los Santos y de los Fieles Difuntos son una tradición que debe conservarse. En estas conmemoraciones, dijo, se tiene siempre la esperanza cierta de que todos aquellos que se nos adelantaron en el camino, lleguen al cielo al encuentro con Dios. Apuntó que la Iglesia Católica en estos dos días está en fiesta y oración mediante tres estados distintos: La Triunfante para aquellos a los que se celebran el 1 de noviembre y son quienes están ya en el cielo. Las otras son la Purgante, por aquellas almas que se encuentran aún en el purgatorio y por los que se pide para que salgan de allí y se dirijan al cielo, y la Iglesia Militante ó Peregrina, para todos los que aún viven en la tierra y peregrinan a través de La Palabra de Dios.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
62
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.