Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mexivasco escriba una noticia?

Autobús

21/03/2011 05:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace unos años, por cortesía de una empresa en la que trabajé, me tocó estar desplazándome a la ciudad de Torreón (a unos 400 kms de Monterrey) cada diez o quince días, para volver uno o dos días después. En España un trayecto así cualquiera enseguida piensa en tres opciones, el avión, el tren o el coche. En México el tren de pasajeros no existe, el avión para distancias tan cortas sale una fortuna, y con eso de que hay que estar una hora antes en el aeropuerto, otra hora de vuelo y tal, mejor te vas en el coche. Sin embargo existe una opción muy accesible, cómoda y segura (como las compresas con alas), que es el autobús.

Hasta donde yo recuerdo, en España los autobuses de carretera tienen la finalidad de llevar y traer al cole de la ciudad, a los chavales que viven en los pueblos donde no lo hay; para ir a los campamentos de verano o a excursiones del colegio o la iglesia; para que los estudihambres universitarios puedan ir a las universidad que queda en otra ciudad, o para los viajes de fin de curso cuando se van a Benidorm... o íbamos, porque ahora se van a Grecia; También para los viajes que les organizan desde el inserso a los yayos.

En México el autobús es un medio de transporte terrestre muy socorrido para desplazarse entre ciudades de manera relativamente rápida y segura, pero sobre todo barata. Aquí los chiquillos van al cole en su transporte escolar especializado. Los yayos mexicanos tienen descuentos en los autobuses con su "credencial del insen", pero no se les organiza viaje alguno; al igual que sucede con los estudihambres universitarios.

Cuando yo viajaba en autobús, me podía acercar a la central de autobuses desde donde salen todas las corridas... no seas mal pensao, así es como se le llama a los recorridos que hacen estos autobuses. Si las ciudades son grandes, como el caso de Monterrey, es habitual que las líneas transportistas tengan a las entradas de las ciudades sus propias estaciones, que aunque el viaje finalmente partirá o terminará en la estación central, también puede abordarse o dejarse en estas estaciones secundarias.  Incluso según vas llegando a la ciudad, en algunos casos, puedes pedirle al chofer que te baje en el siguiente semáforo o esquina, porque te viene mejor para llegar a tu destino; la condición es que haya un lugar donde se pueda parar, y que no tengas maletas en la parte inferior del autobús, ya que la bajada tiene que durar menos de un minuto. Se cuenta con tres... mas bien cuatro categorías de autobuses, los de primera, los ejecutivos, los de tercera, y los rancheros.

La verdad es que los autobuses de primera son cojonudos, los asientos son iguales que los de los aviones aunque con una cuarta mas de espacio. En la mayoría tienes unas cuatro o cinco pantallas que cuelgan del techo para ver una peli y tal (peli que, en los muchos viajes que hice, jamás trataba del accidente de un autobús), pero en algunos esta tele puede estar en el cabezal del asiento delantero (sólo una vez lo vi).

El autobús cuenta en la parte posterior con un baño tamaño avión, de esos que si vas a tirar la piedra, tienes que entrar de espaldas, porque una vez adentro no tendrás espacio para darte la vuelta. Y claro, a la media hora del iniciar el viaje todavía está limpio, pero para las cuatro o cinco horas, tiene eso mas mierda que una estatua en un gallinero. Si tienes la mala fortuna de que te toque estar en uno de los asientos cercanos al baño, cada vez que se abre la puerta recibes un impacto directo a tu nariz de los aromas que de ahí emanan, sin descontar algún ocasional concierto en ZRT mayor.

Estos autobuses realizan el viaje de ciudad a ciudad a través de las autopistas (donde las haya) sin parar, salvo que sean viajes realmente largos (mas de mil kms), donde tal vez paren en algún punto para cambiar de chofer y dejar que la gente estire las piernas por cinco minutos (cronometrados).

En dado caso que así lo desees, y por un precio extra, puedes desplazarte en los autobuses ejecutivos. En sí son iguales que los de primera, pero llevan un sólo asiento de un lado del pasillo y dos del otro, esto es debido a que los asientos son bastante mas anchos y se pueden recostar hasta casi quedar horizontales, por lo tanto tienen menos asientos y menos pasajeros. Al ir menos gente, el baño está menos concurrido y no apesta tanto; además supongo que el baño estará mejor insonorizado, así que los conciertos son de menor estridencia, aunque como no hice muchos viajes en estos autobuses, nunca me tocó ir en la parte trasera cercana al baño.   Al ser un servicio ejecutivo también cuentan con algunos servicios extras, como el de que antes de subir al autobús, una azafata (que no realiza el viaje) te da un refresquito y un sangüichito. También te prestan una mantita o una almohadica durante el viaje, misma que al llegar a tu destino, otra azafata te quitará al momento de que te bajes del autobús si es que pensabas llevártelas.

Estos autobuses no suelen parar en las estaciones secundarias ni te suelen permitir el bajarte antes de tiempo, suelen ser de central principal a central principal de las ciudades, y como están pensados para largos recorridos, por lo general solo tienen corridas de mas de siete horas de duración (estooo hablo de recorridos, que de las otras corridas no creo que alguien aguante 7 horas).

Los autobuses de tercera suelen ir de una ciudad principal a otra, pero van "ranchando" es decir, parándose en cada pueblico, ranchería o cruce de caminos en donde la gente quiera subir o bajar. Estos autobuses en la mayoría de los casos son los autobuses de primera que ya dieron lo que tenían que dar, así que aunque algunos cuentan con baño y aire acondicionado, rara vez funciona ninguno de ellos, por lo que terminan quitándolos para meterle una fila extra de asientos. El precio por el pasaje depende de lo lejos o cerca que vayas en el recorrido, algunas personas prefieren hacer el recorrido entero de ciudad a ciudad en estos autobuses por ser mas económicos que el de primera clase, pero es un martirio eso de parar a cada rato. Me tocó hacer un viaje en uno de estos autobuses, y un trayecto de unos 150 kilómetros nos llevó mas de cuatro horas, pero es que era la única forma de llegar a ese lugar. Así que justo llegué al pueblo, arreglé lo que tenía que arreglar en una hora, y tira camino de vuelta. Como van recogiendo gente por el camino, puede llegar un punto en que todos los asientos estén ocupados, así que no es raro que la gente haga el viaje sentada en el pasillo o los escalones.

Los rancheros son autobuses del año el catapún, muchas veces son antiguos urbanos que ya no están para muchos trotes, por lo que si pillan una cuesta muy pronunciada, la gente se tiene que bajar a empujar. Como su nombre indica, estos autobuses suelen ir de la gran ciudad a los ranchos o pueblos cercanos, algunos de los cuales no tienen carretera pavimentada de acceso.   Al considerarse autobuses semi urbanos, es normal que en ellos suba mas gente de la que puede ir sentada, así que lo mismo te puede tocar de pie. Y como no tienen aire acondicionado, los aromas a PASUPE (PAtas SUdor y PEdos), es lo mas habitual.   Y aunque no me lo creáis, también en una ocasión me subí en uno de estos.  Yo no lo vi, pero me han contado que puedes ver gente con gallinas en una jaula dentro del autobús, pero como digo, esto es de oídas; lo mas que puedo afirmar es que la gente lleva mas bolsas que un gitano cambiándose de casa. Algunos cuentan con la zona de carga de la parte inferior, pero la mayoría no, así que la gente lleva consigo su equipaje, por lo que el pasillo, además de ir lleno de gente, va lleno de bolsas y cajas. El pasaje es bastante barato y en algunas ocasiones salen de estaciones alternas en lugar de la propia estación central, mas que nada para no recorrer toda la ciudad, ya que si va a ir hacia las rancherías del norte, pilla mal que salga desde el centro, además que así desahogan un poco la central principal, y para ir al resto de la ciudad, puedes tomar un autobús urbano.

Como decía al principio, me tocó viajar bastante en autobús y usé todos y cada uno de los anteriormente citados; así que para el caso que yo necesitaba, salía un autobús cada hora del día; aunque en las mañanas, cuando mas demanda hay, incluso había uno cada media hora. Ya en la noche igual te lo reducen a una corrida cada dos o tres horas (todavía hablo de viajes). Así que puedes llegar a cualquier hora a la central, preguntar a que hora sale el próximo autobús para tal destino, y ahí mismo comprar el pasaje para hacer tu viaje. Lo mismo en la central principal, como en las secundarias de las corridas de primera, o en las centrales de las rutas rancheras, en el caso de las rancheras, si te subes al autobús a mitad de camino, el pasaje se lo pagas al conductor.

PD: foto del interior del autobús ejecutivo pirate... tomada prestada de esta página. Foto del autobús ranchero pillada de esta página.


Sobre esta noticia

Autor:
Mexivasco (250 noticias)
Fuente:
mexivasco.blogspot.com
Visitas:
3943
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.