Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

Aviones no tripulados contra la caza furtiva de rinocerontes en África

14/01/2014 15:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ESPAÑA.- Un equipo liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un sistema de vigilancia mediante aviones no tripulados, con el objetivo de evaluar sus capacidades en la detección de los furtivos que amenazan las poblaciones de rinocerontes africanos. El trabajo, realizado en fincas privadas de la provincia sudafricana de KwaZulú Natal desde agosto de 2012.

"Este trabajo demuestra que los aviones no tripulados pueden funcionar como una herramienta útil para la vigilancia de áreas sensibles, especialmente las de difícil acceso, como apoyo en las operaciones contra el furtivismo y como método complementario para la investigación de la ecología de los rinocerontes", explica Margarita Mulero‐Pázmány, de la Estación Biológica de Doñana del CSIC.

Gracias a su tamaño, estas aeronaves sólo requieren de una pequeña zona libre de vegetación para despegar y aterrizar, con lo que su despliegue puede ser inmediato. El costo económico es reducido y el manejo es sencillo, y al ser aparatos eléctricos pueden ser empleados sin molestar a la fauna y sin que sean detectadas por los cazadores furtivos.

Sudáfrica cuenta con el 83% de la población mundial de rinocerontes y es además el país con el mayor índice de caza furtiva, casi mil individuos muertos en 2013. Según el estudio, el furtivismo es la principal amenaza para la conservación de las dos especies de rinoceronte que viven en África: el rinoceronte blanco (Ceratotherium simum) y el negro (Diceros bicornis), clasificados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como casi amenazado el primero, y en peligro crítico el segundo. Ambas especies estuvieron al borde de la extinción durante la década de los noventa.

Más sobre

"El consumo de sus cuernos como medicina tradicional, principalmente en los países asiáticos, es la causa principal de la caza furtiva. Debido a la alta demanda y la naturaleza ilegal de su comercio, los precios que alcanzan en el mercado negro son muy elevados, lo cual constituye una tentación para los sectores más desfavorecidos de la población que pueden obtener por un cuerno el equivalente a varios años de salario", añade Mulero‐Pázmány.

Expertos estiman que un cuerno de rinoceronte vale 50.000 dólares por libra (casi medio kilogramo) en el mercado ilegal, más que el oro o el platino.

Tráfico de especies y grupos terroristas

En tanto, altos diplomáticos y funcionarios militares de Estados Unidos urgen a los gobiernos africanos y de Occidente a intensificar la lucha mundial contra la caza furtiva e ilegal, cuando crecen evidencias de que esta actividad se usa para financiar organizaciones delictivas y terroristas en varias partes de África.

Los grupos acusados incluyen a Al Shabab en Somalia y al Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en Uganda y Sudán del Sur, a los que se señala como responsables de la matanza de rinocerontes salvajes, así como de elefantes y otras especies protegidas, para vender sus colmillos. Esta clase de tráfico está asociada con un comercio ilícito enormemente lucrativo.

"Aunque se han producido muchos avances (contra la caza furtiva), todavía no hemos podido frenar este delito, no ganamos impulso", dijo el general retirado Carter Ham, que lideró el Comando de Estados Unidos para África (Africom) hasta abril de 2013. "Ahora es el momento", aseguró. "En un extremo está el pobre poblador local que no tiene trabajo y simplemente necesita el dinero. En el otro, están las pandillas criminales organizadas, con armas y dinero, que pueden sobornar a los guardas forestales y obtener su información". – Andrea Crosta, de la Liga de Acción por los Elefantes Ham sugirió que una respuesta efectiva a la caza furtiva en África puede incluir un fuerte componente militar, que involucre el uso de vehículos aéreos no tripulados, más comúnmente conocidos por el nombre inglés de "drones".

"El uso de drones es deseable y también tiene probabilidades de ser muy efectivo", dijo.

El Centro Stimson, con sede en Washington, publicó este mes el informe "Killing Animals, Buying Arms" (matando animales, comprando armas), sobre el creciente vínculo entre la caza furtiva y el terrorismo, con base en una investigación realizada en Kenia. El estudio señala que "el punto máximo de caza furtiva y delitos vinculados a la biodiversidad coincide con el mayor involucramiento de sofisticados criminales transnacionales organizados y organizaciones terroristas".


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
30
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.