Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Avistamiento de un infantilismo ideológico en el Cono Sur

19
- +
10/07/2019 18:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace años que los sociólogos y los antropólogos vieron el pampaneo y decidieron darle un nombre

El Reportero del Pueblo

 

 

La sociedad nunca ha sido tan vieja y, a la vez, tan adolescente. El mundo jamás ha tenido más años a sus espaldas, los humanos nunca han sido tan longevos, pero Occidente se ha rebelado ante las canas y quiere verse como un eterno jovenzuelo.

 

Hace años que los sociólogos y los antropólogos vieron el pampaneo y decidieron darle un nombre. Es la infantilización de Occidente, dijeron. Es la era del culto a la juventud, la veneración de la inmadurez, la exaltación de lo aniñado. Son los valores que disparan como metralla las industrias del entretenimiento, los medios de comunicación, las campañas de marketing y publicidad. Y han convencido a la población en masa hasta convertirla en una sociedad adolescente de adultos que juegan a las maquinitas, ríen los memes y leen los artículos de sexo que inundan internet.

 

La cultura que valoraba la experiencia y la sabiduría de los adultos languidece y, sobre su agonía, se alza una cultura que desprecia a los que entran en la madurez. Vejestorios, los llaman; viejunos, vejetes, viejales. Ha ocurrido en apenas unas décadas, rápido, y casi sin darnos cuenta, como el que se cae de trasero por un tobogán. «El escritor Stefan Zweig decía que, a principios del XX, los jóvenes que querían tener éxito en la vida intentaban aparentar más edad. Usaban gafas aunque no las necesitaran o caminaban un poco encorvados para parecer mayores», relató el economista Juan M. Blanco, en el escenario de TEDxVitoriaGasteiz.

 

Estos valores del pasado aún se pueden ver en una palabra perdida en el olvido: lechuguino, el «muchacho imberbe que se mete a galantear aparentando ser hombre hecho». El término ya no se oye porque hoy no hace falta aparentar experiencia y sabiduría para ligar. Al contrario. «Es llamativo que antes los jóvenes intentaban parecerse a los adultos y ahora los adultos intentan parecerse a los jóvenes. Las personas maduras imitan la conducta de los jóvenes hasta edades muy avanzadas», indica Blanco.

 

Los estadounidenses que estudian este tema lo sitúan en los años 50. La hipótesis que plantean es que los soldados que volvieron de la II Guerra Mundial empezaron a mimar a sus hijos mucho más que se hacía antes. No querían que las nuevas generaciones pasaran por las experiencias traumáticas que ellos vivieron y los educaron con todo tipo de caprichos. Además, en los años 50 aparece, por primera vez, una cultura juvenil: música para jóvenes, moda para jóvenes...

 

Es la época de Elvis Presley y de los Beatles: rock y pop para hordas de veinteañeros y para el nuevo fenómeno fan que llenaba los estadios de chavalas que gritan y se desmayan. Es el momento en que cientos de empresas pusieron a los jóvenes en su punto de mira y, al fabricar productos específicos para ellos, crearon también un discurso, un imaginario y una cultura que hizo de la juventud un valor único y estelar.

 

Esta aspiración a la eterna juventud es un filón para la industria de la belleza. La obsesión por ponerse pelo, quitarse arrugas, ponerse tetas, quitarse lorzas es muy rentable para las compañías y muy caro para los bolsillos. Pero una población flaca y con piel estirada no causa grietas graves en una sociedad. Lo que puede llegar a ser un «problema» es adoptar comportamientos infantiles y juveniles durante toda la vida.

Ahora, a los latinos nos dan semillas pocas aptas, agregados contaminantes y poco reflexionamos

 

«En la sociedad, las características de los jóvenes empiezan a dominar sobre las de los adultos», indica el profesor universitario. Y esto cambia muchas cosas; cambia la sociedad entera de un modo radical. «La impulsividad empieza a dominar sobre la reflexión. Se nos llena la boca hablando de derechos, pero ¿quién habla de deberes? Los deberes son cargas, son obligaciones que el adulto tiene que asumir, y eso nos lleva muchas veces al pataleo».

 

Los estadounidenses lo lograron junto a sus colonias, nos han polinizados y el único presidente que corto de raíz todo, se llama Evo Morales. Un gobernante que ama a su pueblo y le hablo claro, los jóvenes deben alimentarse de pollos de granja y no hormonados, en caso contrario la debilidad varonil estará presente y en un futuro nuestra población reflejaría una conducta sexual contraria a lo natural, a la madre tierra a Dios.

 

Ahora, a los latinos nos dan semillas pocas aptas, agregados contaminantes y poco reflexionamos. Nos están enfermando, pero, en este caso, los venezolanos estamos apáticos. No producimos y el Estado expropio tierras para dárselo a holgazanes y existe un liderazgo que nunca será socialista, menos comunista.

 

, sus historias de donaciones desde el exterior y sus atractivos como línea de ataque de los dirigentes,  significa que muy probablemente seguirán en el centro de atención.

Hay un grupo que nos quiere idiotizar y enfermar, no dar carta abierta para comprar alimentos sanos y fármacos adecuados.

Es lo que los filántropos llaman fundaciones operativas, lo que significa que no dan mucho dinero a grupos externos para lograr sus misiones. En 2014, las fundaciones dieron menos del 3% de sus ingresos a otras organizaciones. A cambio, la fundación central realiza su propio trabajo, con empleados y socios en todo el mundo. Se reúnen en islas del placer para negociar sobre petróleo, agua y gas, cacao, plátanos, guineos, oro, cobre, uranio, coltán, plutonio, magnesio, selenio y zinc.

El candidato presidencial republicano Donald Trump pidió un fiscal especial para investigar la fundación de los Clinton y acusó a su oponente demócrata Hillary Clinton de estar involucrada en “criminalidad” debido a las conexiones entre los donantes de la organización familiar y sus acciones como secretaria de Estado.  Trump se refirió a un reporte de The Associated Press sobre el alto número de contribuyentes de la fundación que Clinton recibió en reuniones. Hoy, desea estar presente en Barbados en la voz de algún dirigente venezolano para hablar sobre dialogo y su futura participación en el Arco Minero del Orinoco.

Los venezolanos, no queremos madurar, somos infantiles, nos interesa es el dólar, celular y una mente mágica en un universo inexistente, mientras estos grupos son reales y utilizan criterios izquierdistas y socialdemócratas como su razón de validar una verdad.

Es la época de Elvis Presley y de los Beatles: rock y pop para hordas de veinteañeros y para el nuevo fenómeno fan

El presidente, Nicolás Maduro Moros está al tanto de todo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1033 noticias)
Visitas:
88
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje
Presidentes
Empresarios

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.