Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Basan texto en relatos de Gustavo Adolfo Bécquer y otros autores

21/12/2009 02:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La obra del escritor español Gustavo Adolfo Bécquer, fallecido el 22 de diciembre de 1870, inspiró el texto "Grandes de lo macabro", presentado recientemente por su homólogo Joan Boix, recopilación en cómic de relatos de terror de los autores clásicos del género. El título "Grandes de lo macabro" realiza una cuidada agrupación de sus mejores historietas de terror y presenta 20 relatos, la mitad de ellos con ideas originales del autor y los 10 restantes inspirados en escritos de autores famosos. Entre ellos destacan Howard Phillips Lovecraft, Franz Kafka, Arthur Conan Doyle, Hudson Irish, Víctor Hugo, Edgar Allan Poe, Fitz-James O"Brien, Robert Block, Juan Puche y Gustavo Adoldo Bécquer. Este último, cuyo nombre real fue Gustavo Adolfo Domínguez Bastida, nació el 17 de febrero de 1836, en Sevilla, España. Su madre fue Joaquina Bastida de Vargas y su padre un pintor sevillano que descendía de una noble familia de comerciantes de origen flamenco. En 1846 murió su padre, por lo que Bécquer ingresó en un internado para huérfanos de familias nobles sin recursos económicos. A los 10 años inició estudios de Náutica en el colegio de San Telmo, en Sevilla, pero pronto los abandonó. Se fue a vivir con su madrina, Manuela Monahay, acomodada y de cierta sensibilidad literaria en cuya biblioteca comenzó a interesarse por las letras. No obstante, su interés por la pintura lo llevó a reclutarse como aprendiz en los talleres de Cabral y Joaquín Domínguez Bécquer, tío suyo, pero no tuvo éxito. En 1854 se marchó a Madrid con el deseo de triunfar en la literatura y para sobrevivir escribía comedias y zarzuelas, como "La novia y el pantalón" (1856), en que satiriza el ambiente burgués que le rodea, y "La venta encantada", basada en Don Quijote. Por esas fechas le fue diagnosticada la tuberculosis y en 1857 tuvo un modesto empleo dentro de la Dirección de Bienes Nacionales de España, el cual perdió, según se cuenta, porque su jefe le sorprendió dibujando. Consiguió entonces trabajo como redactor en el periódico "El Contemporáneo", para el que hizo todo tipo de colaboraciones: crónica de salones, política y literatura, hasta su desaparición en 1865. Bécquer pasó tiempos de pobreza y nunca logró un éxito financiero en su vida. En 1864 consiguió un puesto como censor de novelas, que ocupó entre 1864 y 1865, y luego entre 1866 y 1868, que alivió un poco su situación económica. Ese año viajó a Toledo a vivir en la casa de su hermano, pues se enteró de la infidelidad de su esposa, Casta Esteban Navarro, con quien se había casado siete años antes y procreado dos hijos. Para 1864 comenzó a escribir las "Cartas desde mi celda", durante una estancia de reposo en el monasterio de Veruela, donde el poeta se había refugiado para reponerse después de otro ataque de tuberculosis. En los años siguientes, Bécquer publicó varias de sus rimas y leyendas. De las primeras llegó a escribir 86, publicadas al inicio en varias revistas y luego recopiladas en un manuscrito que se perdió. Sin embargo, volvió a reunirlas en un cuaderno bajo el título de "El libro de los gorriones, poesías que recuerdo del libro perdido", que aún se conserva en la Biblioteca Nacional en Madrid. Llegó a ser director de la "Ilustración" de Madrid, en 1870, puesto que ocupó durante poco tiempo, pues el 22 de diciembre de ese mismo año murió de la llamada "enfermedad romántica", la tuberculosis, a la edad de 34 años. Entre sus obras más conocidas se encuentran "Las Rimas", que aparecieron publicadas en periódicos de la época después de su muerte, además de "Leyendas", obras de teatro y cartas en las que se ocupa de temas como el amor imposible, la soledad y la miseria. Pero la edición más conocida por la posteridad son las "Rimas y Leyendas", que fueron editadas póstumamente por sus amigos. Destacan además "Historia de los templos de España" (1857), "Cartas literarias a una mujer" (1861) y "El libro de los gorriones" (1868).


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
276
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.