Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Basurillas escriba una noticia?

La Basuriñeta – Paisaje al óleo

14/02/2012 09:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePincha en la foto para ver más grande.

Manso

Está vez, ampliamos la basuriñeta con una aportación en formato texto de Nicolas Alegre.

Jesús Nicolás Alegre, nacido en Madrid, escritor, actualmente trabaja en el ámbito socioeducativo con un proyecto teatral sobre ecología. también ha publicado la novela juvenil sobre matemáticas ‘Maldita X’, con ilustraciones de Berta Gonzalez Salinero; inició el pasado verano una colaboración en Ser Madrid con Paloma Garrido Gordo con un espacio sobre literatura infantil.

Se trata de ampliar lo que ya propone la imagen con un texto que proporcione otros posibles significados o imágenes. De hecho, estáis todos invitados a proponer vuestras propias interpretaciones de la Basuriñeta a través de los comentarios o por email.

El siguiente texto es un juego, un juego propuesto a partir de una imagen y de una intención común: contar una historia. O quizá ni tan siquiera sea eso y la intención última sea atrapar y retratar a traición un instante ya pasado o por venir.

Por eso te pedimos que separes, aunque sea momentáneamente, la imagen del texto. Han sido creadas en momentos diferentes, con intenciones diferentes, en lugares diferentes. La propuesta parte de un juego, de una imagen sale un texto, y ese texto provocará otras imágenes.

En el fondo, es una forma de reciclaje.

Los autores

Arqueología postmoderna.

Allí, allí a la derecha, estaban los barracones donde comíamos. El muro que se contempla al fondo, aquel montón de ladrillos mohosos, es lo único que queda de la fábrica. El único resto reconocible. Yo me fui un día sin saber que no volvería a contemplarla. Sí lo hubiera sabido tal vez no habría marchado. Entonces ya quedaban pocos de los que empezaron conmigo. Tal vez uno o dos. Era triste acudir cada mañana al trabajo y ver que ya no éramos muchos cuando antes fuimos miles.

image

Aquí, donde estoy sentado, se levantaba una nave donde estaban las prensas y unos gigantescos tornos... creo recordar... escarbo un poco en la tierra y descubro una pequeña pieza metálica. ¿Dónde quedaron las cadenas de montaje? ¿Dónde quedan las mañanas, los amaneceres fríos? ¿Dónde quedan aquellos 22 de diciembre cuando alguien encendía la radio y escuchábamos la lotería y después bebíamos sidra? ¿La camaradería de entonces?

Mira, mira allí, por allí entraban los camiones, daban un par de vueltas porque el muelle era ancho y después reculaban. Entonces yo los cargaba. Debí cargar millones de camiones en aquellos años. Ellos, los conductores, entraban en la cantina y se pedían algo caliente. Y aquella tabernilla se convertía en un puerto de mar improvisado. "...los otros cuentan cada uno su historia de lobos, de hermanas, de tesoros, de sarna, de amantes, de batallas (...)" escribió Ítalo Calvino en "La ciudad y los cambios". En el cuento, a la ciudad él la llamó Eufamia...

¿Qué fue de aquella Eufamia que ahora contemplo? ¿De sus muros?

Aquí el clima siempre fue frio, y a mí me gustaba ir a avisar a los conductores de que ya podían marcharse. Aprendí sus palabras extrañas de agradecimiento o indiferencia. ¿Dónde quedaron? ¿Seguirán viajando aquellos argonautas? ¿Dónde están los que se fueron? ¿Los viejos amigos? ¿Qué fue de los amaneceres fríos? Ahora descansan bajo este manto de hojas ocres.

Nicolas Alegre

Related posts:

  1. Nueva sección ‘La Basuriñeta’
  2. La Basuriñeta – Buscando ideas
  3. La Basuriñeta – Archipiélago

Sobre esta noticia

Autor:
Basurillas (133 noticias)
Fuente:
basurillas.org
Visitas:
458
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.