Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristina Olmos escriba una noticia?

Bolivia recibe con ofrendas y sacrificios el mes de la Pachamama

04/08/2013 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La Paz, 1 ago (PL) Las ofrendas y los sahumerios humean desde esta noche en millones de casas de Bolivia, porque comienza el mes de la Pachamama, el tiempo en que la Madre Tierra come y da suerte y bienestar a sus hijos.

Miles de bolivianos acudieron esta madrugada a sitios sagrados a esperar la medianoche, porque creen que con los primeros segundos de agosto obtendrán las bendiciones y favores de la diosa andina, principal divinidad para los pueblos originarios.

Con el octavo mes del año ha llegado a estas tierras la época de la ‘lakampacha’ que en aimara equivale al ‘tiempo en que la Pachamama tiene la boca abierta y desea comer’.

Por ello, desde la mañana de ayer, la Calle de las Brujas, en el centro de esta capital, se llenó de paceños que buscaban los ingredientes para preparar las llamadas mesas, las ofrendas para quemar esta noche en saludo al gran día de la diosa.

Rosa Acarapi, una de las chifleras o brujas que venden en esa calle, explicó a Prensa Latina que durante todo este mes se dedican a la preparación de las mesas; pero hay tres días especiales: el 1 de agosto, el 15 y el 30.

‘Son días claves en los que hay más ventas. Nosotras hacemos los preparados, que tienen ingredientes básicos, pero que también se hacen de acuerdo con la necesidad de los clientes, en dependencia de si quieres pedir familia, salud, prosperidad, dinero, trabajo’, explicó.

Acarapi dice que en agosto la Tierra ha empezado a salir del inverno, concluyó la primera etapa de las cosechas y tiene más hambre de lo corriente, por eso hay que alimentarla con dulces y sullus, los fetos de llamas y ovejas.

Una mesa de dulce, preparada por Acarapi durante la conversación, contenía casas y autos de caramelos (son conocidos como alfeñiques), lana de color, cebo de llama, nuez, pan de plata, hierbas aromáticas y el infaltable sullu, todo envuelto finalemente en una hoja de papel sábana.

Mientras esto pasa en la ciudad, en el campo, los creyentes acuden a las apachetas o cumbres, donde de acuerdo a sus costumbres y tradiciones, entierran llamas vivas y sacrifican gallos y conejos, para calmar el hambre de la Tierra.

Al otorgar las ofrendas, invoca también a los achachilas, los ancestros que habitan en los nevados del Illimani, Huayna Potosí, Mururata, Sajama y Chijcha, e invocan también a los ríos y los espíritus de los animales.

El principal centro de peregrinación en esta capital es La Cumbre, en las afueras de La Paz, a cuatro mil 600 metros sobre el mar, donde comienza el Camino del Inca, y donde, según las creencias ancestrales, se reúnen los dioses tutelares del mundo andino.

Los sabios amautas y los yatiris, sacerdotes de la religión aimara, realizan los principales ceremoniales en los que no falta el sacrificio de la llama y las ofrendas con la hoja sagrada de la coca, el alcohol, el sullu, y la chicha, la bebida altamente alcohólica para ‘carar’ (alimentar) a la Pachamama.

Ha comenzado agosto en Bolivia, y con él la esperanza de un tiempo mejor en el que el hombre y la naturaleza puedan vivir en armonía; el mes en que los bolivianos recuerdan que todo viene de un polvo sagrado, devastado, y contaminado por el hombre mismo: el de la Madre Tierra.

Prensa Latina

Por Lioman Lima

pgh/lio


Sobre esta noticia

Autor:
Cristina Olmos (196 noticias)
Fuente:
calendariosaboresbolivia.wordpress.com
Visitas:
3969
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.