Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

La breve historia de Tito

13/12/2010 15:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El templo está a reventar. Hombres trajeados, mujeres pomposas y feligreses portadores de miseria reflejada en sus harapos han acudido con beneplácito a la ordenación de Tito. Amado seminarista por la comunidad, Tito está a punto de cumplir una de sus metas: ser sacerdote. La gente del barrio, ricos y pobres, lo adoran; nadie quiere faltar a esta cita.

Más que un acto de fidelidad a Dios, Tito está a punto de consagrar su vida a la oración motivado por una condena propia; la eterna culpa. Sólo el Gordo Peraza sabe las verdaderas causas que han orillado a Tito para portar sotana el resto de sus días. El mismo Gordo nos relata la historia.

Desde chamaco fue un gran futbolista, nació para el balón y no para ser cura. Lo peor de todo es que él lo sabe, pero la maldita estupidez de nuestra sociedad lo llevó a joder su destino. Nadie tocaba la pelota como él; driblaba, gambeteaba. Poseía un toque fino, delicado; sutil fuerza para dañar porterías contrarias.

Mientras se buscaba un espacio para jugar en las inferiores del Matorrales, equipo de la ciudad, practicaba a toda hora y jugaba partidos en donde fuera. Trabajaba conmigo cargando cajas en la tienda, se ganaba sus buenos pesos. Así conseguía el dinero para sus camiones y se transportaba a las canchas de otros barrios.

Justamente una vez que se fue al barrio de la Tula murieron sus padres. Al mismo tiempo que él anotaba un gol frente a los visores del Matorrales, sus viejos se ahorcaron en la parte trasera de la casa. Colgados en la rama gruesa de un oyamel, pusieron fin al viacrucis del hambre, la miseria.

Cuando Tito volvió los estaban velando. Ni tiempo le dieron de llorar al chamaco; familiares, amigos y vecinos se le fueron encima. "Si no te hubieras ido a tu fútbol ellos estarían vivos", "pudiste impedirlo", "siempre pensando en ti, mientras ellos partiéndose el lomo por ti", "eres un hijo ingrato".

Abrumado por todos los juicios en su contra, Tito corrió hacia mí pidiéndome las llaves de mi cochera. Se las di, creyendo que era lo mejor para que no fuera molestado por esa bola de imbéciles. Pasó toda la noche ahí; cuando regresé de enterrar a sus padres lo encontré desmayado sobre una enorme mancha de sangre; sus piernas estaban destrozadas.

Primero se había lijado las piernas, especialmente las espinillas. Luego, se clavó un cincel en cada pantorrilla. Después se destrozó los tobillos y los dedos a martillazos. Todavía consciente cogió una sierra e intentó cortarse la rodilla izquierda...afortunadamente se desmayó y dejó apenas una herida de 30 centímetros. ¡Era un niño, carajo!, ¡un niño!

Los médicos le dijeron que jamás podría volver a jugar fútbol. Por el contrario, su pierna izquierda fue tan dañada que se convirtió en cojo. La gente del pueblo y sus familiares lo atormentaron con la idea de que volviéndose sacerdote Dios le perdonaría el "abandono" que originó el suicidio de sus padres.

Tito se metió al seminario y se hizo un excelente alumno. Inició a trabajar a favor del barrio: charlas, pláticas, comidas; obsequiaba dinero, leía cuentos a los niños, jugaba dominó con los borrachos, veía telenovelas con las mujeres. Los juicios se transformaron en afecto.

Hoy que está a punto de ordenarse sacerdote, no quise asistir. Sé que desea verme ahí en primera fila, pero también sabe que no puedo solapar eso. A esta distancia ya veo frente a la puerta del templo al próximo nuevo cura, cojeando como siempre. Sin embargo, le tengo un regalo preparado.

Apenas me da tiempo de llegar al oyamel, sujetar bien la cuerda y... ojalá mi muerte sirva para que mande a la fregada la sotana y a este barrio.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
403
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.