Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Busca Bujeiro dar fuerza al lenguaje en sus puestas escénicas. Prepara dos obras teatrales, una de ellas critica el artecontemp

21/05/2009 11:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mientras hay quienes siguen apostándole a un teatro tradicional, una joven dramaturga prefiere salir de lo convencional, tejiendo historias donde pueda explotar sus conocimientos sobre lingüística, a través del lenguaje escénico. Es Verónica Bujeiro Ortega, cuya apuesta estética va más allá de ser una rebeldía profesional. Es una necesidad personal. Ese peculiar estilo le ha valido ser merecedora de una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), dentro del programa Jóvenes Creadores del Conaculta. Con este estímulo, la dramaturga puede estar inmersa en el proceso creativo de dos puestas en escena: "Sobre la negación" y "Producto farmacéutico para imbéciles", que estarán concluidos a más tardar en agosto próximo. Bujeiro se muestra agradecida con este apoyo, pues sólo de esta manera, asegura puede dedicarse tiempo completo a su pasión: la escritura, que exige dedicación, entrega y profesionalismo. La joven de 32 años de edad confiesa que su afición por el teatro llegó un poco tarde. Y es que su primera carrera es como lingüista. Es egresada de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Un día tuvo la oportunidad de escribir textos para teatro, y esta experiencia determinó su destino profesional. Convencida que el teatro exige ética, comenzó a preparase en el terreno teatral, acudiendo a talleres y seminarios relacionados con este arte. Primero estudió guión en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), en donde escribió una obra que resultó finalista del Premio de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo. También se preparó en los talleres de Ximena Escalante y Perla Szchumacher, así como en la Fundación para las Letras Mexicanas, donde tuvo una tutoría con David Olguín. Lleva siete años escribiendo. ¨Qué te hizo pensar que el teatro era el camino que debías seguir?, se le preguntó y respondió: "Descubrí que es como el cauce natural para sacar las cosas que estudié en el pasado. Creo que le puedo dar más peso al lenguaje y manejar imágenes a través de la palabra. Eso me atrajo mucho". Sobre la negación es resultado de un proceso de experimentación de Bujeiro. Más que una historia, es un experimento escénico que incita a realizar un viaje por la imaginación. Sigue Busca Bujeiro dar fuerza/dos/imaginación. . La autora cuenta que su intención con este texto era ir más allá de un texto dramático tradicional, pero el presentar algo no tan común, le trajo varias observaciones de sus tutores. "Te cuento que en mi primer encuentro con mis tutores tuve algunas broncas porque más que una obra teatral, mi primer borrador era entre un ensayo y una dramaturgia, no había personajes definidos ni la clásica acción dramática", precisó. "Aunque la recomendación es que vaya más hacia lo segundo, evidentemente quiero hacer una propuesta donde cada elemento vaya dando pie a otros, como si el texto se fuera desdoblando", manifestó. ¨Por qué proponer un teatro no tradicional?. "Porque quiero que el teatro también se reconozca como literatura. Me interesa mucho que una obra no sólo se pueda montar en un escenario, sino que también pueda ser disfrutada leyéndose, en las manos de un lector común". Bujeiro explica que esta decisión se debe en gran parte a que no proviene de una escuela de teatro, sino de la ENAH. Haber estado en esta escuela le da una visión muy diferente de su entorno, por ello, se le resulta interesante hacer una fusión de su conocimiento de lingüística y el arte teatral. La segunda dramaturgia, titulada "Producto farmacéutico para imbéciles", la desarrolla como una crítica al arte contemporáneo. Es un monólogo, cuyo personaje es un guardia de un museo. Sobre al motivo que la llevó a escribirla comenta: "A veces va uno al museo y se topa con cosas que nos hacen dudar si es o no arte. Entre los objetos que he visto presentar como arte es una cáscara de plátano, y como eso muchos ejemplos que me llevaron a pensar en esta crítica escénica. Después de leer al respecto me di cuenta que no es cosa sencilla ser artista contemporáneo, pero hay quienes piensan lo contrario". Está consciente que su propuesta causará polémica, la cual quiere aprovechar para que tanto los creadores como los espectadores reflexionen sobre lo que están ofreciendo y lo que están admirando. ¨Ubicas la historia en un contexto específico?, te refieres al movimiento que se da en la capital mexicana, en nuestro país? "No, me refiero en general al arte contemporáneo, porque en todos lados hay casos de supuestas obras de arte. Preferí ampliar el espectro de acción como ocurre en la vida real", adujo. Evidentemente por el tema, su propuesta está inmersa en el género de la comedia, un género que está definiendo su estilo como dramaturga. Explica que sus textos tienen toques humorísticos de tal forma que el espectador se identifique y se divierta en el teatro.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
124
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.