Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Busca Taiwán acercamiento económico con China sin reunificación

16/12/2009 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Taiwán tiene como prioridad estrechar lazos económicos con China para mantenerse entre las 20 economías más importantes del planeta, pero la agenda de Taipei no incluye un cambio político que suponga una asimilación o reunificación entre la isla y el gigante asiático. El gobierno taiwanés del presidente moderado Ma Ying-jeou (Partido del Kuomintang) ha planteado los cuatro años de mandato como una brecha en la política de las últimas décadas y se dispone a negociar un tratado de libre comercio con Pekín (denominado ECFA). El objetivo de Taipei es no quedarse fuera de la corriente de integración regional asiática que comenzará a concretarse a partir del 1 de enero, cuando empiece a funcionar la zona de libre comercio entre los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y China. Limitada por el aislamiento diplomático y la presión de Pekín para que la comunidad internacional se ajuste a la política de "una sola China", Taipei ha impulsado el tratado de libre comercio con Pekín, pero asegura que luchará por conservar su independencia de facto y su soberanía territorial. "Nuestro planteamiento es mantener el status quo en lo político, pero desarrollando la economía", explicó en una entrevista el vicecanciller taiwanés David Lin, que recibió a Notimex en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Lin explicó que el tratado de libre comercio con China "servirá de marco para que Taiwán pueda firmar otros similares con países como Singapur". Hasta ahora eso era imposible por la presión diplomática de Pekín, que se opone a cualquier acuerdo entre un tercer país y Taiwán si se construye sobre la base de una relación de nación-nación. Lin aceptó que existen "riesgos" para Taiwán al aceptar un acuerdo que permitirá la apertura de decenas de sectores a la inversión china y multiplicará el flujo de personas y empresarios entre los dos lados del estrecho, pero apunta que esto debe verse como una "oportunidad". "Por supuesto que existen riesgos. Pero no podemos obviar el hecho de que China es nuestro principal socio comercial y le vendemos el 40 por ciento de nuestras exportaciones", agregó el diplomático, que precisó que la balanza comercial bilateral asciende a 123 mil millones de dólares. Situado en el puesto 20 de las economías del mundo, con una renta per cápita de unos 16 mil dólares, este país de 23 millones de personas ha experimentado en las últimas tres décadas una explosión económica que le ha llevado a ser, por ejemplo, núcleo central de sectores como el de los semiconductores, la biotecnología o las computadoras. Sin embargo, algunos expertos consideran la integración económica con China como el inicio de la decadencia de la joven democracia taiwanesa, ya que la influencia de Pekín –un régimen autocrático- puede suponer un lobby de mucho peso en la política taiwanesa que marque la agenda de Taipei. El presidente Ma se ha esforzado durante los 18 meses de mandato, en los que se ha vivido el mayor acercamiento bilateral en décadas, por presentar la situación como una cuestión de intereses políticos, aunque como admite Lin, la amenaza de China sigue estando presente. "China es todavía una amenaza potencial para la seguridad en la región. En muchos países, tienen buenas relaciones con China, sobre todo en el campo económico, pero en sus corazones observan el crecimiento del presupuesto militar de China como una amenaza". Según algunos observadores, China multiplicará los próximos años su presupuesto militar con el objetivo de equilibrar la balanza con Estados Unidos, que sigue siendo la potencia militar por excelencia en el mundo. En 2009 el presupuesto militar chino aumentó 14.9 por ciento anual, hasta los 70 mil millones de dólares y se espera que para 2016 sea ya de 255 mil millones de dólares. Lin indicó sin embargo que se debe contar con un "progreso económico" de China que desemboque en "avances democráticos" del régimen, dominado exclusivamente por el Partido Comunista de China durante las últimas seis décadas. "Si China se convierte en un país más democrático, como Japón o Corea del Sur, supondrá un descenso del peligro potencial para la región", concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
65
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.