Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Busca teatro de títeres curar miedos infantiles con historia búlgara

06/11/2011 04:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Original del búlgaro Iván Ostrinov, la historia de “La pequeña Rumelia y el viejo león”, traducida y dirigida por Agustín Chávez fue montada la víspera en una plaza comercial de esta ciudad. El montaje, a cargo de títeres javaneses, cuenta la historia de la pequeña Rumelia, una niña curiosa, a quien pocas cosas le dan miedo. En la ciudad, donde habita la pequeña, se ha escapado del zoológico un león, cuando Rumelia se entera de la noticia en lugar de cuidarse del león ansia toparse con él. Rumelia tiene un muy buen amigo, un gato negro de nombre Tizan, es muy goloso y mientras quiere bajar un tarro con un pescado de una casa aparece el león que se fugó del zoológico debido al maltrato de que es víctima por parte tanto de su cuidador, como de quienes lo visitan. Al león le aqueja un gran dolor de diente, que además de dolerle lo atemorizaba muchísimo y Rumelia lo lleva al dentista, donde se hace pasar por la abuela de la niña. Mientras tanto el cuidador del zoológico y un miedoso cazador del pueblo están tramando una trampa para atrapar al león. Al cuidador se le ocurre atraerlo a una jaula con un pedazo de carne, pero en lugar de caer el león cae Tizan, quien al darse cuenta de las intensiones del cuidador va con el león y Rumelia a contarles lo que traman. Al final se muestra como el león venció sus miedos, todo lo contrario, los cazadores que al temerle al león y gracias a sus malas intenciones terminaron encerrados en la jaula. Luz María Silva, una de las integrantes de la compañía de títeres, comentó a Notimex que ante una actualidad llena de violencia, como en la que viven los niños de hoy es necesario sensibilizarlos, que distingan que la violencia no es cotidiana, no es o no debería ser algo normal. “Los títeres son fundamentales ya que los muñecos universalizan las historias”, comentó Silva. Por su parte, dos pequeñines Israel e Iván, expresaron su gusto por los títeres, sobre todo por los eventos culturales que se realizan en la galería. Comentaron también que los títeres difieren de las caricaturas en que los primeros son más reales, expresan los sentimientos de diferente manera. La presentación concluyó con el sorteo de una pequeña tortuga javanesa.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
52
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.