Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Cabañas, a un año de su tragedia personal y la lucha por la vida

24/01/2011 02:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el momento más importante de su carrera con América y la selección de Paraguay, el delantero Salvador Cabañas “jugó” el partido de su vida la madrugada del 25 de enero de 2010, cuando recibió un balazo en la cabeza, que hasta el momento lo tiene fuera de las canchas. Polémico y poco accesible con los medios de comunicación, así como con la afición del cuadro de Coapa, que lo tenía en lo más alto de su pedestal, el eje del ataque vio como su vida normal cambiaba por completo, al ser objeto de un atentado dentro del baño de un bar, al sur de esta ciudad, en las primeras horas de aquel lunes. A partir de ese instante comenzó una verdadera batalla por la vida del “guaraní”, quien fue trasladado de manera inmediata a un hospital al sur de la capital, donde el primer pronóstico fue grave, ya que la bala calibre .22 quedó alojada en su cabeza. Durante ese día, el jugador fue intervenido en dos ocasiones por el neurocirujano Ernesto Martínez Duhart, quien por la tarde ofreció una conferencia de prensa en la que explicó, que el jugador estaba sedado y que su estado era grave, ya que su supervivencia dependía de la reacción de su cuerpo. Además de la incertidumbre sobre su vida, otra pregunta que se manejaba con insistencia era la de conocer cuáles fueron las causas por las que fue agredido y muchas versiones surgieron al respecto. La Procuradia General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) se avocó de manera inmediata a las investigaciones y tras analizar los videos del lugar y hablar con diversos testigos, determinaron que José Jorge Balderas Garza (a) “el JJ” fue el responsable del disparo, persona ligada al crimen organizado. En primera instancia se manejó que el motivo fue porque el cuñado del “Mariscal”, Amancio Rojas Fernández, fotografió a una mujer cubana, identificada como Diana Hernández, que se encontraban en el centro nocturno, lo cual molestó al “JJ”, que acompañado por Francisco Barreto García (a) “el Contador” siguió al futbolista hasta los sanitarios, donde le disparó. Posteriormente, de acuerdo a declaraciones, el encargado de la limpieza del baño, Javier Ibarra, afirmó que el disparo de bala se debió a que el “JJ” le reclamó la falta de goles con el América, algo que molestó a Cabañas, lo que propició que el atacante sacara una pistola y tras un reto del jugador para que la utilizara, jaló del gatillo para dejarlo herido de muerte. El 30 de enero, tras cinco días de total incertidumbre, Martínez Duhart informó que el edema que presentaba Cabañas en la cabeza comenzaba a disminuir, por lo que sus probabilidades de vivir aumentaban. Tras un mes y días en terapia intensiva y sin recordar nada de su ataque, al menos esa fue la versión que se manejó y que se mantiene hasta el momento, el atacante abandonó el nosocomio el 2 de marzo y fue trasladado a un hospital de rehabilitación. Diez días después, se transmite la primera y única entrevista concedida hasta el momento, para posteriormente abandonar el país y trasladarse a una clínica de rehabilitación en Buenos Aires, Argentina, en la que poco después fue filmado mientras patea un balón. Sin ninguna posibilidad de disputar la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, Cabañas abandonó la clínica argentina el 23 de mayo y se trasladó a Paraguay, en busca de un milagro, es decir, regresar al futbol. El 23 de junio es detenido en la Ciudad de México a “el Contador”, quien en su declaración aseguró que el atentado fue como consecuencia de una discusión futbolística. Cabañas fue dado de alta el 21 de septiembre y dos días después en voz de su entonces representante, José María González, presentó una petición a la Federación Mexicana de Futbol (FMF), para reclamar un adeudo por pate de las Aguilas de cinco meses de su sueldo, así como la falta de pago a la clínica de rehabilitación en Buenos Aires. El 24 de noviembre, María Alonso Mena se declara en quiebra y aseguró que para sobrevivir tenía que vender dos autos de lujo, además de terminar su relación con José María González, a quien el 6 de diciembre lo demandó por “estafa y lesión de confianza”, por dos millones de dólares, lo cual tiene al agente en la cárcel, desde el día 9 de ese mes. De acuerdo a Oscar Latorre, abogado de Cabañas en Paraguay, no se ha firmado ningún tipo de acuerdo entre el jugador y América, por lo que todo está en el aire. Apenas el pasado día 18, fue detenido el “JJ”, quien negó haberle disparado a Salvador y en su declaración preparatoria se abstuvo de responder sobre este caso, del cual al parecer dista mucho de saberse la verdad de las cosas, si sólo fue una discusión al calor de la copas o si hay algo más de fondo.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
48
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.