Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Calderón y el fin de la corrupción

08/03/2011 02:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Felipe Calderón, cosa extraña en él, recién ha lanzado una iniciativa mediante la cual pretende llevar, siempre y cuando los diputados federales se la aprueben, al banquillo de los acusados a la corrupción pública

<a href="http://www.flickr.com/photos/27698646@N04/4619758556/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/27698646@N04/4619758556/" target="_blank">Artotem</a> via Flickr

Felipe Calderón, cosa extraña en él, recién ha lanzado una iniciativa mediante la cual pretende llevar, siempre y cuando los diputados federales se la aprueben, al banquillo de los acusados a la corrupción pública, ese divino tesoro del que se alimentan funcionarios de elección popular, por designación y demás ciudadanos, incluso de otras partes del mundo, quienes en el "soborno a la mexicana" buscan, fuera de los causes legales, el acortamiento de caminos para enriquecerse a la sombra del poder.

En el marco de la Presentación de las Iniciativas para Fortalecer el Marco Jurídico Contra la Corrupción, realizada el pasado dos de marzo del 2011, dice y asegura un boletín de prensa de la Presidencia, la propuesta calderonista es una muestra más del compromiso del gobierno en contra de la corrupción, para lo cual se harán más sencillos los trámites de las denuncias y se incentivará a la población para que participe activamente en el combate a este cáncer social, siendo su mejor estrategia la reforma a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

La estrategia para meter en cintura a la corrupción, esa hiedra que tiene influencia en todos los niveles de la vida, a nivel social, político, económico, político y deportivo, pretende endurecer las sanciones y promover una competencia más leal entre las empresas, por lo que exhortó al Congreso para que apruebe estas propuestas legislativas de combate a la corrupción, que permitirían avanzar hacia la construcción de un México más transparente, capaz de satisfacer los mejores intereses de 112 millones de mexicanos.

Hasta ahí todo muy bien, porque si nos remontamos a la historia de los últimos 40 años, resulta que los presidentes de la República siempre se sacan un "as" de "debajo de la manga" para combatir la corrupción, siendo el slogan de campaña de Miguel de la Madrid Hurtado, "la renovación moral de la sociedad", por ejemplo, una propuesta que bien aplicada, quizás hubiera servido para que hoy, casi tres décadas después, no estuviéramos como estamos, pero que, a la luz de la realidad, sólo hizo que los corruptos se murieran, de risa.

<a href="http://www.flickr.com/photos/50519036@N00/3916751649/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/50519036@N00/3916751649/" target="_blank">OliverAlex</a> via Flickr

¿Qué tan lejos pretende ir el Gobierno en el combate frontal contra la corrupción? Sus acciones deberán ser la medida de un cumplimiento de la ley a tono con el problema al que se enfrenta un país estigmatizado bajo el mote de "Estado Fallido", porque, de entrada, la chamba es mucha y aún falta ver si las intenciones de Calderón son reales, sobre todo en lo que se refiere a meter en cintura a corruptos y corruptores, para que no ocurra lo que en el caso de la Guardería ABC, ahí donde Marcia Gómez del Campo, la prima de su esposa Margarita, hizo el papel de parienta incómoda favorecida por la corrupción institucional.

El grado de descomposición que prevalece en México, lo dio Salomón Presburger, Presidente de la Concamin, quien estableció que según el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno de Transparencia Mexicana, "anualmente en nuestro país se pagan más de 27 mil millones de pesos en prácticas relacionadas con la corrupción", cifra que incluso se antoja baja, por la capacidad corruptora de la delincuencia organizada, de ahí que la lucha contra el soborno se advierta imponente, difícil, cuesta arriba.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
259
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.