Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Baja S&P calificaciones soberanas de México, la perspectiva esestable

14/12/2009 08:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tandard & Poor’s Ratings Services (S& P) bajó hoy las calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo de México a ‘BBB’ y ‘A-3’, respectivamente, de ‘BBB+’ y ‘A-2’. De igual manera, bajó la calificación soberana en moneda local de largo plazo a ‘A’ de ‘A+’ y confirmó la de corto plazo en ‘A-1’. S& P también bajó la evaluación del riesgo de transferencia y convertibilidad de México a ‘A’ de ‘A+’. Asimismo, confirmó la calificación soberana en escala nacional –CaVal– de ‘mxAAA’. La perspectiva es estable. "Las bajas de calificación reflejan nuestra evaluación de que las acciones recientes de México para incrementar sus ingresos no petroleros y mejorar las eficiencias de su economía probablemente serán insuficientes para compensar el debilitamiento de su perfil fiscal", explicó la analista de S& P, Lisa Schineller. "Dicho debilitamiento se deriva de una combinación de modestas perspectivas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) aunadas a una menor producción petrolera durante los siguientes años", añadió. La calificadora internacional de riesgo crediticio consideró que las medidas sobre los ingresos aprobadas en el presupuesto de 2010 deberían ocuparse de las preocupaciones inmediatas sobre la vulnerabilidad fiscal relacionada con los volátiles ingresos petroleros. Señaló que la deuda neta del gobierno general de México se ha incrementado recientemente y se proyecta que se mantendrá alrededor de 34 por ciento del PIB durante 2009-2011, en línea con la mediana estimada para la categoría de ‘BBB’ durante este mismo periodo. También se estima que sus perspectivas de crecimiento del PIB durante los próximos años permanecerán en niveles moderados de 3.0-4.0 por ciento, limitando la mejora de la dinámica fiscal, anotó. Pese a las ganancias en eficiencia asociadas con el cierre de Luz y Fuerza del Centro, la nueva gestión de sus activos, y las próximas concesiones de telecomunicaciones, consideró que los fuertes vínculos del país con la economía estadunidense limitarán sus perspectivas de crecimiento dadas nuestras expectativas de un crecimiento reducido en Estados Unidos. Comentó que en medio de la más profunda contracción del PIB real en décadas (estimada en 7.0 por ciento), el Congreso mexicano aprobó varios incrementos de impuestos, incluyendo un alza al controvertido IVA. De acuerdo con S& P, las medidas aprobadas reemplazan los ingresos petroleros perdidos en el corto plazo. Sin embargo, precisó, los pronósticos del gobierno señalan que, en el mejor de los casos, los ingresos totales del sector público se situarán alrededor de 22 por ciento del PIB; esta cifra es consistente con los ingresos del gobierno general de 19 por ciento del PIB, pero es mucho menor que el 35 por ciento de la mediana de la categoría de ‘BBB’. Los ingresos petroleros han promediado alrededor de 35 por ciento de los ingresos presupuestales totales, mencionó. Asimismo, se estima que los déficits del gobierno general promediarán 3.0 por ciento del PIB en 2009-2011, lo que es comparable con la mediana de ‘BBB’. Comparó que los déficits proyectados son mayores que los registrados por el país durante los años de bonanza de los precios del petróleo, cuando los países con calificaciones en grado de inversión con una dependencia presupuestaria significativa de los ingresos por materias primas registraron superávits. La agencia precisó que las calificaciones de México están respaldadas por su trayectoria de estabilidad macroeconómica y su compromiso con la misma, así como por su manejo macroeconómico prudente, que es apoyado por los partidos políticos a nivel nacional. Las calificaciones también reflejan el manejo conservador de la Secretaría de Hacienda, la existencia de un banco central que es formal y operativamente independiente, y las recientes medidas para mejorar la gestión del Servicio de Administración Tributaria (SAT). La calificadora apuntó que las bajas necesidades de financiamiento externo de México se comparan relativamente bien frente a sus pares, y muestran la ausencia de desequilibrios. Indicó que las necesidades de financiamiento externo bruto como porcentaje de los ingresos de la cuenta corriente y las reservas utilizables promediarán 93 por ciento en 2009-2011, frente a la mediana de 114 por ciento de la categoría de ‘BBB’. "La perspectiva estable refleja nuestra expectativa de que las cautelosas políticas macroeconómicas de México deben contener el aumento de la carga de la deuda en los siguientes años", agregó Schineller. El compromiso del gobierno para mantener la estabilidad macroeconómica, en combinación con los recientes cambios al sistema tributario, debería limitar el deterioro de los indicadores fiscales y externos de México y mantenerlos en niveles consistentes con la mediana de ‘BBB’. "Las calificaciones podrían verse presionadas a la baja si la dinámica fiscal se deteriora, como por ejemplo, si las medidas fiscales recientemente aprobadas no logran generar los ingresos suficientes para compensar la baja de los ingresos petroleros", observó Schineller. "Las calificaciones podrían beneficiarse de perspectivas de crecimiento del PIB más fuertes de lo esperado en México, que faciliten una mejor dinámica fiscal, o de otras medidas que mejoren su flexibilidad fiscal", abundó.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
179
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.