Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Daniel Higa escriba una noticia?

El cambio político que México necesita

04/06/2011 03:36 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ingeniería Básica para el Cambio de Régimen Político es el título del libro que propone un modelo nuevo para un cambio en la política mexicana

Recientemente llegó a mis manos un libro que plantea desde una perspectiva muy novedosa e inteligente una verdadera reforma política para México. Lejos de ser un texto que intenta resolver los eternos problemas que presenta el actual régimen político, el autor propone un nuevo sistema de gobierno con alternancia de poderes y promueve la participación ciudadana activa y eficaz para obligar a los dirigentes a asumir la responsabilidad de sus actos y omisiones.

Ingeniería Básica para el Cambio de Régimen Político es el título de este libro editado por Amigos de las Letras Impresas A.C. y su autor es Sergio Vázquez Licona. Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, este escritor hace un análisis preciso de la ineficacia del sistema político actual y de cómo ha mutado de acuerdo a las diferentes etapas por las que ha transitado hasta llegar a esta lucha de poder que mantienen desde hace más de 10 años el Poder Ejecutivo y Poder Legislativo, sometiendo al país a una de las peores crisis institucionales de su historia.

Pero más allá de ser un libro de análisis y crítica, Sergio Vázquez Licona se dio a la tarea de crear y proponer todo un sistema capaz de solventar las exigencias actuales y dar ese paso tan deseado y quimérico que México siempre ha deseado hacia la verdadera democracia política e institucional. Y mejor aún, deja de lado las imitaciones de modelos extranjeros para hacer "un traje a la medida según las necesidades que tiene el país", dice el autor.

Como propuesta central, esta Ingeniería Básica para el Cambio de Régimen Político propone instaurar un régimen presidencial-parlamentario que sería alternante según las preferencias del electorado. De entrada, esto puede parecer simplista o inviable, pero su tesis conlleva toda una serie de cambios constitucionales que nos daría la oportunidad de encontrarle un verdadero sentido a las elecciones y a nuestro voto, más allá de ejercer este derecho de manera intranscendente como sucede actualmente.

Teóricamente este modelo funcionaría así. Cada cuatro años habría elecciones presidenciales y del congreso. En estas elecciones se elige al Presidente de la República, el Vicepresidente -figura nueva pero muy importante según este planteamiento- y los representantes populares congregados en una sola Cámara y no en dos como sucede actualmente. Una vez emitido los votos, la planilla que obtenga la mayoría absoluta en el congreso asume el poder.

Así, el Presidente y el Vicepresidente gobiernan por dos años hasta que se convoca a las elecciones intermedias, en donde se vuelve a reelegir a los miembros del Congreso y si el partido del presidente no alcanza la mayoría absoluta, entonces se pasa al sistema parlamentario en donde el que gobernaría el país sería el Congreso, con una comisión ejecutiva encabezada por el líder de la primera minoría.

Esto implicaría un avance fundamental para obligar a los políticos a preocuparse por su futuro inmediato

En el sistema parlamentario, el Presidente sigue en su puesto pero con funciones de jefe de estado, que tienen que ver con eventos protocolarios y de representación del país en el extranjero, algo así como lo que hizo Vicente Fox durante su sexenio -en donde en realidad los que gobernaron fueron otros mientras él se la pasó "haciendo campaña" y "encargó el changarro" con Martita o Ramón Muñoz-, pero en el caso del modelo planteado, sin poder tomar decisiones con respecto a la forma de gobernar.

Esto implicaría un avance fundamental para obligar a los políticos encaramados en los puestos de elección popular a por lo menos, preocuparse por su futuro inmediato, ya que estaría verdaderamente en juego su chamba y no como sucede ahora que, pase lo que pase, el presidente está seis años y se va sin importar como deja al país y los diputados y senadores hacen los que les da su gana en beneficio exclusivo de algunos pocos.

Pero además, si tomamos como ejemplo el hecho de que algunos funcionarios ya están en precampaña para las elecciones del 2012, con este modelo plateado por Vázquez Licona, no tendríamos que agunatar seis años a un presidente que -suponiendo que ganara Cordero- cree que en México no hay pobres y que seis mil pesos al mes alcanza para carro, casa, escuela de paga y hasta sobra para irse de vacaciones al extranjero. O en su caso, tal vez se habría podido evitar esta "lucha-guerra contra el crimen organizado" y todos sus muertos.

También plantea la reelección, el tema de las alianzas políticas y algunos otros puntos como el hecho de que el Vicepresidente sería el sostén político y de gobierno del Presidente en turno, sobre todo si éste es una figura mediática y popular pero que no sabe gobernar, como comúnmente sucede. Además, con esto se eliminarían en cierta medida figuras tan siniestras como José Córdova Montoya que -en los tiempos de Salinas de Gortari- era el verdadero poder detrás del poder. Todo esto con el beneficio adicional de contar con la posibilidad de "castigarlo" a la hora de ir a votar si no hace bien su chamba.

Pero a pesar de lo interesante que resulta este modelo, hay algunos aspectos que -según la triste realidad de México- lo vuelven inviable en este momento. Entre otros, que la clase política no tiene la más mínima intención de cambiar absolutamente nada que vaya en contra de ellos mismos -a pesar de sus "intentos infructuosos" de aprobar "nuevas" reformas políticas-. Otro punto, es que esta propuesta implica de manera intrínseca una verdadera cultura política de los ciudadanos para poder ejercer sus derechos y obligar -a través de las urnas- a los políticos a responder por sus actos, cosa que tampoco sucede y se ve muy lejano el momento en que esto se de.

Aunque para muchos esta propuesta no les parecerá adecuada, ya hay una oferta de modelo diferente y completamente novedosa que abre una rendija a través de la cual se puede empezar a vislumbrar un verdadero cambio. Tal vez esté inacabada para algunos, pero ya está la base para hacer aportaciones y empezar a plantearse cosas diferentes al hecho de tener que soportar un "estado fallido" y una democracia a medias sin poder hacer nada como sociedad.

Http://www.suite101.net/profile.cfm/danielhiga

http://danielhiga.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Daniel Higa (208 noticias)
Visitas:
2051
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Personaje

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

ricardo (04/06/2011)

SEAN BIENVENIDAS TODAS LAS IDEAS POLITICAS, CON EL UNICO FIN DE ACABAR CON ESTA TIRANIA DE PARTIDOS POLITICOS, HABRA QUE ANALIZAR,
PERO ES MEJOR QUE NO HACER NADA Y SEGUIR CON EL JUEGO DE ESTOS POLITICOS CORROMPIDOS HASTA LOS HUESOS.