Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se caracteriza Radaid por interpretan música sui generis

01/06/2011 06:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Radaid significa en lengua árabe egipcia “Hijo o protegido del Sol”, y a su vez representa un estado de conciencia acrecentada, lograda a base de una larga y constante lucha interna. Este símbolo retrata completamente la visión del proyecto, cuya, premisa está enfocada en la música como un guerrero, en busca de su crecimiento interior. Bajo esta premisa inicia el recorrido musical de Saúl Ledesma, Emmanuel Macías, Víctor Aguilar, Mary Camarena, Yolihuani Curiel, Darko Palacios, Fernando Arias y Sofía Orozco. Ocho amigos originarios de Guadalajara que coinciden con un peculiar gusto musical, cada uno en su ramo específico, pero al fin las notas musicales armonizan sus gustos para concretar el grupo Radaid en 1998. En entrevista, Víctor Aguilar, encargado de las Relaciones Públicas del grupo, dijo que la idea surge de Saúl Ledesma, mejor conocido como “El Muerto”, y Emmanuel Macías, quienes comenzaron a investigar sobre una escala Celta porque normalmente hacían arreglos para varios artistas locales. En uno de los arreglos se interesan por una escala, les gustó y de ahí nació el primer tema de Radaid, titulado “La danza de las valkyrias”. Con el tiempo y tras la investigación y experimentación de ambos acerca de los sonidos de las distintas culturas, Radaid se convirtió en un proyecto que demandaba una mayor influencia instrumental y de composición. En 2003 se consolidó como un octeto de músicos, con la presentación de su segundo disco cuando, como invitados, los dos actuales percusionistas y el segundo guitarrista se integraron. La tarea de la banda en cuanto a composición se inclina a la espiritualidad de la música ritual y tradicional. El primer álbum de Radaid lleva título homónimo, terminado en 2003, y en el cual la alineación del grupo se limitaba a Mary Carmen Camarena, Emmanuel Macías, Saúl Ledesma, Victor Aguilar y Darko Palacios. En 2006 se publica su segundo álbum, “Luz escondida”, con la alineación que presentan al día de hoy. “Nosotros éramos muy amigos de Jorge Reyes y lo invitamos a grabar con nosotros el segundo disco, cuando muere, este segundo disco se lo dedicamos en homenaje al gran músico que fue y a la amistad que nos unió”, expresó Aguilar. Después de giras nacionales e internacionales para promover sus dos primeros álbumes, la banda se ha impregnado de nuevas influencias sonoras, que han sido plasmadas en su trabajo más reciente, “L’intent”. Ésta es una producción en la que Radaid experimentó con nuevos estilos, envolviéndose en un género más alternativo. Las piezas de estilo instrumental y casi sinfónicas fueron cambiadas por el formato de canción, con solos de guitarras distorsionadas e integración de un estilo más occidental de lo que antes había sido Radaid. La agrupación ha participado en importantes festivales internacionales dentro y fuera de la República Mexicana, que le han dado presencia en México, Estados Unidos, España, Francia y Portugal. Los estilos de Radaid van desde el bel canto, el nacionalismo mexicano, el minimalismo, indie rock, música electrónica y música etérea, que le dan al proyecto un carácter occidental que complementa la sonoridad del mismo. Entre las más destacadas influencias de Radaid se encuentran Dead Can Dance, CocoRosie, Sigur Rós, The Album Leaf, Bjork, Pink Floyd, Natacha Atlas, Adjagas, Stoa, Portishead, Talvin Singh, Ravi Shankar y la música tradicional de India, Arabia, China, África, América y Europa. Cuenta Víctor Aguilar que los 12 años de trayectoria no han sido del todo fácile, pues como a cualquiera al principio les significó tocar puertas en varios lados. En su estado sólo tocaban en lugares muy pequeños, a la gente le gustaba, ellos sólo hacían música por placer, porque les gustaba juntarse y tocar. Cada uno tenía sus proyectos de manera independiente, pero al juntarse le dieron a Radaid un crecimiento general. A partir de una tocada que tenían programada en el Distrito Federal las cosas cambiaron, pues de ahí se comenzó a tener el acercamiento, primero con la Casa de Cultura de Coyoacán y posteriormente con el Centro Cultural Tlalpan, que cada año organiza el Festival Ollin Kan y en el que Radaid participa desde entonces. Las puertas se fueron abriendo, primero en casas de cultura y posteriormente con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Dirección General de Vinculación Cultural, se dio la relación para su participación en diversos festivales y ferias. Actualmente viajan constantemente al Distrito Federal para dar conciertos en el Auditorio Nacional, y recientemente participaron en las celebraciones por el 50 aniversario de la Fundación de la Universidad Autónoma de Hidalgo. Sus interpretaciones y su fusión musical, entre instrumentos de distintas partes del mundo y sonidos alternativos, les han valido para despertar el interés de propios y extraños y les han abierto las puertas para internarse en el difícil ámbito de la música alternativa.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
207
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.